Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un Mundial de lujo

Paquetes que cuestan entre 8000 y 15.000 dólares permiten acompañar los partidos en Sudáfrica con planes que incluyen lodges en medio de la selva, hoteles cinco estrellas, travesías exóticas y viajes en trenes suntuosos

SEGUIR
LA NACION
Domingo 30 de mayo de 2010
0

Hay algo más excitante que viajar a un Mundial de fútbol jugado por primera vez en suelo africano. Ver un partido de la selección argentina desde la mejor ubicación, alojarse en un hotel de lujo, comer en un lodge en medio del desierto, rodeado de animales salvajes y atendido como un rey, y atravesar el país a bordo de un hotel cinco estrellas sobre rieles son algunas de las opciones que se abren en Sudáfrica 2010 para aquellos que están dispuestos a gastar.

Quienes puedan disponer de 15.000 dólares para 15 días no serán parte de los tocados por la varita mágica para jugar la final el 11 de julio en Johannesburgo, pero igual serán privilegiados por poder vivir un Mundial diferente. "En un viaje premium no pueden faltar, como complemento del fútbol, los distintos lodges de lujo y los incomparables safaris, ya sea en la zona de Sabi Sands, Madikwee o Eastern Cape", opina Tomás Novick, de la agencia de viajes Trip Now.

Un lodge , montado en medio del paisaje selvático, cuenta con spa , servicio especial de mesa atendido por cuatro personas, cubiertos de plata acuñados en el estilo inglés y copas de cristal. Ostras con champaña puede ser un buen menú.

El paquete, además de las entradas para ver a la selección argentina, incluye el viaje en business y el alojamiento en hoteles cinco estrellas, pero hay una versión más económica, a US$ 8000, que contempla hospedajes de menor categoría. No debe descartarse una visita a Ciudad del Cabo, donde es posible disfrutar del famoso Waterfront, la Ruta del Vino y las playas de Clifton, Llanduno, Seapoint y Camps Bay. Sun City, una suerte de Las Vegas sudafricano, es otro sitio soñado, a 150 km de Johannesburgo, con sus casinos, canchas de golf y el hotel The Palace, que, junto con el Saxon y el Michelangelo, integra el podio de la hotelería en el país.

Una excelente forma de coronar la experiencia, en medio del éxtasis provocado por gambetas, amagos y goles, es subirse al Rovos Rail, un convoy que recorre varias rutas sudafricanas uniendo la magia y el misterio del continente con el lujo de sus carruajes de los años 20.

Las suites con aire acondicionado tienen camas individuales o matrimoniales y en el baño se combinan accesorios originales con la más moderna tecnología. Más elegante aún es la suite real, que ocupa la mitad de un coche. Una alternativa, también de excelencia, es el Blue Train.

Sergio Durante, de la agencia de viajes Biblos, ofrece un paquete en el que sólo el vuelo en business cuesta US$ 6300 y luego se llega a un costo total de 10.000, al agregar los tickets para los partidos y el alojamiento. "Las entradas son en categoría uno, que es la mejor vista en la parte alta de los laterales, o clase dos, que es en las esquinas. Los hoteles son cinco estrellas", especifica Durante.

Si además de ver en la cancha a "los leones africanos", como se apoda a la selección camerunesa, se quiere divisar a los " big five " (rinoceronte, león, jirafa, elefante y leopardo), se puede visitar el Parque Nacional Kruger a cambio de US$ 700.

Pero también es posible vivir gratis esta aventura, si se trabaja en una de las firmas patrocinantes del Mundial. "Estas empresas premian a sus mejores vendedores con tours VIP y los invitan a ver los partidos en Sudáfrica, con guías especializados para cada país que compite", cuenta Verónica Ferreyra, directora de la consultora Interlatina.org. "Algunos pueden llegar a tener acceso al lugar donde practica la Argentina", acota.

La culminación del torneo no tiene por qué poner fin al viaje. Por un mínimo de US$ 1500 se puede unir Tanzania con Zimbabwe en vehículos todo terreno, atravesando cinco países en el trayecto.

Con la colaboración de Emilia Subiza

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas