Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cuánto cuesta construir

Suplemento Countries

Los precios se ajustan a la realidad económica y edificar hoy implica abonar un 15 por ciento más que el año último. El mercado, mientras, se acomoda y muestra una mejoría. La búsqueda de casas se orienta a modelos más simples y funcionales, en barrios con seguridad y de fácil acceso

 
 

Para quienes buscan cumplir el sueño de edificar su casa en medio del verde existe una gran variedad de propuestas constructivas. Están los que optan por las líneas modernas o mexicanas (más frescas e informales) y los que prefieren un estilo clásico (sobrio y delicado), por ejemplo el estilo italiano, portugués y hasta francés. Pero más allá de la elección, cada proyecto resume importantes decisiones familiares que en todos los casos contemplan un importante aspecto económico.

En lo que va del año, a pesar del aumento que se registró en el mercado residencial, la gente continúa optando por la construcción de viviendas tanto en barrios cerrados como en countries, clubes de campo y chacras.

Los analistas coinciden en que el público no sólo busca la calidad de vida, sino también que sigue priorizando la inversión en ladrillos como una de las opciones más convenientes para quienes buscan un resguardo de capital.

Los desarrolladores también coinciden en que en la actualidad para construir una casa bajo el sistema llave en mano los valores del m2 oscilan entre los 750 y 850 dólares, aunque estos precios dependen no sólo del estudio que los realiza, sino también de los niveles de terminación. Estas cifras son, aproximadamente, un 5% más elevadas las que se registraron en los últimos meses y un 14% superiores a las del año último en cuanto a materiales, mano de obra y terminaciones.

Y se estima que estos porcentajes aumentarán de aquí a fin de año (entre un 5 y un 7%) debido a la suba en los materiales, que volverán a sufrir un reajuste, al igual que el costo de la mano de obra. "Siempre va a convenir la construcción si sabemos que una casa de 150 m2 desarrollada sobre un terreno de 800 m2 vale lo mismo que un departamento de 80 m2 en la ciudad de Buenos Aires", afirma Paula Peñal, gerente de marketing del Grupo Giu.

Haydée Burgueño aporta un dato que no es menor: "El precio del metro cuadrado de construcción no tiene nada que ver con el lugar donde se edifica. En todos lados puede costar igual, lo que difiere es el tipo de detalles, la calidad de los materiales que se utilizan y el precio de la tierra."

Terrenos, los más buscados

En la actualidad, lo que más demanda la gente son terrenos; luego el propietario se encargará de edificar según sus gustos y necesidades.

Para Peñal, hay dos tipos de compradores bien definidos: el inversor que compra el lote y espera su revalorización, y la familia que adquiere el terreno para construir, lo que por lo general hace rápidamente.

El Grupo Giu hace poco más de medio año lanzó en el barrio Don Joaquín un plan para aquellos que estaban interesados en adquirir un lote y construir su propiedad. "Esta oferta comercial, que la presentamos hace siete meses, funcionó muy bien, y gracias a él tenemos terminadas 10 propiedades y 15 en distintas etapas de construcción", explica Peñal.

Don Joaquín es un barrio privado ubicado en Canning, donde las expensas se calculan entre los 350 pesos incluyendo mantenimiento del clubhouse, cancha de fútbol, servicios y seguridad, entre otros.

Laguna del Sauce es un club de campo de San Vicente en el que por el momento no se pagan expensas pero su valor alcanza los 350 pesos; sin embargo, la gente no duda de construir en estos sitios ya que se mide su costo-beneficio.

Los analistas consultados coinciden en que a la hora de comprar la gente está priorizando no sólo la seguridad sino a la tranquilidad, los buenos y rápidos accesos y espacios verdes para los más pequeños. Las áreas deportivas también son muy demandadas por el público joven. Según los brokers éstas son sólo algunas de las razones que siguen impulsando el crecimiento de las urbanizaciones privadas, a pesar del aumento de la cotización que se advirtió en los últimos meses en este mercado.

Elección

Según los arquitectos, el secreto de construir la vivienda ideal está en saber escuchar a los clientes, adaptarse a sus gustos, interpretar su estilo de vida y entender sus necesidades.

La arquitecta Patricia Rey detalla que más allá del estilo de casas que se elijan, en estos lugares se buscan espacios abiertos con ambientes conectados con el verde a través de grandes ventanales y amplias galerías donde disfrutar del aire libre. "En cuanto a los estilos, dependiendo del barrio -que, obviamente, marca el modelo por seguir-, la gente está optando por los racionalistas, despojados de detalles, con líneas simples y ambientes amplios. Son casas funcionales, fáciles de limpiar, de adaptarse rápidamente para reuniones familiares", agrega Rey.

Las propiedades de campo, sobre todo en chacras, también están en alza y ahí se busca recrear espacios de las viejas estancias: techos altos, ambientes integrados y amplias galerías. "Antes, primaba el estilo country, con grandes detalles de molduras; techos de gran despliegue en tejas, que además requieren gran inversión en zinguería; ambientes compartimentados, y ladrillo vista, entre otros", afirma Rey.

Mauricio Verellen, de Verellen Hermanos, cuenta que el público que se acerca a su estudio es de dos tipos: "Uno más joven, que busca una vivienda permanente, por lo general en un country, y, por otro lado, un público más mayor, que apunta más a casas de fin de semana con posibilidad en un futuro de adoptarlas como vivienda permanente. Estos últimos se inclinan más por elegir parcelas en emprendimientos de chacras".

Como solución a esta demanda, Verellen Hermanos comenzó a trabajar en una línea de casas en construcción de mampostería, pero con estilos más modernos y adaptables a countries, continuando con la construcción de sus típicas casas estilo campo, más solicitadas cuando de chacras o estancias se trata, asegura Pablo Verellen, encargado del diseño y dirección de obra.

Peñal, por su parte, afirma que lo que en el momento de construir su casa, ya sea en un barrio privado o club de campo, todos buscan el mejor aprovechamiento de los lugares, que le permita no sólo disfrutar de los espacios verdes, sino también plasmar un cambio de vida.

Las tipologías de construcción que maneja el Grupo Giu son de techos planos, ya que hoy son un clásico y se busca que la casa se adapte a toda la familia. "Lo primordial es la funcionalidad de las casas", aclara Peñal.

Los proyectos que hoy se realizan en los barrios siguen un estilo que en general acompaña los diseños del emprendedor. "Hay zonas donde se sigue una línea campestre y otras, más urbanas, donde se construyen casas modernas de estilo racionalista", comenta.

Tanto en las casas de construcción más moderna como en las de estilo campo Verellen Hermanos prioriza las galerías, que son un ambiente más y, como mínimo, deben tener de 250 a 350 metros de ancho para poder disfrutar de un atardecer o una buena cena al aire libre.

Además, diferencian muy bien entre una casa de country y una de campo, ya que los sistemas de calefacción que utilizan en las primeras son de piso radiante o radiadores con caldera, mientras que en las de campo se usan más los sistemas de chimenea-hogar o salamandras convectoras de calor, reforzando los dormitorios con calefactores de tiro balanceado.

Haydée Burgueño cuenta que en los barrios cerrados construyen los consumidores finales y que hay cada vez menos inversores que se inclinan por unidades más chicas. Si bien los jóvenes suelen comprar primero la tierra, esto queda estrechamente relacionado con el nivel de ahorro del comprador. "Se venden mejor las casas terminadas, porque evitan desagradables sorpresas", concluye Burgueño.

3 claves

Valores: el precio del metro cuadrado construido bajo el sistema llave en mano oscila entre 750 y 850 dólares.

Aumento: los costos de los materiales, mano de obra y terminaciones subieron aproximadamente un 14 por ciento respecto de 2009.

Estandarizado: construir una propiedad de 150 m2 sobre un terreno de 800 m2 tiene el mismo valor que comprar un departamento de 80 m2 en la ciudad de Buenos Aires.

Trabajo personalizado

Matías Verellen, encargado de interiorismo de Verellen Hermanos, afirma que en su experiencia, por lo general, los nuevos propietarios primero compran el lote o campo y luego piensan en el diseño. Luego de la compra, tienen un encuentro previo con los profesionales de la firma en el lugar, y es ahí donde se planifica e implantan las futuras construcciones, ya sean casas, piletas, boxes, galpones.

"La planificación y el posicionamiento hoy se hacen teniendo en cuenta factores que son muy importantes, como los vientos prediminantes y la orientación respecto de los puntos cardinales; luego se trabaja en nuestro estudio junto con el comprador para ir delineando su anteproyecto, que será personalizado y único", sostiene Mauricio Verellen. .

Karina Salazar
TEMAS DE HOYSubsidios a colectivosLa designación de César MilaniNarcotráficoLa muerte de García Márquez