Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Por la obras en el Correo Central

Puerto Madero, con una terminal para 8 líneas de colectivos

Información general

En pocos días más mudarán la improvisada terminal de ocho líneas de colectivos que hoy funciona en la plazoleta del Tango, frente al Luna Park, a un predio situado en la esquina de la avenida Madero y Cecilia Grierson, donde empieza el barrio Puerto Madero, una zona con congestionamientos de tránsito casi constantes.

Esta disposición, que lleva adelante el gobierno nacional con la aprobación del de la ciudad, responde a la remodelación que se está haciendo en el edificio del Correo Central (a cargo del Ministerio de Planificación de la Nación) y en el área circundante. La finalización de esas obras estaba prevista para los festejos del Bicentenario, pero demandarían otros dos años.

Por esa razón, en los próximos días las líneas de colectivo 105, 74, 159, 146, 109, 180, 140 y 99 tendrán como parada la estación de Madero y Grierson (continuación de la avenida Córdoba), donde se construyó una plataforma para pasajeros que está protegida con un techo y que también contará con baños para los choferes, bancos y luminarias. El predio también está cercado, lo que evitará que los pasajeros se crucen entre los colectivos; sólo podrán ingresar por el andén habilitado.

Según indicaron fuentes de la Secretaría de Transporte de la Nación, el traslado sería de manera transitoria, pero los funcionarios tampoco supieron precisar si, una vez finalizadas las obras en el Correo Central, los ómnibus regresarán a la Plazoleta del Tango.

LA NACION quiso dialogar con autoridades de los gobiernos nacional y de la ciudad, pero ningún funcionario quiso referirse de manera "oficial" al tema.



Un funcionario de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), a cargo de la operatividad de esta nueva terminal, dijo que las obras están casi terminadas. Especificó que los colectivos arribarán desde el Sur por la avenida Eduardo Madero, tomarán una pequeña diagonal -que hoy sirve para girar hacia Córdoba- hasta Grierson, e ingresarán por allí para ocupar las paradas establecidas. Sólo permanecerán en el lugar unos pocos minutos, para luego salir por otro portón situado también sobre Grierson.

Esta disposición podría ocasionar importantes congestionamientos en el tránsito, pues la zona ya está saturada de vehículos -es paso obligado de los camiones que van y vienen del puerto- y por allí deberán pasar numerosos colectivos y pasajeros.

 
 

Silencio sugestivo

Tampoco los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño quisieron hablar de la nueva terminal. Ante la inquietud de conocer detalles, voceros de esa área indicaron que se trata de un tema que le correspondía a la CNRT. En definitiva, idas y venidas que signan la falta de entendimiento que hoy impera entre ambos gobiernos.

Según pudo saber LA NACION, la ciudad se ocupó de la construcción de las rampas de acceso y de la colocación de algunas luminarias, mientras que toda la obra estuvo a cargo del gobierno nacional. Anoche no se había informado sobre el presupuesto que se destinó para la obra.

Fuentes del sector empresarial de las líneas de colectivos afectadas a este cambio indicaron a LA NACION que la intención es trasladar la operatoria de espera de los ómnibus que finalizan su recorrido en la Plazoleta del Tango, y luego retoman el circuito. Las compañías aceptaron en buenos términos mudarse a su nueva morada, según se indicó.

La próxima terminal está en una zona de grandes edificios de oficinas (conocida como Catalinas) y limita con Puerto Madero, en el sector de la llegada de los barcos de Buquebus. Consultadas las autoridades de la Corporación Antiguo Puerto Madero sobre si estaban o no de acuerdo con la instalación de paradas de colectivos en ese sector, tampoco quisieron opinar sobre el tema. Acaso la gran incógnita sobre qué consecuencias traerá esta mudanza de colectivos a la zona haya determinado el sugestivo silencio.

Por la Plazoleta del Tango pasan hoy miles de pasajeros por día, ya que también hacen transbordo en la estación cabecera Leandro N. Alem, de la línea B del subterráneo.

Cambios. Mudarán la cabecera de ocho líneas de colectivos que hoy funcionan en la Plazoleta del Tango, frente al Luna Park, a un predio situado en la esquina de las avenidas Madero y Grierson (Córdoba).

Cuáles son. Se trasladarán las líneas de colectivos 105, 74, 159, 146, 109, 180, 140 y 99. .

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalEl brote de ébolaEstado Islámico