Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras el éxito del LCD, preparan el boom de heladeras y lavarropas

Las cadenas y los bancos apuestan a extender el financiamiento en más de 24 cuotas a otros rubros

SEGUIR
LA NACION
Lunes 14 de junio de 2010
0

Hay vida más allá del Mundial y de las cuotas de LCD. Por lo menos, eso es lo que piensan en las casas de electrodomésticos y los grandes bancos, que apuestan a mantener el boom del consumo de bienes durables a fuerza de promociones dirigidas a los rubros de línea blanca, aire acondicionado y notebooks.

Los planes de 50 cuotas sin interés tienen fecha de vencimiento. Originalmente, todos los acuerdos que cerraron los bancos con las cadenas de electrodomésticos iban a finalizar el 30 de junio; sin embargo, en el sector reconocen que los convenios se extenderán hasta el fin del Mundial (el domingo 11 de julio se jugará la final), a menos que ocurra una catástrofe deportiva y la Argentina quede eliminada en primera rueda.

"Las promociones con financiamiento a largo plazo se van a mantener y, posiblemente, lo que haremos será diversificar la oferta apostando a fechas más puntuales, como el Día del Niño o de la Madre, y a rubros más estacionales. Por ejemplo, en materia de aire acondicionado creemos que hay mucho potencial de crecimiento y seguramente será uno de los productos en los que pongamos el foco en la segunda mitad del año", explicó Gonzalo Beigbeder, gerente de Nuevos Negocios y Consumo del BBVA Banco Francés.

En el Banco Hipotecario -otra de las entidades que se mostró más activa en los últimos meses en el financiamiento del consumo con acuerdos con Walmart y con Frávega- también reconocen que las cuotas llegaron para quedarse, porque son vistas por el cliente como un derecho adquirido. "Las compras financiadas se van a mantener, todavía no se puede saber si en 50 cuotas, pero lo que está claro es que de 24 cuotas no se va a poder bajar. Para el cliente ya son un derecho adquirido, y para los bancos, una forma de fidelizar cartera", señaló Leonardo Pérez Portieri, gerente de Consumo del BH.

Los bancos destacan, además, que las 50 cuotas cumplieron un papel importante para ampliar el espectro de potenciales clientes. "En el caso de los LCD, sirvieron para facilitar el acceso a muchos clientes y creemos que el modelo de financiamiento a largo plazo se puede replicar en otras categorías", explicaron en el Banco Galicia.

Desde las casas de electrodomésticos explican que el crecimiento que tuvo la venta de LCD -gracias a las 50 cuotas la demanda, en el primer semestre de 2010, se multiplicó por cinco respecto del año pasado- se tradujo en un retraso en demanda de otros rubros, ya que muchos clientes postergaron el cambio de la heladera o el lavarropas para adquirir un nuevo televisor. "Hay categorías que vienen un poco atrasadas y que creemos que van a recuperar el terreno perdido en la segunda mitad del año, como los lavarropas y el resto de la línea blanca", explica Pablo Cetrolo, director de la cadena Cetrogar.

En el caso puntual de los LCD, en el sector esperan que en la segunda mitad del año la demanda se mantenga claramente por encima de los niveles de 2009, aunque con un crecimiento a un ritmo menos vertiginoso que el mostrado en el primer semestre. "Cuando se terminen las 50 cuotas, puede haber una desaceleración en las ventas de LCD, pero que será mucho menor que la de otros mundiales de fútbol por el recambio tecnológico", explican en Megatone.

Ganadores y perdedores

En Frávega también se muestran confiados en la evolución del negocio y aseguran que el boom del consumo de electrodomésticos que se registró en la primera mitad del año no está ligado exclusivamente al Mundial. "Si bien los LCD son los que lideran las ventas, hay varias categorías que están funcionando muy bien, como informática y lavado, lo que nos hace pensar que después del Mundial la caída en la demanda no va a ser muy pronunciada", señaló Guillermo Olsen, gerente de Frávega.

Por rubros, en las cadenas destacan que las mejores performances para lo que resta de 2010 se esperan en lavarropas, heladeras, aire acondicionado, notebooks y netbooks (en estos últimos dos casos, cuentan con la ventaja de que ofrecen financiamiento muy extendido y hasta 50 cuotas).

En cambio, las categorías que no se pudieron subir a la última ola del consumo y en las expectativas siguen bajas son los celulares -que habían sido la gran estrella en 2008 y parte de 2009-, los reproductores de MP3 -en muchos casos, quedaron en desuso frente a los nuevos teléfonos- y los home theatres (los consumidores hoy priorizan calidad de imagen de los LCD por sobre el sonido).

¿POR QUE DAN CUOTAS?

Costos compartidos: cuando un cliente compra un LCD en 50 cuotas, el banco emisor de la tarjeta le abona a la cadena minorista el valor íntegro del producto en un plazo de 72 horas. Como contrapartida de asumir este costo financiero, la cadena le otorga al banco con el que tiene el acuerdo un descuento que oscila entre 12 y 15%.

Margen reducido: para la cadena minorista la operación implica sacrificar aproximadamente un tercio de su margen bruto de ganancias. Sin embargo, gana en volumen de ventas.

A dos bandas: para el banco, en cambio, el negocio pasa por asegurarse de que la persona que compró un televisor en 50 cuotas seguirá siendo cliente suyo durante los próximos cuatro años y, a la vez, obtener algún tipo de beneficio extra con la refinanciación de los pagos mensuales.

Clientes no racionales: los bancos reconocen que, tentados con las promociones, muchos clientes gastan más de lo que su capacidad de compra les permite, con lo cual terminan refinanciando el resumen mensual.

Lo que viene: en el sector apuestan a que los rubros que liderarán ventas serán lavarropas, heladeras, acondicionadores de aire y notebooks.

Sin reactivación: entre las categorías que no se pudieron subir a la última ola del consumo están los teléfonos celulares, los reproductores de MP3 y los home theatres.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas