Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La ayuda que llegó con las redes sociales

En sólo seis minutos la Red Solidaria consiguió un colchón para un chico de 9 años trasplantado

Jueves 01 de julio de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

Una respuesta inmediata. Así podría definirse la devolución que un pedido solidario tuvo gracias a las redes sociales Twitter y Facebook.

Así, ayer se logró todo un récord: en seis minutos la Red Solidaria y su titular, Juan Carr, recibieron la donación que Kevin Moraiden, un chico de 9 años trasplantado del hígado, necesitaba: un colchón para poder pasar su posoperatorio.

"Es maravilloso. Ayer llamé a una amiga que me dijo que hablara con la Red Solidaria porque necesitaba un colchón para que mi hijo pudiera pasar más cómodas las noches, y la verdad es que no me esperaba una respuesta tan rápida", contó Karina Moraiden, madre de Kevin.

Ayer por la mañana, Carr, desde su usuario @HambreCero, divulgó por Twitter el pedido para el chico, que fue trasplantado hace dos meses y medio por segunda vez en su vida. Cuando apenas pasaron seis minutos llegó el primer ofrecimiento. Carr también sumó la solicitud a Facebook. "El efecto que se genera con el uso de las redes es conmovedor. En media hora teníamos 20 ofrecimientos para Kevin", contó Carr.

Un diputado porteño fue el donante para Moraiden, que desde hoy podrá dormir cómodamente al igual que su madre.

"No lo puedo creer. Hace unos meses llamaba todos los días al Incucai para ver cuándo llegaba el órgano y ahora lo ves así, corriendo y jugando, y la verdad que es un milagro. Es un ejemplo de vida, es un luchador", contó la madre a LA NACION. Kevin fue trasplantado por primera vez al año y dos meses de vida. Hoy está en tercer grado y sólo sueña con conocer a Lionel Messi.

Ambos viven en una casa con algunas carencias. Las instalaciones eléctricas no funcionan del todo bien y los colchones que tenían están desvencijados por el tiempo. La madre de Kevin trabajó hasta el momento en que su hijo comenzó a empeorar. En agosto dejará de cobrar el subsidio por desempleo y, si todo sale bien, ése será el mes en el que el chico volverá a la escuela.

"Mi familia me ayuda, pero la verdad es que necesitamos algunas cosas. Yo trabajo diariamente para fomentar la donación de órganos. Incluso tengo una página en Facebook que denominé Fuerza Kevin", agregó Moraiden.

Terremoto

Cabe recordar que Twitter fue una herramienta fundamental después del terremoto que sacudió a Santiago de Chile en febrero pasado. No sólo circulaban fotografías y fue el tema más comentado, sino que incluso se reencontraron personas gracias a esta herramienta tecnológica.

"Esto nos abre una nueva ventana. Son sólo 140 caracteres y se unen las personas con la tecnología incorporando al prójimo que más necesita. Yo estaba en la Facultad de Veterinaria, desde donde trabajo, y transmitimos el mensaje. La verdad es que me emociona", agregó Carr.

Los equipos de la Red Solidaria recordaban ayer que hubo un antecedente en el uso de las redes sociales, además del momento en que se buscó ayuda para Chile. Uno de ellos fue durante la primera noche de frío en la ciudad de Buenos Aires, cuando los equipos salieron a la calle a la madrugada en busca de personas que estuvieran pasando la noche a la intemperie.

"Cientos de usuarios comenzaron a indicarnos esquinas y a señalarnos personas para ser asistidas en distintos puntos de la Capital. Sólo tuvimos que seguir los lugares que las personas nos indicaban", recordó Carr.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas