Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Objetivo para otra escuela

Gustavo Iaies Para LA NACION

Sábado 03 de julio de 2010
0

"Una licuadora no seca el pelo", dijo Germán Rama, ex presidente de la Administración Nacional para la Educación Pública de Uruguay. "La escuela secundaria fue creada para seleccionar, formar a las elites, darles una formación universitaria, y ahora queremos que integre socialmente y brinde una educación comprensiva. Le podemos cambiar el motor, modernizar los botones, pero una licuadora no seca el pelo."

El ADN de nuestra escuela secundaria no pasa por integrar, contener, personalizar procesos de aprendizaje, educar en un sentido integral. Alumnos con más de diez materias simultáneas; profesores de materias, no de cursos ni de alumnos; docentes con pocas horas, muchos grupos y centenares de alumnos que no logran conocer. Es un modelo de escuela que lo fracciona todo: tiempos, espacios, conocimiento, relaciones.

Es interesante la idea del Consejo Federal de intentar retener a los alumnos agudizando la creatividad, con la menor concesión posible en materia de calidad. Más de 300.000 chicos abandonan las escuelas secundarias todos los años, después de hacer el esfuerzo por aprobar. Tenemos que detener la hemorragia.

Hagamos el esfuerzo de pensar un modelo de escuela secundaria que pueda enseñar significativamente, promover experiencias educativas integrales. Mientras tanto, busquemos todos los "atajos" posibles, pero no olvidemos que "una licuadora no seca el pelo".

El autor es director del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas