Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un funcionario reconoció que siguen las gestiones "paralelas" con Venezuela

Política

Sigal admitió haber enviado el cable, aunque afirmó que con su publicación se intenta "tergiversar" la realidad y atacar al Gobierno; desde Planificación Federal defendieron a José María Olazagasti

El subsecretario de Integración Económica de la Cancillería, Eduardo Sigal, reconoció hoy haber enviado el cable por el cual admite la existencia de gestiones "paralelas" con Venezuela, aunque afirmó que con su publicación se intenta "tergiversar" la realidad y atacar al Gobierno.

Sigal advirtió, en declaraciones radiales que consignó DyN, que "el sentido de cable" interno de la diplomacia era "que las empresas argentinas que estén en condiciones de estar en el exterior, reciban la ayuda del Gobierno".

Hoy LA NACION informó que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y su círculo más cercano de colaboradores mantienen operativa su "embajada paralela" en Venezuela. Así surge de una alerta de altísimo nivel que se emitió hace menos de 10 días desde la propia Cancillería en un cable diplomático confidencial, cuya copia obtuvo LA NACION.

Lejos de haber concluido con la caída de Claudio Uberti en 2007, esas gestiones "paralelas" fueron denunciadas al flamante canciller, Héctor Timerman, según pudo saber LA NACION. El ministro fue notificado de los problemas que sufren empresas argentinas por la actuación irregular de otro colaborador de De Vido, su ex secretario privado, José María "el Vasco" Olazagasti.

La alerta diplomática se emitió el viernes 25 de junio. Informó que Olazagasti, ahora jefe de Ceremonial del Ministerio de Planificación, excluyó a por lo menos dos empresas argentinas, mientras que privilegió a otras firmas locales con las que su ministerio mantiene una mejor sintonía; entre ellas, la firma cordobesa Electroingeniería, de excelentes contactos en la Casa Rosada. El signatario de ese cable es el subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur, Eduardo Sigal. Consustanciado con las ideas políticas del kirchnerismo y uno de los funcionarios más importantes de la Cancillería desde hace años, Sigal reportó a sus superiores sobre la peculiar actuación del asistente de De Vido en Caracas. Lo hizo tras una denuncia de las firmas afectadas.

Para el funcionario, la información que publicó LA NACION es "buscarle la quinta pata al gato y complicar las cosas artificialmente" y manifestó que "´paralela´ no quiere decir ´clandestina´ ni de ´conspiración´ ni de desconocimiento de lo que realiza Cancillería".

"Era paralela a la realización de la comisión bilateral de alto nivel", admitió Sigal, en respuesta a la nota que publicó hoy LA NACION.

Sigal declaró a radio El Mundo que "en el artículo de LA NACION se nota que con diplomáticos afines a [el ex embajador en Venezuela, Eduardo] Sadous se han propuesto tergiversar la realidad tratando de enfrentar a la Cancillería con otros ministerios", en alusión a la cartera de Planificación Federal.

Además, remarcó que hay "cables confidenciales que no deberían estar ante la opinión pública, para perjudicar a la Argentina y a los trabajadores argentinos".

Sigal aseguró, además, que "sacar en conclusión que hay una cancillería paralela o diplomacia paralela es intentar hacer un hecho político de algo que no tiene nada que ver con la realidad".

Y resumió: "Hay mucha intencionalidad de querer denostar la gestión de Néstor y Cristina Kirchner".

En tanto, el canciller Héctor Timerman continuaba hoy en Caracas, en el marco de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de América latina y el Caribe, y podría concretar en esta jornada una reunión con el jefe de la diplomacia venezolana, Nicolás Maduro.

Olazagasti, el viajero. Por su parte, desde el ministerio de Planificación Federal aseguraron que José María Olazagasti "nunca realizó gestiones paralelas" a las de la embajada argentina en Venezuela o la Cancillería y rechazó los artículos publicados al respecto en los diarios Clarín y LA NACION que, según sostuvo la cartera, "constituyen una operación mediática".

El ministerio, a cargo de Julio de Vido, informó que los "artículos publicados hoy en los diarios Clarín y LA NACION, accionistas de Papel Prensa, constituyen una operación mediática conjunta contra un integrante de esta cartera, que tiene terminales en los mismos intereses que impulsaron a Sadous, y que no tienen otro objetivo que desprestigiar y cuestionar las relaciones económicas entre dos países soberanos".

Asimismo, la cartera de Planificación aclaró que "José María Olazagasti siempre viajó en representación de este ministerio, sin necesitar para ello mayor medalla que su voluntad de trabajar en pos de los intereses del país, ya que en este ministerio se mide a las personas por las tareas que realizan y no por ostentar determinados cargos, muchas veces cuestionados por ser onerosos para el Estado".

"De la misma manera, nunca realizó gestiones `paralelas` a las de la embajada o la Cancillería, cuyos miembros estuvieron al tanto e incluso participaron de las reuniones mencionadas en uno de los diarios", agregó.

En este contexto, "el referido viaje de Olazagasti a Venezuela el 6 de febrero fue para acompañar al ministro De Vido, quien a pedido del ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, y previo informe a la Cancillería, viajó a Venezuela para colaborar en la crisis energética que sufría ese país", precisó.

Y destacó que la misión "fue propia de las áreas específicas del ministerio. Luego de dicho encuentro se realizó una conferencia de prensa, que fue reflejada por los medios argentinos, incluyendo al diario LA NACION, mientras que por la noche la comitiva fue recibida por el presidente Chávez". .

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosDeclaraciones juradasArgentina en defaultLey de abastecimiento