Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tras el incendio, el gobierno uruguayo admite que se violan los derechos humanos en las cárceles

El Mundo

"Fue una desgracia", declaró el presidente Mujica sobre el siniestro en un penal de Rocha en el que murieron 12 reclusos; piden que se apruebe la Ley de Emergencia Carcelaria

MONTEVIDEO. El incendio en una cárcel en el departamento de Rocha, en Uruguay, que terminó con la muerte de doce reclusos y unos ocho heridos, replanteó el problema de hacinamiento de los presos de este país, que sufren condiciones de reclusión deplorables.

Las autoridades admitieron que se violan los derechos humanos de los reclusos y están abocadas a una reestructura de los penales, con participación de militares en los controles y con inversión privada en la construcción de celdas o hasta de complejos carcelarios.

"Fue una desgracia, fue horrible", dijo el presidente José Mujica este mediodía cuando fue consultado por la tragedia de la cárcel de Rocha.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que se había manejado la posibilidad de eliminar la cárcel de Rocha y trasladar a los casi 150 presos a otros penales del país, mientras que el viceministro Jorge Vázquez dijo que esa prisión "está destinada a desaparecer".

Además, Bonomi pidió que haya una rápida aprobación de la Ley de Emergencia Carcelaria mediante la cual se busca dar solución al problema de superpoblación.

El texto estaba a consideración del Senado para tratarse ayer, pero quedó postergado por otros asuntos. El gobierno de Mujica se propone usar locales militares y construir más cárceles para trasladar reclusos, para lo cual se considera utilizar el mecanismo de inversión privada.

Desborde. La cárcel en la que se produjo el incendio fue construida para 50 reclusos pero estaba desbordada con unos 120 presos y las condiciones se habían deteriorado mucho. Según la policía local, las separaciones entre presos se hacían con frazadas porque no había forma de dividir las celdas para respetar un mínimo de lugar habitable.

Aunque aún se desconocen los orígenes del fuego, se cree que se produjo por un cortocircuito con un elemento eléctrico usado para calefaccionar las celdas.

Las autoridades se trasladaron a Rocha para respaldar el operativo, buscar explicaciones y ayudar a calmar tensiones.

Los familiares de reclusos muertos o heridos expresaron dolor, impotencia, críticas por lo ocurrido, y en algunos casos esperanzas de recuperación de sus parientes, para que la cantidad de víctimas no aumente.

Las autoridades señalaron que los reclusos fallecieron como consecuencia de afecciones "respiratorias superiores" y "asfixia".

El jefe de Policía local dijo que por el frío intenso, los presos utilizan estufas precarias y otros dispositivos caseros para calentar las celdas. "La disponibilidad de los materiales combustibles que había en el lugar era importante. Añadió que los presos tienen varias fuentes de calor, como estufas y algunos mecanismos caseros precarios que también se usan para secar frazadas, y por lo tanto se corre el riesgo de que puedan arden en forma rápida. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts