Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ganado de categoría mundial

El Bonsmara llegó al país en 1995 y en los últimos años se convirtió en una alternativa para sumar un salto de calidad en rodeos de la región como puro o cruzante

Sábado 10 de julio de 2010
0

Sudáfrica ha dado que hablar mucho por el Mundial de Fútbol que concluye mañana. Y seguirá dando que hablar, sin duda, por esa cuestión y también por otras; por ejemplo, por el aporte que hace la genética de ese país a la ganadería argentina.

Esa genética es la que trae el Bonsmara, una raza bovina que está haciendo un aporte en el salto de calidad que está ocurriendo en la nueva ganadería argentina del norte argentino.

Así lo explicaron Alfredo Esteves y Sol Masgoret, presidente y gerente, respectivamente, de la Asociación Argentina de Criadores de Bonsmara (AACB), en diálogo con LA NACION.

"Desde la asociación, queremos promover el Bonsmara, no sólo como una raza pura de pedigree, sino como una raza cruzante que, además de aportar vigor híbrido, le suma mansedumbre, calidad de carne y un prepucio correcto que garantice un buen servicio del toro", dijo Masgoret.

Si bien la raza llegó al país en 1995, en los últimos años ha experimentado una gran expansión, sobre todo en el NOA, el NEA y la zona semiárida, por su adaptabilidad al clima riguroso.

El Bonsmara es el resultado de la cruza entre la raza Sanga Afrikaner ( Bos taurus ) con las británicas Shorthorn y Hereford. Nació en Sudáfrica en 1937, de la mano del zootecnista de ese país Jan Bonsma.

Masgoret acotó que se trata de un Bos taurus adaptado a condiciones extremas. "Esa es la gran diferencia con el resto de las razas Bos taurus , que, además de tener una excelente calidad de carne, producen bien en zonas de climas extremos", señaló.

Según Esteves, el objetivo de la entidad es promover la raza para sumarse al salto de calidad que está ocurriendo en toda la ganadería en el Norte.

¿Qué puede aportar el Bonsmara? "Cruzar con Bonsmara significa aumento de la productividad por vigor híbrido (heterosis máxima) y calidad de carne", dijo Esteves. Además de su gran capacidad de adaptación, la raza se caracteriza por su alta fertilidad, facilidad de parto y buena habilidad maternal, temprana madurez, excelente crecimiento a campo o a corral, y sorprendente mansedumbre y óptimo rendimiento al gancho. Su carne es muy buena para la comercialización ya que es de muy alta calidad, gran terneza y buen sabor, resumieron los entrevistados.

Según Esteves, la raza aporta, además, tres características ventajosas: mansedumbre, calidad de carne y prepucio correcto.

"El primer aspecto es muy importante, porque cuando uno trabaja en la manga con animales que no son mansos, generalmente se golpean y la calidad de carne disminuye. Además, se pierde mucho tiempo", acotó Masgoret.

Respecto de la calidad de carne, Esteves dijo que es equivalente a la del Angus o Hereford, pero producida en zonas marginales (menor calidad nutricional). "En cuanto a conversión alimenticia, se han detectado en las pruebas de performance que se realizan en Sudáfrica, toros de 15 meses con una conversión alimenticia de 4:1, y ganancias de más de 2 kg/día, lo cual es destacable", agregó Esteves, y acotó: "Si se usa Bonsmara en la zona templada, se comportaría igual que una raza británica. Pero lo bueno de ésta es que se puede llevar al Norte y su comportamiento no varía".

Según un trabajo realizado con el apoyo del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), en colaboración con el INTA Anguil, el INTA Castelar y el Laboratorio Agrociencia, con animales engordados tanto en forma intensiva como extensiva, el resultado fue que la calidad de la carne de los Bonsmara y sus cruzas es comparable con la de las razas británicas.

Experiencia local

En la Argentina, el establecimiento El Mangrullo, establecido en Santiago del Estero en 1978, realiza ciclo completo de Bonsmara. "Hoy se venden novillos para consumo de 340 a 350 kilos o, cuando hay posibilidades de exportar, se llevan a 450 kilos", agregó Esteves.

Para el productor se trata de una raza "plástica", en cuanto a su engorde. Por ejemplo, explicó que, para novillos de consumo, se hace el destete en junio, se los encierra con silo y grano ( feedlot ) pero se lo engorda a un ritmo moderado para no engrasarlo demasiado rápido y poder comercializarlo a partir de septiembre.

En cuanto al engorde para la exportación, señaló que luego de ese período los novillos pasan el verano a campo en pasturas megatérmicas. "Salen del corral con 320-350 kilos y van al campo después de las primeras lluvias; se terminan a partir de mayo. Dependiendo de las lluvias de verano y del pasto producido, si no fue suficiente pueden requerir terminación a corral", concluyó.

Por Roberto Seifert De la Redacción de LA NACION

Datos de la raza

Rodeos y criadores. En la actualidad, hay más de 1800 reproductores puros registrados en el país y más de 50.000 animales, producto de cruzamientos. Fundada en 2001, la AACB tiene más de 50 ganaderos adheridos.

Cualidades. La raza se caracteriza por su mansedumbre para el manejo, alta calidad de carne (por su terneza y buen sabor) y prepucio correcto, que garantiza un buen servicio reproductivo.

Expansión. El Bonsmara se ha difundido no sólo en la Argentina, sino también en los Estados Unidos, Canadá, Namibia, Zambia, Uruguay, Brasil, Paraguay, Colombia y Venezuela.

Esteves

"Promovemos la raza para dar un salto de calidad"

Masgoret

"Es un Bos taurus adaptado a climas extremos"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas