Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mundo que viene: los próximos meses, críticos para la economía global

Domingo 11 de julio de 2010
0

La economía global lucha todavía por mantenerse alejada de la gran recesión de la que salió a fines del año pasado. Y la última mitad de 2010 podría ser decisiva para una recuperación sostenida o para una nueva caída. Cambios políticos, tensión social y algunas amenazas bélicas darán forma al crecimiento y marcarán a las viejas potencias y a las emergentes por igual.

Afectarán, en especial, a las dos naciones que, en un mundo cada vez más bipolar, forjaron el curso global en estos años: una, el centro de la crisis financiera, Estados Unidos; la otra, el motor de la salida, China.

En Estados Unidos, Barack Obama enfrentará su primera prueba electoral en los comicios legislativos de noviembre. Golpeados por el desempleo, los norteamericanos podrían terminar con la mayoría demócrata en el Capitolio y poner fin a las ambiciosas reformas del mandatario. El nuevo Congreso tendrá influencia sobre dos de los ejes que dominarán la agenda de la Casa Blanca hasta fin de año: la reducción a futuro del gigantesco déficit y la tensión con China por el valor del yuan.

Pekín flexibilizó, hace unas semanas, su moneda para detener el aluvión de críticas de Occidente, que le acusa de mantener un yuan débil para poder inundar mercados extranjeros con productos de bajo costo. Sin embargo, la moneda apenas se apreció en estos días y Obama puede ser presionado por el Congreso para imponer medidas proteccionistas contra China, en lo que sería en el anticipo de una guerra comercial.

El imparable desarrollo de la economía china no sólo suscitó críticas internacionales, si no que también produjo tensiones sociales internas. Fruto de las aspiraciones que llegan junto con un creciente nivel de vida, miles de trabajadores chinos comenzaron a reclamar inéditos beneficios sindicales, al punto de paralizar fábricas. La escalada social podría aumentar a medida que la economía, que en 2010 crecerá al 10%, avanza.

Más allá de la tensión bilateral, Pekín y Washington compartirán, en estos meses, dos desafíos diplomáticos globales. Corea del Norte comenzará el peligroso proceso de sucesión del topoderoso Kim Jong-il en septiembre. Irán, por su parte, deberá lograr que su economía sobreviva a las cada vez más asfixiantes sanciones por su plan nuclear.

Ambas naciones representan los potenciales escenarios bélicos para los próximos cinco meses y medio. La primera, porque la volatilidad de su transición puede derivar en una escalada con Corea del Sur. La segunda, porque, de crecer, su amenaza nuclear podría forzar a Israel a lanzar un ataque que desestabilizaría aún más a Medio Oriente.

De llegar a esos escenarios, los desafíos diplomáticos de Pyongyang y Teherán torcerían el rumbo económico del mundo. Semejante hipótesis es temida por la Unión Europea (UE), la potencia más afectada por la recesión económica, al punto de que hasta el futuro del euro está en duda.

Los próximos meses serán críticos para determinar si los ajustes pueden evitar el derrumbe de los países más debilitados (España, Grecia, Portugal e Italia). Dos trabas deberán sortear esos programas para ser exitosos: el riesgo de otra recesión, provocada por el fin de los planes de estímulo, y la tensión social que ha copado las calles europeas y que, el 29 de septiembre, tendrá su demostración de fuerza con marchas en toda la UE.

Con una economía más estable que la del bloque, América latina enfrentará en los próximos meses, fundamentalmente, cambios políticos. En octubre, los comicios generales en Brasil determinarán el fin de la era Lula y, en septiembre, las elecciones legislativas de Venezuela medirán el poder de Hugo Chávez.

A continuación un informe de la agencia Reuters repasa los temas críticos de cada región hasta fin de año.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas