Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El siglo XX, en la mirada de Berni

Desde pasado mañana, en el Bellas Artes se podrán ver 31 de las mejores obras del gran artista del país

Martes 13 de julio de 2010
0

Laura Casanovas LA NACION

Pocos son los artistas que logran entablar un intenso y destacado diálogo con su tiempo histórico social y artístico. Sin dudas, uno de ellos es el argentino Antonio Berni, de quien el Museo Nacional de Bellas Artes presenta a partir de pasado mañana una exhibición que permite volver a mirar al país durante el siglo XX.

Se trata de un recorrido por 31 impactantes obras que Berni realizó entre los años 30 y su muerte, en 1981, que permitirá al público adentrarse en las preocupaciones sociales del artista y en las soluciones plásticas con las que las abordó.

Medianoche en el mundo (1937)
Medianoche en el mundo (1937). Foto: Mauro Alfieri

"Antonio Berni es, tal vez, el artista argentino con mayor conciencia de la fortaleza de las imágenes para intervenir en la historia e impedir ser devorado por ella", señala en el ensayo del catálogo de la muestra Roberto Amigo, curador de la exhibición junto con Martha Nanni.

Con esta muestra, se pone en marcha el acuerdo con el Citi, como sponsor privado del Bellas Artes.

Además, es la segunda exhibición que este museo eligió, con la dirección de Guillermo Alonso, para conmemorar el Bicentenario y que ayer LA NACION visitó durante un recorrido para la prensa. "Berni: narrativas argentinas" se constituye, asimismo, en la tercera exposición que el principal museo del país le dedica al artista rosarino luego de su fallecimiento. Las anteriores se efectuaron en 1984 y en 1997.

En esta muestra, el público podrá ver el núcleo de pinturas más intimistas con preeminencia de retratos entre los que están Autorretrato con cactus (1934), La mujer del sweater rojo (1935) y Primeros pasos (1936). Se adentrará en las grandes telas identificadas con el muralismo y los problemas sociales, como Manifestación y Desocupados , ambas de 1934.

Se enfrentará con la Marcha de los Cosecheros (1953), que alude a las migraciones del campo a la ciudad, y con los célebres personajes Juanito Laguna y Ramona Montiel, cuyas historias fueron narradas con soluciones plásticas como el collage, que le permitió al artista introducir trozos de realidad en sus cuadros.

"Su constante renovación formal es resultado de adoptar sin rubor en cada coyuntura las herramientas necesarias para resolver la obra con dos ejes que se entrecruzan: la denuncia y el sentimiento", señala Amigo.

Dos ejes que el público podrá recorrer y vivenciar, frente a cada obra en particular y en los distintos conjuntos que los curadores proponen, los que ofrecen diferentes cruces y perspectivas temáticas y formales de la obra de Berni.

Uno de estos conjuntos reúne la Medianoche en el mundo (1937), que remite a la iconografía bíblica de la lamentación y a la Guerra Civil española; Pesadilla de los injustos (1961), que se presenta como un monstruoso Juicio Final, y un óleo sin título (1981), en el que se ve la figura de una mujer desnuda tendida sobre el borde de un río por encima del cual vuela un avión. La obra haría referencia a los vuelos de la muerte de la última dictadura militar argentina.

Una obra fundamental de la gran producción de Berni es Chacareros (1934), que pertenece al museo porteño Sívori, la cual se espera que llegue mañana a la exposición en la que hay una pared reservada para ella.

"Nos parece muy importante que Chacareros se exhiba en la muestra del Bellas Artes. Y la comisión de Cultura de la Legislatura de la ciudad -de la que depende de la autorización para su préstamo- está colaborando para que se resuelva lo más rápido posible", dijo ayer a LA NACION el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, quien se puso al frente del tema para que la fundamental obra estuviera presente.

Con entrada libre y gratuita, la exposición del Bellas Artes (Avenida del Libertador 1473) se podrá ver hasta el 12 de septiembre.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas