Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Es ley el matrimonio entre personas del mismo sexo

Después de casi 14 horas de discusión, los senadores aprobaron el proyecto con 33 votos a favor, 27 en contra y 3 abstenciones; reviví la cobertura vía Twitter

Jueves 15 de julio de 2010 • 12:48
0

Después de una maratónica sesión y con encendidas discusiones en el recinto, el Senado aprobó el polémico proyecto que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo y convirtió a la Argentina en el primer país de América latina en legalizarlo.

La Cámara alta sancionó la norma esta madrugada, pasadas las 4, con 33 votos a favor y 27 en contra, además de 3 abstenciones, tras una maratónica sesión que se extendió durante casi 14 horas.

La aprobación contó con el respaldo de diferentes senadores de los bloques del Frente para la Victoria, la Unión Cívica Radical, el socialismo y la Coalición Cívica. En cambio, en contra lo hicieron la mayoría de los senadores pertenecientes al peronismo disidente, así como la gran mayoría del bloque radical.

Dos periodistas de lanacion.com , Maia Jastreblansky (@maiajastre) y Sol Amaya (@msolamaya) , transmitieron minuto a minuto el debate completo vía Twitter.

Para llegar a la sanción de la ley, previamente se había votado el dictamen de mayoría, que propiciaba el rechazo del matrimonio gay, el cual obtuvo 32 votos negativos y 30 positivos, dando lugar al dictamen de minoría, a favor de la iniciativa, que ya había conseguido media sanción en Diputados.

En ambos casos hubo tres abstenciones: las de los diputados María José Bongiorno (FPV - Río Negro); Fabio Biancalari (Frente Justicialista - Chaco); y Graciela Di Perna (Frente por la Integración - Chubut). Por su parte, los senadores del Peronismo Federal, Carlos Reutemann, Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero se retiraron del Senado entre ambas votaciones.

cerrar

La votación, que se hizo esperar en medio de un clima de gran incertidumbre y tensión, fue seguida en las afueras del Congreso por cientos de personas de diversas organizaciones que se manifestaron desde la tarde de ayer a favor del matrimonio homosexual.

El debate tuvo pasajes de todo tipo, aunque quedaron resaltados momentos muy álgidos, sobre todo al final, cuando el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, consideró que un artículo del proyecto de Unión Civil presentado por el peronismo disidente tenía connotaciones "nazis" por prohibir la posibilidad de adopción por parte de las parejas homosexuales.

A continuación, la justicialista puntana Liliana Negre de Alonso, entre lágrimas, le reclamó a Pichetto que se rectifique por haberla llamado "nazi", a lo que el representante de Río Negro así lo hizo.

Repercusiones. Tras aprobarse el proyecto que tenía media sanción de Diputados, el jefe de la bancada oficialista, Miguel Angel Pichetto, se mostró satisfecho con el resultado y expresó: "Es un paso muy significativo en el camino de la igualdad".

Sobre el debate, que por momentos se tornó acalorado, Pichetto dijo: "Pudo haber habido algunas discusiones con un tono más elevado pero eso forma parte de un Senado que tiene una impronta propia".

"El Congreso dio un paso muy importante, el rédito no es del Gobierno sino de los sectores que estaban marginados", agregó el senador.

Por su parte, el senador Eugenio Artaza aseguró que se "ha avanzado muchísimo en igualar derechos de las personas". "Hay que mirar con perspectiva de futuro, tenemos que propiciar la tolerancia y el amor entre la sociedad", añadió el legislador correntino tras el fin del debate.

En tanto, Samuel Cabanchik manifestó: "Hemos dado una respuesta a reclamo justo, es un avance en los derechos".

" Los momentos más picantes de la sesión "
Vista del recinto del Senado donde se debatió la ley de matrimonio gay. Foto: LA NACION / Maxie Amena
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Liliana Negre de Alonso durante el debate de la ley de matrimonio gay en el Senado de la Nación. Foto: LA NACION / Maxie Amena
El debate por la ley de matrimonio gay duró casi 14 horas, finalmente se aprobó pasadas la 4 de la madrugada. Foto: LA NACION / Julián Bongiovanni
Durante toda la noche quienes apoyan el matrimonio gay esperaron ansiosos la desición del Senado. Foto: LA NACION / Marcelo Omar Gómez
El debate por la ley de matrimonio gay duró casi 14 horas, finalmente se aprobó pasadas la 4 de la madrugada. Foto: LA NACION / Marcelo Omar Gómez
Durante toda la noche quienes apoyan el matrimonio gay esperaron ansiosos la desición del Senado. Foto: LA NACION / Marcelo Omar Gómez
El debate por la ley de matrimonio gay duró casi 14 horas, finalmente se aprobó pasadas la 4 de la madrugada. Foto: LA NACION / Julián Bongiovanni
El debate por la ley de matrimonio gay duró casi 14 horas, finalmente se aprobó pasadas la 4 de la madrugada. Foto: LA NACION / Julián Bongiovanni
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
El debate por la ley de matrimonio gay duró casi 14 horas, finalmente se aprobó pasadas la 4 de la madrugada. Foto: LA NACION / Julián Bongiovanni
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Julián Bongiovanni
Vista parcial del recinto del Senado donde se debatió la ley de matrimonio gay. Foto: LA NACION / Maxie Amena
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
José Pampuro al frente de la sesión ante la ausencia de Julio Cobos. Foto: LA NACION / Maxie Amena
Manifestantes a favor del matrimonio homosexual se concentraron en la puerta del Congreso de la Nación desde muy temprano por la tarde hasta la madrugada cuando se aprobó la ley. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Pichetto llega a la cámara de Senadores para debatir la ley de matrimonio gay. Foto: LA NACION / Maxie Amena
Dos hombres miran a través de la ventana el recinto de la Cámara de Senadores donde se debate la ley de matrimonio gay. Foto: LA NACION / Maxie Amena
Vista del recinto de la Cámaras de Senadores durante la votación por la ley de matrimonio gay. Foto: LA NACION / Marcelo Omar Gómez

Los últimos discursos. Pasada la 1, cuando sólo restaban los discursos de los jefes de bloque, los senadores volvieron al recinto para escuchar los últimos discursos y prepararse para emitir sus votos. Recién entonces volvió a encenderse la palabra "quórum" en el tablero, tras varias horas de movimiento.

El titular del bloque socialista, Rubén Giustiniani, adelantó su "voto positivo" al proyecto de matrimonio gay. "Es un día histórico", afirmó. "Se recordará este día como un hecho positivo de un Congreso que decidió darle derechos a quien hoy no los tienen, avanzar sobre la discriminación", dijo.

Además, sostuvo: "No es una ley que va a tener un rédito político inmediato para nadie. Si miramos con perspectiva histórica vamos a ver que las grandes leyes de la historia argentina no tienen nombre y apellido".

Luego, el titular de la UCR, Ernesto Sanz, también manifestó su aval a la iniciativa aprobada en Diputados. "Mi obligación es legislar para un estado laico otorgando derechos civiles a quienes no lo tienen. Ese es nuestro desafío", aseguró.

En la misma línea, el jefe del bloque en la Cámara alta, Gerardo Morales, manifestó su voto a favor de la iniciativa.

A su turno, el titular del bloque PJ Federal, Adolfo Rodríguez Saá, expresó: "Voy a sostener la posición que elaboró el Peronismo Federal de optar por el camino de la unión civil". "Con la unión civil hubiéramos encontrado un camino de consenso contra los fundamentalistas que quieren dividir", dijo.

Además, el puntano opinó que no se sesionó "en una situación habitual" porque había "una presión externa", aunque no tardó en aclarar: "Yo no recibo directivas de nadie"

El último discurso estuvo a cargo de Pichetto, quien, además de manifestar su anticipado voto a favor del matrimonio gay, propinó duras críticas al cardenal Jorge Bergoglio. "Es la Iglesia argentina la que ha llevado a extremos este debate", afirmó, en respuesta a quienes criticaron a la Casa Rosada y la Iglesia por polarizar el debate. "Nunca pusimos este debate en posición de todo o nada", manifestó, en defensa del oficialismo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas