Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Menem prefirió la promesa de Kirchner a votar

Información general

Las fuertes presiones del ex presidente Néstor Kirchner permitieron la aprobación de la ley de matrimonio gay. La ausencia del senador Carlos Menem en la votación obedeció a que la Casa Rosada le garantizó al ex presidente riojano ayuda oficial para revalidar su banca en 2011, y extender hasta 2017 la inmunidad que dan los fueros parlamentarios en las causas judiciales que afronta.

Según pudo saber LA NACION, el acuerdo pasa por la posibilidad de que el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, a quien llamó Kirchner, le facilite la postulación el año próximo a la banca por la minoría.

"Eso nos favorecería; nos cierra políticamente. Se bloquearía así a la UCR el acceso a ese escaño", confió a LA NACION un legislador kirchnerista.

Paradójicamente, muchos senadores de la UCR, entre ellos Ernesto Sanz, presidente del partido, y Gerardo Morales, jefe del bloque, votaron a favor del matrimonio gay. En tanto, Carlos Menem, de buena relación con la Iglesia, no se presentó en el recinto para votar conforme su convicción.

Las negociaciones, piloteadas por Kirchner desde Olivos, pasaron lejos de la igualdad de derechos de los gays. Otros temas económicos y políticos se impusieron.

Las causas judiciales que más complican a Menem son la de encubrimiento en el atentado contra la AMIA (del que pasado mañana se cumplirán 16 años) y la del contrabando de armas, entre muchas otras. El Gobierno le garantizaría así la inmunidad.

Durante este año, Menem se ausentó en varias sesiones clave, que le permitieron agónicas victorias al kirchnerismo. El primer "pago" fue el nombramiento de Nicolás De Vedia, allegado al riojano, como director de Comisiones del Senado.

Se rumoreaba que Balcarce 50 lo ayudaría en las causas originadas durante su presidencia (1989-1999). Sin embargo, no tiene margen para influir sobre tantos jueces que llevan esos procesos. Pero sí capacidad para facilitarle acceso a la banca en 2011 y así dar continuidad a los fueros parlamentarios. Si un juez dicta una condena con privación de la libertad, debería pedirle antes al Senado el desafuero, que debe ser otorgado con dos tercios de los votos. El mandato de Menem termina en 2011, junto con el de Teresita Quintela y el de Ada Mazza, las otras senadoras riojanas. Beder Herrera haría lo necesario para lograr su continuidad.

Kirchner, desde Olivos, logró la abstención de tres senadores y la ausencia de nueve. Y el matrimonio gay fue aprobado por 33 votos a favor contra 27 negativos.

Entre las abstenciones, hubo senadores que originalmente rechazaban la boda gay: la senadora María José Bongiorno, peronista por Río Negro, fue convencida por el jefe del bloque, Miguel Pichetto; Fabio Biancalani, de Chaco, responde al gobernador chaqueño kirchnerista, Jorge Capitanich; Graciela Di Perna, de Chubut, también se abstuvo: el gobernador Mario Das Neves negocia ante la Nación que el titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, le firme la autorización para endeudarse por 150 millones de dólares. Vanoli demora esa firma desde hace días.

Entre los ausentes, además de Menem, estuvieron Sergio Mansilla, de Tucumán, influido por el gobernador kirchnerista José Alperovich; Elida Vigo, de Misiones, con parte de enferma (responde al gobernador kirchnerista Maurice Cross), y la dupla santiagueña Emilio Rached y Ada Iturrez de Cappellini, que responden al mandatario oficialista Gerardo Zamora. Iturrez viajó a China junto con la presidenta Cristina Kirchner y la senadora Marina Riofrío, de San Juan, que iba a rechazar el matrimonio gay (ver aparte).

Luego de rechazar el proyecto que había sido aprobado en Diputados, Carlos Reutemann, Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero también dejaron el recinto. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYPresupuesto 2015Accidentes aéreosElecciones 2015Inflación y preciosTorneo Primera División