Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Implantes mamarios

¿Qué hay que saber a la hora de afrontar este tipo de cirugía? Aquí, un completo informe sobre técnicas, formatos, criterios médicos y pautas legales

Domingo 25 de julio de 2010
0

Antes de indicar la colocación del implante mamario, hay que evaluar muy bien los casos de mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama o con patologías mamarias predisponentes a esta enfermedad, como algunas displasias mamarias. En estas circunstancias, lo indicado es colocar un implante no demasiado grande, detrás del músculo pectoral, explica el doctor Federico Zapata, miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

¿Qué es el "encapsulamiento"?

Se trata de una de las complicaciones más comunes en la cirugía estética de inclusión de implantes mamarios. El doctor Luis Mario Ginesin, ex presidente de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires y miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, explica que el implante es un cuerpo extraño inerte, motivo por el cual el organismo trata de bloquearlo. Lo cubre generando una película muy fina que se denomina cápsula fibrosa. Claro que existen distintos grados de encapsulamiento, que pueden valorarse por la escala de Baker, según la cual las cápsulas fibrosas retráctiles son clasificadas de I a IV. En la cápsula I la mama está ligeramente tensa, aunque no se perciba objetivamente. La cápsula II es más gruesa y se produce más tensión, que puede palparse. Suele ocasionar cierta molestia cuando se está en posición acostada boca abajo. La cápsula grado III es todavía más gruesa, la mama está más dura y por lo general duele. La cápsula grado IV tiene los componentes de la III, pero además está constreñida o deformada. En las dos primeras es habitual la indicación de tratamiento con aplicación de ultrasonido y masaje; en cambio, la III y IV son de resolución quirúrgica.

¿Qué tipos de implantes existen?

Hay de diferentes formas, perfiles, rellenos y texturas, explica el doctor Ginesin. Los redondos son los más utilizados. Cuando hablamos de perfil, nos referimos a la altura que el implante tiene. A mayor altura, habrá mayor proyección de la mama. Existen también con forma de gota, denominados anatómicos.

¿De qué material están hechos?

Los implantes modernos están rellenados con un gel cohesivo de silicona que en caso de ruptura no se disemina ni migra hacia las axilas o ganglios linfáticos, explica el doctor Ginesin. Sobre la textura, comenta el Dr. Zapata que existen los texturizados o rugosos, que se usan mayormente delante del músculo pectoral, y los lisos, que son los más utilizados detrás de este músculo.

¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

Se debe tener en cuenta la contextura física, el tipo de tórax y la forma y volumen de la propia mama. El Dr. Ginesin comenta que hay que analizar la caída, la proyección y la separación de la mama, todos factores fundamentales a la hora de elegir el tamaño a implantar.

¿Cómo saber si el implante está aprobado?

El organismo pertinente es la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), afirma el Dr. Ginesin. Debe tener su aprobación para la venta y uso en el país, como ocurre en el caso de los medicamentos. Hay que verificar que se trate de una autorización real (figura en la caja del implante), y no solo de un número de iniciación de trámite.

¿Cuándo se realiza el recambio?

Ningún implante tiene indicación de reemplazo si no existen signos objetivos de cápsula fibrosa III o IV, ruptura o efracción, esclarece el doctor Ginesin. Cuando en la ecografía o en la mamografía aparece algún indicio de presunta ruptura, se debe efectuar una resonancia magnética. "Este estudio es inequívoco para determinar el estado de la prótesis y no someter a la mujer a una intervención de recambio innecesaria", agrega.

¿Los implantes tienen garantía?

"Se debe consultar si la tienen, sobre todo en caso de ruptura", aclara el Dr. Ginesin. La paciente debe conservar consigo la documentación que el cirujano le brinde después del procedimiento. Esto le permitirá saber qué tipo de implante tiene colocado, el tamaño y la procedencia.

¿Qué factores coadyuvan para lograr un resultado natural?

"Están relacionados con la ubicación y el volumen de los implantes y la forma de la mama de la mujer", señala Ginesin.

¿Qué elementos pueden ocasionar la ruptura?

Una falla estructural del implante, un fuerte traumatismo directo o una lesión punzante. Una prótesis soporta una presión de alrededor de 300 kilos por centímetro cuadrado, puntualiza Ginesin.

¿En qué lugar se ubica el implante?

Delante o detrás del músculo pectoral. "La ventaja de colocarlo detrás es que es considerablemente menor la incidencia de retracción capsular", explica el Dr. Zapata. Además, permite realizar mejores mamografías, aunque las efectuadas con la técnica Eklund arrojan resultados muy certeros, independientemente de la ubicación de la prótesis.

¿Dónde se efectúa la incisión?

En la axila, en el borde areolar o en el surco submamario. El doctor Zapata opina que la que menos complicaciones de sensibilidad genera luego de la operación es la vía submamaria, aunque es probable que la cicatriz se disimule más en la región periareolar.

¿Qué tipo de anestesia se usa?

General o local más sedación. Se hace con la intervención de un médico anestesiólogo, comenta el doctor Zapata. La intervención dura aproximadamente una hora y media, y luego se indican analgésicos y antiinflamatorios.

¿Existe algún límite de edad para operarse?

No, en tanto se trate de una mujer adulta sana, desde el punto de vista del estado físico y psíquico, según explica el Dr. Zapata. No es aconsejable que se realice a edades muy tempranas (15 años), por la probable inestabilidad emocional de la paciente.

¿Cuánto tiempo lleva la recuperación?

La actividad física suave se puede retomar a partir de las tres semanas. Los deportes, luego del mes o mes y medio.

¿De qué modo se puede verificar si el médico es cirujano plástico?

Mediante el diploma o certificado de especialista. El doctor Zapata afirma que es muy importante que se recertifique el título de especialista cada cinco años, aunque en la actualidad no sea obligatorio, sino voluntario, hacerlo. Esto asegura la actualización médica continua y otorga una mayor garantía de profesionalidad y especialización.El médico que no es cirujano plástico, legalmente puede realizar intervenciones quirúrgicas de tipo estéticas. Claro que, ante algún inconveniente, comenta Zapata, se lo juzgará para ver si existieron fallas o errores en la práctica efectuada, ya sea por imprudencia o impericia, y se pondrá en tela de juicio su formación. "Estas son las puertas del delito culposo de responsabilidad médica, junto con la negligencia, que pueden afectar también a los cirujanos plásticos", agrega.

¿Qué comportamiento ético debe seguir el profesional médico?

"En una cirugía, el paciente asume riesgos, y el cirujano no puede ni debe prometer un resultado ideal", enfatiza el Dr. Zapata. La persona tiene derecho a saber lo que se le hará, las complicaciones que pueden existir, y las alternativas de los procedimientos. Es ético brindar la información adecuada y adaptarla al lenguaje del paciente para que entienda.

Mitos y verdades

El doctor Armando Mario Bradichansky, especialista en cirugía plástica y reconstructiva, miembro titular de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires, refuta algunos mitos sobre este tema.

No puede mantenerse una lactancia normal con implantes. No es correcto. La lactancia es independiente de la colocación.

La silicona produce cáncer. Ningún trabajo científico relaciona el cáncer con los implantes mamarios.

En el avión puede estallar un implante. No existe esa posibilidad.

La ruptura del implante puede ocasionar riesgos graves para la salud. Por tener gel cohesivo, no hay riesgo de fuga.

Existe riesgo de ruptura de prótesis cuando se realiza una mamografía. Sólo en caso de que la prótesis sea muy vieja, aunque es poco posible.

Por Claudia Nobilo cnobilo@lanacion.com.ar

Transferencia de tejido graso

Hay que ser muy cautelosos en cuanto a su empleo, ya que no reemplaza al implante, sino que es un método complementario. La técnica se utiliza en casos muy puntuales, donde el tejido graso autólogo (propio) que se extrae se coloca como relleno. El Dr. Klaus Ueberreiter, jefe del Departamento de Cirugía Plástica de la Asklepios Klinik (Berlín, Alemania), fue uno de los especialistas que contribuyeron a desarrollar el método Beauli (Breast Augmentation by Lipotransfer). Hace pocos años se descubrió que el tejido graso abdominal contiene pre-adipocitos (los que generan los adipocitos). A partir de este hallazgo, la compañía alemana Human-Med ideó un dispositivo asistido por agua, denominado WAL (Water jet Assisted Lipoplasty). Este permite extraer el tejido graso y conservarlo "vivo" en un alto porcentaje, lo que estandariza resultados.

¿En qué casos utilizar el procedimiento?

Doctor Juan Luis Uriburu, especialista en mastología y cirujano del Servicio de Patología Mamaria del Hospital Británico de Buenos Aires. Dice que en pacientes con cáncer de mama la cirugía es el primer tratamiento que se realiza con intención curativa. Entre el 70 y el 80 por ciento de las pacientes pueden acceder a una cirugía conservadora (extirpación parcial de la mama). Cuando no es posible, se realiza una mastectomía (extirpación de la mama). Las técnicas reconstructivas estudiadas y aprobadas que se realizan desde hace largo tiempo, con buenos resultados, son las que utilizan tejidos propios de la paciente (colgajos músculo-cutáneos del abdomen o del dorso) o implantes de prótesis de siliconas.

En las pacientes que conservan la mama, el tratamiento se complementa con radioterapia. Casi siempre se logra el objetivo: el control oncológico adecuado junto con un buen resultado estético. Pero, en algunas circunstancias, la extirpación amplia de un cuadrante (cuadrantectomía), sumada a los efectos residuales de la radioterapia, puede dejar como secuela una asimetría por disminución del volumen y una retracción cicatricial difícil de resolver, porque los tejidos son más rígidos y retráctiles. En este caso es donde existen más expectativas para aplicar el método de la transferencia autóloga de grasa. Dice Uriburu: "Aunque no existe aún gran experiencia, se hace en casos seleccionados y controlados, con resultados alentadores".

Doctor Antonio Lorusso, profesor titular consulto de Ginecología de la UBA y director médico de Lalcec. Explica que las mujeres con cáncer de mama pueden ser sometidas a distintos tratamientos quirúrgicos: la mastectomía, la cirugía conservadora y la radioterapia. El doctor Lorusso dice que la transferencia de tejido graso, o lipotransferencia, es una técnica eficaz y duradera que puede realizarse en forma ambulatoria. Pero es indispensable que un mastólogo y un cirujano plástico evalúen cada caso. En la mastectomía, el procedimiento es complementario; en la cirugía conservadora puede ser complementario si el caso lo requiere. Se puede usar en complicaciones tras los implantes, para corregir defectos en la simetría.

Doctor Luis Mario Ginesin, ex presidente de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires y miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Opina que la técnica puede corregir también algunas imperfecciones puntuales, como el rippling (un ondeado que a veces se forma en la parte superior e interna de las mamas que tienen prótesis incluidas).

Dr. Abel Chajchir, médico especialista en cirugía plástica y reparadora. Aclara que no puede ser aplicada en pacientes con tejido adiposo insuficiente o en quienes padezcan alguna afección autoinmune. En casos de radiodermitis o esclerodermia, también debe intervenir un dermatólogo para evaluar la posibilidad de efectuar el tratamiento.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas