Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Festejos en la pista central de la Rural

Ayer se consagraron los grandes campeones de las razas Braford y Brangus; continúa el gran interés del público en visitar la muestra

Miércoles 28 de julio de 2010
0

Analía Testa LA NACION

La jornada de ayer fue pura emoción en la pista central de Palermo. Con las tribunas llenas y la enorme expectativa de los cabañeros por destacarse, se desarrolló la jura de los grandes campeones de las razas Braford y Brangus.

En el caso de los machos Braford, el primer puesto fue para el box 1331, de El Viracho SA, Cabaña El Remanso (Corrientes), propiedad de Carlos Romero Feris. El animal de dos años fue también gran campeón de la raza. "Se trata de un toro con buena estructura carnicera, un poco acebuzado, con buenas antiojeras, buena circunferencia escrotal y buena pigmentación", explicó el veterinario Julio Silva, todavía emocionado por la noticia que recibió junto a este ejemplar de 690 kilos. El técnico adelantó que el animal no saldrá a la venta.

El Reservado Gran Campeón macho fue para el box 1351, de la Cabaña Marcaojo, SA Estancia La Pelada, Ganadera y Comercial. El premio Gran Campeón Hembra se lo llevó el box 1424, de esta misma empresa, mientras que el premio reservado gran campeón hembra fue para el box 1399, de La Asunción SA.

En todos los casos llovieron felicitaciones y abrazos para el equipo de las estancias que aquí se presentan. La algarabía se notaba en el stand de la raza y en la calle principal del pabellón amarillo, donde se multiplicaban saludos y se reencontraban técnicos, peones y propietarios de campo. En momentos así es cuando se nota que en una cabaña todos los puestos son importantes.

Con un día a pleno sol la gente disfruta de la muestra de caballos en una de las pistas de la Rural. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Un día de mucha actividad en la pista central. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Machos raza Brangus, en la pista central de la Rural. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Vestidos de traje o con vestimenta de campo, todos asisten a la Rural de Palermo. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
La sombra de una gaucho se recorta con la pista central de la Rural de Palermo de fondo. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Los jueces examinan los animales que se exiben en la pista central de la Rural. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Vista de la pista central durante la exibición de los machos raza Brangus. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Dos ejemplares machos de la raza Brangus son exibidos en la pista central. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Gran expectativa durante la exibición de animales en la pista central de la Rural. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Un ejemplar macho de la raza Brangus se muestra en la pista central de la Rural. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Festejos al escuchar el  resultado, Gran Campeón Macho Brangus, lote 3069, de Raúl Alberto Peyrano. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Gran Campeón Macho Brangus, lote 3069, de Raúl Alberto Peyrano. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez
Gran Campeón Macho Braford, box 1331, de cabaña El Remando. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Festejos al escuchar los resultados de los jueces. Foto: LA NACION / Ricardo Pristupluk
Según los organizadores más de 83.000 recorrieron la muestra el día martes. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez

El recuerdo de Peyrano

Por otra parte, en la raza Brangus sobresalió como Gran Campeón Macho el box 3069, de Rancho Grande. El asesor técnico del establecimiento, Gustavo Ambroggio, contó ayer que el toro nació en un plantel de la empresa en San Luis, que fue seleccionado y enviado a la cabaña en Córdoba para salir a remate en septiembre de 2009. Pero la suerte fue otra: "Cuando armábamos los lotes para el remate decidimos que este animal merecía una chance en Palermo 2010. ¡Y hoy resulta el Gran Campeón!". Este técnico se ve emocionado por haber obtenido el galardón y también por el recuerdo del propietario de la cabaña, Raúl Peyrano, que falleció en febrero pasado.

Se trata del quinto premio que la firma logra en Palermo. Este ejemplar, que en agosto cumplirá tres años y pesa 967 kilos, "es el típico toro que necesita Brangus, raza que reemplazará en gran medida a las británicas; el animal es muy musculoso, con cebuzamiento adecuado, no exagerado -hay que agregar que en el Norte la oferta forrajera ha mejorado mucho-, y así se preserva la calidad de la carne", detalla Ambroggio.

El Reservado Gran Campeón Macho Brangus resultó el box 3036, de Gregorio, Numo y Noel Werthein. "Ternero destacado, con mucha carne, lomo muy firme y buena estructura", apuntó el jurado. El encargado de la cabaña, Mario Cruz, contó que el animal, que nació en abril de 2009 y pesa 565 kilos, "va a ser un buen reproductor" y que "genera buenas expectativas contar con un animal de este tipo" (se refiere a esperar que crezca un poco más para ver si sale Gran Campeón).

Cruz describe el trabajo previo a la presentación de un animal en Palermo. Se los cría como "niños bien" en cuanto son seleccionados; se los baña y se los cepilla, con el objetivo de conseguir mansedumbre, se los saca a caminar y se les enseña a pararse bien para que se luzcan el día del campeonato. Además, reciben una alimentación especial para que tengan el desarrollo esperado. Si bien Cruz está acostumbrado a que los animales a su cargo resulten premiados, cada premio en particular le produce una "enorme alegría". Es que él conoce de cerca sus historias particulares.

También ayer fue seleccionado el Gran Campeón Macho de la raza Shorthorn. Resultó elegido el box 1025, de Guillermo Alston y La Dolores SA.

A su vez, en el pabellón ocre se organizó la jura de llamas. El Gran Campeón Hembra fue el box 2369, de la Dirección Provincial de Ganadería de Catamarca, y Reservado Gran Campeón Hembra resultó el box 2367, del mismo expositor. En machos fue elegido Gran Campeón el box 2356, de la cabaña Michilingües, de Milagro Basaldúa. El Reservado Gran Campeón lo recibió el box 2351, de la Dirección Provincial de Ganadería de Catamarca.

Marco ideal

Según los organizadores, unas 83.120 personas recorrieron ayer la muestra. Predominaron los jubilados y las familias con chicos. A las 17 todavía era fluido el ingreso sobre la avenida Santa Fe y la circulación en las calles se había complicado, pues en la Matera de Uatre se había amontonado el público para escuchar a un grupo de folklore, lo que frenaba el paso de los demás.

En el pabellón de las aves también era difícil avanzar y apreciar a los animales, y hasta hubo comentarios del tipo: "Pobres gallos, tener que aguantar a tanta gente. ¡Quedarán estresados!".

En tanto siguen provocando gran interés las demostraciones de las 4x4 y los stands de productos regionales.

RENOVADO INTERES POR MAQUINARIA GANADERA

El repunte de los precios de la hacienda y de la leche está llevando a muchos productores a poner en marcha planes de inversión en la ganadería. Entre otros rubros, un sector vinculado a esta actividad que está registrando una mayor demanda es el de los equipos forrajeros. En la Exposición Rural de Palermo, varios expositores confirmaron esta tendencia. A modo de ejemplo, basta lo que describen en una empresa. "Hay un buen nivel de consultas y de demanda; hay un 50% más de demanda de productos para carne y leche", expresó Nicolás Gangoni, de Gangoni Hnos., concesionario de la compañía John Deere.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas