Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Brutal ataque en La Plata a una mujer embarazada

En una salidera bancaria recibió un tiro; ella y el bebe están graves

Viernes 30 de julio de 2010
0

Sebastián Lalaurette Corresponsalía La Plata

LA PLATA.- Los motochorros no tuvieron piedad. No les importó que su víctima, una mujer de 34 años, estuviese embarazada y muy cerca de dar a luz. Querían a toda costa su botín de 10.000 dólares y 10.000 pesos que acababa de retirar de un banco. Ella no se resistió, pero la golpearon y le dispararon un tiro en la cara. Esta madrugada, la mujer y su bebe, que nació por una cesárea de urgencia a raíz del ataque, estaban en estado crítico internados en el hospital San Roque, de Gonnet, en las afueras de esta ciudad.

Las víctimas del violento episodio son Caro­lina Piparo, una empleada del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense, y su bebe Isidro.

El lugar donde los delincuentes atacaron brutalmente a Carolina Píparo, de 34 años
El lugar donde los delincuentes atacaron brutalmente a Carolina Píparo, de 34 años. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

"Está con vida y tenemos esperanza. Esta­mos recibiendo un milagro de Dios", dijo con tono angustiante María Ema, madre de Carolina, que estaba con ella cuando fue atacada por los motochorros.

Dos jóvenes fueron detenidos anoche por su presunta participación en el brutal hecho. La familia de la víctima sospecha del cajero de la sucursal del banco Santander Río que le entregó el dinero. Piparo había concurrido anteayer a esa entidad, situada en la avenida 7 y calle 41, en el centro platense, para retirar 10.000 dólares y 10.000 pesos, que junto con su marido, Juan Ignacio Buzzali, iban a utilizar para señar la compra de una vivienda. Pero sucedió algo extraño: el cajero le dijo que no había tanto dinero en la sucursal y le pidió que volviera al día siguiente, o sea, ayer, para poder hacer el retiro.

La mujer hizo lo que el empleado bancario le había indicado. Acom­pañada de su madre, volvió a presentarse en el banco ayer al mediodía, y el mismo cajero le entregó el dinero. Madre e hija se marcharon en el Ford Escort de Carolina, hacia su casa, situada a unas veinte cuadras de la entidad bancaria, en 36 y 21.

Pero todo se salió de la normalidad. Acababan de estacionar cuando fueron abordadas por dos delincuentes que se movilizaban en una moto. Uno de los ladrones amenazó a la mujer embarazada con un revólver, la sacó del vehículo, la arrastró hasta dejarla en el piso y le dijo: "Dame la plata que sacaste del banco". La golpeó en la cabeza y le pegó un tiro.

La bala entró por la boca, salió por el mentón y se metió de nuevo en su cuerpo por el pecho, hasta quedar alojada en la parte superior del abdomen.

Los delincuentes huyeron con el dinero y Piparo fue trasladada de urgencia al hospital San Roque, de Gonnet. "Entró casi muerta", dijo su hermano, Matías.

Pero los médicos lograron salvarle la vida. Había perdido mu­cha sangre y tuvieron que adelan­tar el parto. Cuando Isidro nació, por una cesárea de emergencia, estaba azul debido a la privación de oxígeno; sufrió, además, un paro cardíaco. Ano­che, el estado de madre e hijo era "crítico", según el director del San Roque, Daniel Angeleri. El hospi­tal difundirá hoy un nuevo parte médico.

"Fue el cajero", le dijo Carolina a su esposo antes de ser llevada a terapia intensiva. Así lo contó el hombre en un breve diálogo con la prensa. Agregó que el banco Santan­der Río es "civil y penalmente responsable" por lo ocu­rrido.

cerrar

Los abogados de la familia, Gus­ta­vo Galasso y Fabián Améndola, anticipa­ron que entablarán una deman­da civil contra la enti­dad bancaria, además de actuar como particulares damnificados en la cau­sa penal, a cargo del fis­cal Marcelo Romero.

En un comuni­ca­do, el banco expresó su "repudio" por el hecho y su "solidaridad" con la víctima, y afirmó estar colaborando "activamente" con la pesquisa (ver aparte).

El jefe de la policía bonaerense, comisario general Juan Carlos Paggi, dijo que en el caso es "evidente" la participación de un entregador.

Por orden de Romero, la policía realizó ayer varios allanamientos en los parti­dos de La Plata y Ensenada. En este último distrito, en el barrio El Dique, fue detenido Carlos Burgos, un joven de 18 años sospechoso de ser el autor material del disparo. Tiene antecedentes penales y su padre está preso, acusado de inte­grar una banda dedicada a cometer salideras bancarias, según fuentes de la investigación.

Una joven cuyo nombre no se difundió fue arrestada también como presunta cómplice del hecho. Sucede que el supuesto conductor de la moto le envió un mensaje de texto en el que le avisaba que pensaba dejarle el dinero robado y esconderse por un tiempo. El autor de ese mensaje está identificado, pero, al cierre de esta edición, estaba prófugo.

En la casa de Burgos, los investigadores secuestraron una moto y un revólver calibre 22 que estaba enterrado y que podría ser el arma utilizada en el hecho. En otros allanamientos se decomisaron la moto que habrían usado los delincuentes y otro revólver, calibre 38, además de dólares y pesos que podrían ser parte del botín. También se incautaron varios celulares y se confeccionó un identikit del fugitivo.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro Casal visitaron a Piparo en el hospital. Scioli dijo que asaltar a una mujer embarazada "es el hecho más cobarde que se puede cometer".

Los dos escenarios del hecho

OTRO CASO EN SAN TELMO

Dos empleados del canal de noticias Crónica TV fueron asaltados ayer por la tarde en Bernardo de Irigoyen y Rivadavia por cuatro hombres que se desplazaban en moto, quienes luego de golpearlos les robaron 85.000 pesos que acababan de retirar de un banco ubicado en Avenida de Mayo al 1100, en San Telmo. Fuentes policiales informaron que los ladrones eran, al parecer, los mismos que minutos antes habían intentado cometer otra "salidera" en la misma zona, donde asaltaron a un contador que había salido de una entidad bancaria con una importante suma de dinero.

PARA TENER EN CUENTA

Evitar la rutina: para aquellas personas que realizan operaciones bancarias habitualmente, la policía recomienda variar los horarios y los días en los que se concurre al banco, con el fin de evitar ser señalados por los delincuentes que se dedican a "marcar" a los clientes fuera de la sucursal.

Desorientar al ladrón: si se retira una importante cantidad de dinero, se sugiere ir acompañado por otra persona; en este caso, se recomienda que ambos lleven bolsos o maletines similares para dificultar la tarea del "marcador".

No abordar el primer taxi: no es conveniente tomar el taxi que pasa por la puerta del banco, debido a que es posible que el vehículo sea utilizado por un ladrón que opera con un cómplice que se hace pasar por cliente.

Mirar hacia atrás: debido a que en la mayoría de los casos los asaltos se concretan cuando la persona que retiró dinero del banco llega a su casa, se recomienda verificar que nadie lo haya seguido al salir del banco. Los asaltantes sorprenden a sus víctimas cuando llegan a sus casas, lejos de la vigilancia policial.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas