Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lucha de fuerzas en un Congreso dividido

En un clima de confrontación, la oposición avanzará en proyectos clave, mientras que el oficialismo se respalda en los inestables números del Senado, según expresaron legisladores a lanacion.com

Martes 03 de agosto de 2010 • 06:38
SEGUIR
LA NACION
0

Las altas temperaturas que calentaron el Congreso en la madrugada del 15 de julio último, con los debates por el matrimonio gay en el Senado y por la ley de glaciares en Diputados, persisten pese a las dos semanas de receso invernal que terminaron el viernes último.

"El oficialismo quiere imponer su voluntad desde la minoría", acusan desde los bloques no kirchneristas. En el Frente para la Victoria desean "que la oposición actúe con una racionalidad que aun no ha mostrado". En este clima, se pronostica un semestre de tensión, cruces y tironeos en el Parlamento.

Consultados por lanacion.com, legisladores de la oposición coincidieron en las prioridades para los próximos cinco meses: el aumento de las jubilaciones y el fin de las retenciones.

Lejos de claudicar tras el anuncio oficial del aumento del 16,9% en las jubilaciones, la oposición revalidó su proyecto para equiparar los haberes al 82% del salario mínimo. "El anuncio demuestra claramente la existencia de los recursos necesarios para hacer frente a ese pago", expresó la líder del GEN, Margarita Stolbizer, ante las críticas oficialistas a la iniciativa.

En cuanto al vencimiento de las facultades que el Congreso delegó al Poder Ejecutivo en 1994, entre ellas la de fijar retenciones a las exportaciones, la oposición asegura que no se renovarán, aunque surgen disidencias al momento de proponer una alternativa. "El oficialismo no tiene disposición a sentarse a dialogar", aseguró la diputada radical Silvana Giudici, respecto a las negociaciones previas a la sesión del 24 de agosto.

"Necesitamos un Indec que diga la verdad y una Oncca que no tenga irregularidades en la gestión de recursos y que no impida la producción", sostuvo el jefe de la bancada de Pro en Diputados, Federico Pinedo. Además de las reformas de esos dos organismos, en la agenda conjunta de la oposición en ambas cámaras también figuran la ley de acceso a la información pública, la norma de entidades financieras, el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias y la regulación del reparto de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN).

En la vereda de enfrente, el oficialismo se propone instalar los temas pendientes que envió el Poder Ejecutivo, según explicó el presidente del bloque kirchnerista en la Cámara baja, Agustín Rossi. Entre esas iniciativas se encuentran la modificación del régimen laboral del personal doméstico y del peón rural, la modificación de la ley penal tributaria para aumentar las penas para los grandes evasores, y la modificación de la ley de quiebras, para permitir la participación activa de los trabajadores en proceso de quiebra.

Pero no ignora que la oposición, con una ventajosa mayoría en Diputados, intentará imponer su agenda, ante la que el kirchnerismo tiene una postura clara: "Vamos a defender lo actuado por el Gobierno", sintetizó el santafecino.

El proyecto de presupuesto también traerá un debate picante: ingresará en septiembre y se encontrará por primera vez en la gestión kirchnerista con un Parlamento reticente. "Se trata del la ley de leyes, que determina la hoja de ruta de la gestión del Gobierno durante todo el año que viene, así que espero que la oposición actúe con racionalidad", expresó Rossi a lanacion.com.

Tres comisiones clave. La discusión volverá al recinto de la Cámara baja mañana, donde se terminará el tratamiento en particular de la ley de protección de glaciares. Pero los proyectos más candentes se debatirán desde hoy en tres comisiones, que estaban paralizadas por la decisión de los titulares oficialistas de esos cuerpos, y que vuelven a funcionar por obligación de la mayoría opositora. Se trata de la de Presupuesto, la de Comercio, y la de Peticiones, Poderes y Reglamento.

"No pretenderá la oposición que le hagamos un camino fácil alrededor de lo que quieren impulsar, temas que apuntan a desfinanciar el Estado o a modificar la ecuación fiscal del Gobierno", indicó Rossi respecto a la estrategia de trabar el debate en esas comisiones. "Nosotros venimos tratando de instalar, a partir del ejercicio de nuestra mayoría en esas comisiones, la obligación que los presidentes tienen de reunirlas. En la medida que no lo hagan, buscaremos la forma para llegar al recinto con los dictámenes", desafió por su parte Stolbizer.

Esta semana se debatirán allí: la reforma del Indec, la conformación de tres comisiones investigadoras (para la Oncca, obras públicas y deuda externa), el aumento de las jubilaciones, el reparto de ATN y la suba al mínimo de Ganancias.

Los números del Senado. En el Senado, en tanto, se vive un escenario distinto: una mayoría variable, empantanada por denuncias de corrupción, provocan una agenda volátil, que cambia "semana a semana", como indican desde el oficialismo.

La oposición tenía planeado debatir mañana el proyecto de las jubilaciones presentado por el socialista Rubén Giustiniani, mientras que también ahí comenzaría a tratarse el proyecto de normalización del Indec. Sin embargo, el cronograma está cubierto de incertidumbre: "Si la relación de fuerzas siguen como estaba arreglado, se tratarán primero ahí. Si cambia la relación de fuerzas, avanzará en Diputados para darle media sanción", expresó la diputada Giudici. Es que, según explicó, la estrategia conjunta de diputados y senadores del arco no kirchnerista es "avanzar en el lugar donde se pueda ir a paso seguro y que se pueda sancionar".

En ese clima, también se tratarán en la Cámara alta proyectos de la oposición ya aprobados en la comodidad de la mayoría en Diputados: la reforma del Consejo de la Magistratura,la limitación a los superpoderes en manos del jefe de Gabinete y la regulación de los decretos de necesidad y urgencia (DNU). Si la oposición no consigue los votos necesarios, los proyectos no podrán ser tratados hasta el año próximo, mientras que la temperatura seguirá en ascenso.


Divisiones en la oposición. A pesar de las fotos que los muestran unidos dentro del Congreso, el denominado "grupo A", que conforman los bloques no kirchneristas de ambas cámaras, a excepción de Proyecto Sur y Nuevo Encuentro, sigue mostrando grietas. Una reunión que se llevó a cabo el martes último despertó rencores en el GEN y el socialismo, que denunciaron no haber sido invitados. "A veces los grupos mayoritarios creen que tienen el derecho de tomar decisiones por sí solos", expresó Stolbizer, y comunicó que "los grupos chicos" no se comprometen en las medidas tomadas en su ausencia. "Obviamente que se necesita el número de todos, entonces, en definitiva, todos tenemos que intentar consensuar", agregó la diputada en diálogo con lanacion.com. Sin embargo, Pinedo minimizó las diferencias y explicó que "muchas veces se reúnen los más grandes porque son los que tienen más diputados y es más necesario que se movilicen", pero destacó que "los temas de fondo se discuten con todos".
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas