Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se evaluará este año a alumnos de todo el país

Habrá pruebas en primaria y secundaria

Miércoles 04 de agosto de 2010
0

Raquel San Martín LA NACION

Un panorama actualizado de los niveles de aprendizaje de los chicos y adolescentes argentinos empezará a delinearse desde el lunes próximo, cuando comience el Operativo Nacional de Evaluación (ONE) 2010 en escuelas públicas y privadas de todo el país.

Se trata de pruebas estandarizadas de lengua, matemática, ciencias sociales y ciencias naturales, que se tomarán a una muestra representativa de 60.000 alumnos de 2° o 3er. año -según la provincia- de 2000 escuelas secundarias, y a 200.000 alumnos de 3° y 6° grados de 3000 escuelas primarias. Por primera vez, además, se hará una evaluación censal a todos los estudiantes del último año del secundario, unos 410.000. Las pruebas del secundario se tomarán del 9 al 20 de este mes, y las del primario, entre el 12 y el 22 de octubre.

El ONE -que demandará una inversión de unos $ 35 millones- se presentó ayer en el Ministerio de Educación, donde sus responsables destacaron "la necesidad de la evaluación para el sistema educativo", pero admitieron demoras en la difusión de los resultados de evaluaciones anteriores. "Muchas veces los resultados no se dieron a conocer en tiempo y forma, pero se difundieron. Queremos hacer de la evaluación una cuestión formativa", dijo Eduardo Aragundi, subsecretario de Planeamiento Educativo, quien aseguró que habrá resultados disponibles para mediados de 2011.

El último ONE -que comenzó a aplicarse en 1993- se tomó en 2007 y 2008, cuando se decidió que se tomaría cada tres años. Esos resultados no tuvieron una presentación pública y se fueron subiendo a la página web del ministerio. "Para nosotros, la evaluación de la calidad no es sólo la medición de resultados con un criterio de eficiencia, como en los 90. No educamos para mejorar los rankings", dijo el ministro de Educación, Alberto Sileoni.

En esa línea, los resultados no son porcentajes de respuestas correctas, sino que se ordenan a los alumnos en tres categorías -nivel alto, medio y bajo- según lo que saben hacer. Además, alumnos, docentes y directivos responden un "cuestionario de contexto", con datos socioeconómicos, sobre el clima escolar y la infraestructura, que sirve para "contextualizar los resultados", dijo Aragundi.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas