Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La energía eólica se muda mar adentro

Un proyecto de universidades y compañías privadas de Estados Unidos busca implementar una infraestructura de molinos de viento a 37 kilómetros de la costa, lejos del campo visual humano y con mayor rendimiento energético que las actuales turbinas

Viernes 06 de agosto de 2010 • 15:08
0

Laura Plitt BBC Mundo

¿Qué mejor sitio para colocar una granja eólica que en medio del mar ? Lejos de la costa -y de la vista del público- es donde los vientos soplan más fuerte y, por ende, donde tienen la capacidad de generar una mayor cantidad de energía.

Sin embargo, construir una granja eólica en aguas profundas y mantener las turbinas de pie, sin que sean derribadas por el viento o el movimiento del mar, no es tarea sencilla.

Éste es, precisamente, el desafío que se plantea DeepCwind , un consorcio de universidades y de empresas privadas en Estados Unidos. Su objetivo es crear la primera granja eólica flotante del mundo, para obtener energía del viento a un costo razonable, e incluso menor que el de las instalaciones similares en aguas superficiales.

Actualmente las granjas eólicas en el mar están emplazadas cerca de la costa, en regiones donde la profundidad del lecho marino no supera los 30 metros.

Allí, las turbinas se fijan al suelo. Pero cuando se trata de regiones más hondas -a más de 60 metros de profundidad- aferrar las turbinas al fondo del mar deja de ser una posibilidad. La opción es dejarlas flotando.

"El problema principal es mantener las turbinas estables", explica Habib Dagher, investigador de la Universidad de Maine y director de DeepCwind. "En realidad, todo puede estabilizarse, el desafío es hacerlo sin que el costo sea exorbitante", añadió el científico.

En abril, Alemania instaló una turbina eólica en el Mar del Norte, una medida que Estados Unidos planea implementar lejos de sus costas
En abril, Alemania instaló una turbina eólica en el Mar del Norte, una medida que Estados Unidos planea implementar lejos de sus costas. Foto: AP

Buscando al mejor. El consorcio está trabajando ahora en la fabricación a escala de tres prototipos de turbinas flotantes. "La idea es instalarlos en un tanque de agua y comparar su desempeño", explicó Dagher.

Uno de los diseños consiste en un tubo flotante con una gigantesca quilla en su parte inferior, junto a unas anclas que le darán una mayor estabilidad. El otro prototipo utiliza un mecanismo que se aferra al fondo marino mediante una serie de cables, mientras que el tercero, que también se afirma al suelo con cables, tiene un par de plataformas sumergibles para mantener la turbina en equilibrio.

Una vez seleccionado el modelo que mejor funcione, el equipo trasladará las turbinas a una sitio en el mar ubicado a cuatro kilómetros de la Isla Monhegan, una pequeña isla en la costa Atlántica del norte de Estados Unidos, donde el mar tiene un profundidad de aproximadamente 120 metros.

Para 2014, el equipo tiene previsto construir la granja, no con prototipos a escala, sino con las turbinas en tamaño real.

Ventajas. En opinión de Dagher, el potencial de las granjas eólicas flotantes es enorme. Por un lado, ofrecen una solución al problema de la contaminación visual, una de las objeciones más frecuentes a esta fuente de energía alternativa.

"Al estar ubicadas a 37 kilómetros mar adentro, debido a la curvatura de la tierra, no pueden verse desde la costa", dice el científico. "Estas instalaciones no causan interferencias de ningún tipo, ya que se encuentra lejos de los canales de navegación y de las actividades recreativas", agrega.

Asimismo, su instalación es mucho más económica, ya que estas instalaciones se ensamblan en tierra y luego se llevan al sitio elegido, en oposición a las turbinas de viento de aguas superficiales, que deben ser instaladas utilizando herramientas y barcos especiales.

Y, por supuesto, está el factor energético: como la velocidad del viento es mucho mayor, Dagher estima que estas granjas podrían generar el doble de electricidad que las granjas eólicas convencionales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas