Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Economías regionales / Citricultura

El codiciado pomelo blanco de Formosa

Campo

El fruto producido en la provincia norteña tiene el tenor de azúcar más alto del país y se cosecha 45 días antes que en el resto de la Argentina; impulsan programas de apoyo para los pequeños agricultores

FORMOSA.- El pomelo es considerado una buena alternativa para los pequeños productores y también un buen producto de exportación a partir de su aprovechamiento industrial, un aspecto que comenzó a advertirse hace poco tiempo.

Formosa tiene el pomelo blanco con mayor tenor de azúcar de la Argentina, por lo que las firmas del sur del país lo adquieren para mezclarlo con los jugos propios, de modo tal de responder al paladar de los exigentes consumidores europeos .

Además, el fruto producido en Formosa llega al mercado nacional 45 días antes del resto de los pomelos producidos en otras provincias, por lo que en ese lapso se obtienen precios interesantes por el producto.

Hasta marzo, los pomelos que se cosechan tienen cáscara verde, pero son maduros. En ese estado, son enviados a un proceso de desverdizado que les otorga la pigmentación adecuada. El tratamiento se lleva a cabo en un galpón de empaque donde también se embala y se lo envía a Buenos Aires, ya con el tradicional color amarillo.

El resto de los productores formoseños acostumbra cosechar los pomelos cuando ya maduraron en la planta y allí obtuvieron la coloratura característica. En este caso, la fruta es destinada al abastecimiento del mercado local y regional.

Formosa, Salta y Jujuy son las principales productoras de pomelo blanco de la Argentina, en las variedades Duncan y Marsh, que son las que ofrecen gran cantidad de jugo con un sabor sobresaliente.

Entre quintas familiares, chacras y establecimientos que desarrollan su actividad con sentido comercial, existen en la actualidad en Formosa unas 1000 hectáreas de pomelos.

La firma Vivefor es el único vivero certificado y que funciona con habilitación oficial. Cuenta con una capacidad de producción de 50.000 plantas anuales, aunque esa cifra se ciñe a la actual demanda y puede intensificarse para el caso de que haya un mayor crecimiento de aquélla, ya que se trata de una tarea que demanda dos años de trabajos básicos para salir al mercado, que incluyen el injertado y la provisión de las yemas y semillas certificadas.

La escasa oferta de viveros motivó al gobierno provincial a impulsar un programa de fortalecimiento citrícola, poniendo acento en el pomelo blanco. Así, el Ministerio de la Producción, en forma conjunta con el Programa de Acción Integral para los Pequeños Productores Agropecuarios (Paippa), ayudó a promover la expansión de las áreas citrícolas y, en particular, la de pomelo.

En ese marco, se distribuyeron más de 70.000 plantas a decenas de chacareros que trabajan en una zona que abarca desde el río Paraguay hasta el Oeste, a la altura de la localidad de Ibarreta. En esa franja se desarrollaron lotes citrícolas entregándose a cada productor una fracción. Esta propuesta tuvo la finalidad de crear las condiciones para que los pequeños productores dispusieran de ingresos durante todo el año y también de fuente de vitaminas para la dieta familiar.

Entre los emprendimientos principales que producen fruta fresca en la provincia figuran el establecimiento Guazu Cuá, de la Compañía General de Hacienda, en el departamento de Pilagás; Agrocit y Sumayén, en las cercanías de Las Lomitas, en el centro oeste formoseño.

En el departamento de Laishí se encuentra Martín Fierro, de los hermanos Rivira, y se agregan a ellos Ceres, en el departamento de Pilagás, y el Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias en Laguna Yema, con 14 hectáreas. Hay asimismo decenas de quintas productivas en Laguna Naineck, Misión Laishí, Espinillo, Tres Lagunas y Mayor Villafañe.

Del lado de la industrialización, la firma Formosa Alimentos, ubicada en el parque industrial de esta capital, elabora jugos concentrados, sobre todo de pomelo. Pero también aprovecha el pomelo la planta de Nutrir, que elabora jugos, mermeladas y dulces que distribuye en las escuelas, hospitales públicos y hogares de ancianos.

Finalmente, están los emprendedores privados, que elaboran, por ejemplo, vino de pomelo o "pomelino", como es el caso de Don Kelo, en Herradura, y Don Rogelio, en Laguna Blanca. .

Por Justo L. Urbieta Para LA NACION
TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdouts