Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bibliotecas para volar

El público argentino celebra cada vez más las bondades de los libros-álbum. Entre los profesionales que se dedican a este rubro se encuentran Isol, Istvansch y Bianki, creadores de universos tan sorprendentes y vitales como sus jóvenes lectores

SEGUIR
LA NACION
Domingo 08 de agosto de 2010
0

ISOL "SOMOS ANALFABETOS EN LA LECTURA DE IMAGENES"

En la escuela nos enseñan que las palabras reemplazan a los dibujos, y ese gran error hace que reneguemos de las imágenes cuando empezamos a leer -dice convencida Isol, autora e ilustradora, además de cantante-. No crecemos en la lectura de imágenes como sí en la lectura de textos, y esa pérdida es tan abrupta que, más tarde, la mayoría de los adultos se ocupan en aclarar: «Yo, de arte, no entiendo nada», y otras cosas por el estilo. Desde la prehistoria hasta hoy, antes de aprender a escribir dibujamos, y los terapeutas saben que el lenguaje pictórico contiene muchas claves sobre quiénes somos y cómo vemos el mundo. Lamentablemente, esta puerta de expresión y aventura se cierra. Perdemos capacidades de lectura de imágenes, y nos defendemos de ello porque no lo disfrutamos; porque somos, o nos sentimos, analfabetos en este terreno."

Las artes siempre han sido el lugar donde mejor se siente Marisol Misenta (Isol), esta mujer de 38 años que en 1997 dio a conocer Vida de perros, su primer libro, y que tiempo más tarde ilustró El cuento de Auggie Wren y El cuento de Navidad de Auggie Wren, ambos de Paul Auster. "El diálogo que se genera entre las palabras y las ilustraciones hace que un texto pueda ser leído de mil formas diferentes de acuerdo con la imagen que tiene al lado. El resultado final es la unión que hacemos en nuestro cerebro de esos dos discursos."

Sin límites. Para esta autora, la clave está en recuperar la mirada desprejuiciada de la infancia
Sin límites. Para esta autora, la clave está en recuperar la mirada desprejuiciada de la infancia. Foto: Foto: Daniel Pessah. Ilustración: Isol

-¿Existe cierto prejuicio hacia la literatura infantil?

-Está claro que un chico se puede divertir con la tapa de un frasco vacío o mirando una hormiguita durante una hora. Pero justamente cuando el objeto que le ofrecemos para jugar es el producto de una construcción y una mirada hecha por un adulto, [el libro] tendría que tener por lo menos un poco más de personalidad y creación. Creo que lo que pasa es que muchos artistas, escritores y dibujantes talentosos empezaron a hacer libros de imágenes, y no trajeron consigo el prejuicio de "lo que es para niños no es para adultos". Ese cambio se nota, y también aparece una nueva generación de padres que disfruta ese aire nuevo. Lo que noto es que, como me pasa a mí, hay otros autores que también dicen que no hacen libros que no leerían ellos mismos. Mi criterio es mi herramienta principal. Claro que pienso que esto pueda ser compartido con un niño, pero tampoco un niño es un marciano, tan diferente de mí. La mirada del niño es creadora; en ese aspecto, podemos disfrutar juntos de miles de cosas.

-¿Es una mirada más atenta?

-Puede ser. Creo que los niños tienen un tiempo de ocio que es muy necesario para imaginar y estar abierto a que sucedan cosas inesperadas. El aburrimiento es madre de muchos descubrimientos.

-¿Qué permite el libro-álbum?

-Generar historias con varias perspectivas: un dibujo puede ampliar o hasta contradecir lo que dice el texto. Y un dibujo, de acuerdo con el texto que lo "ilumine", puede verse con nuevos ojos: esto es lo que juega en mi libro Tener un patito es útil y en Vida de perros, los dos publicados por el Fondo de Cultura Económica.

Dibujos y sones

Marisol Misenta (Isol) nació en Buenos Aires en 1972.

En 1997 publicó su primer libro, Vida de perros, e ilustró textos de otros creadores, como Paul Auster y Jorge Luján.

Su otra pasión es la música. Formó parte de la banda Entre Ríos y participa en un conjunto de música de cámara barroca.

Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo, de Lewis Carroll, y los Cuentos de Polidoro (dibujados por Sábat, Ayax Barnes, Napoleón y muchos otros) son algunas de las obras que alimentaron su camino como escritora e ilustradora.

Este año editará Petit el monstruo (Calibroscopio) y Pantuflas de perrito, con textos de Jorge Luján (Pequeño Editor).

En internet

http://isolisol.blogspot.com

http://www.isol-isol.com.ar

http://www.myspace.com/isolzypce

BIANKI "LOS CHICOS SON OBSERVADORES DEL MUNDO"

A Bianki le gusta el arte de transformar, y en ese intento por componer "otros universos" intervendrá todo aquello que caiga en las páginas de esa libreta guillotinada (extraída de un libro de contabilidad) que siempre tiene a mano. "Me encanta eso de recoger lo que se cruza en mi camino -reconoce el autor y editor del exquisito e inclasificable libro, recientemente publicado, Con la cabeza en las nubes-. Lo que para muchos es basura, para mí es un souvenir relacionado con el imaginario colectivo. Pueden ser servilletas, boletos, envoltorios, cajitas de fósforos... En estos días estoy terminando un libro dedicado a la ciudad de Buenos Aires, para la editorial española Media Vaca, que ilustro a partir de lo que reuní."

Nacido como Diego Bianchi en La Plata, Bianki está convencido de que un libro puede apelar a las capacidades lúdicas y creativas sin importar la edad del lector. "Eso lo permite el libro-álbum, en el que la imagen y las palabras conviven y generan un código de lectura diferente", asegura.

Al igual que Anthony Browne, el artista argentino cree que los niños son mejores observadores de las imágenes y sus significados que los adultos. "Su mirar es mucho más abarcador, porque son observadores del mundo, esponjas dispuestas a absorberlo", dice.

Hoy la libertad creativa parece haber encontrado, en pequeños sellos que editan para chicos, un nicho donde experimentar. "Peleamos activamente por este espacio en el que la imagen ya no ilustra la letra escrita, sino que la complementa, la expande, y se anima también a contradecirla. Creemos que un mismo libro puede sorprender y conmover a múltiples lectores." No sólo se trata de dibujos: es una apuesta innovadora emparentada con las experiencias más disímiles del arte actual. Es por eso que uno puede hallar en las páginas de Pequeño Editor (la editorial que dirige junto a su mujer, la escritora Ruth Kaufman) obras en las que conviven la fotografía, el collage, el cómic y los dibujos animados. "Son los adultos los que compran los libros para chicos, son los adultos los que los eligen, y no todos se permiten ver un poco más allá -enfatiza Bianki-. Nos pasa con la colección Fuelle: los chicos se sienten atraídos hacia este libro-objeto (algunos vienen en cajitas, otros se estiran, otros pueden mirarse de atrás para adelante y de adelante para atrás) y, sin embargo, los grandes no se animan ni siquiera a sacarlo de la caja o desplegarlo, por lo que puede llegar a decir el vendedor. Y son los adultos los que compran."

Por esta razón, la mayoría de las editoriales necesita orientar al comprador. "Lo hacen fragmentando los libros por edades recomendadas; quizá por eso muchas obras quedan destinadas a un público limitado. Sin embargo, como todos hemos podido comprobar, hay niños que son grandes lectores, mientras que hay personas grandes que no son sino lectores muy pequeños, casi insignificantes.

Pasión de editor

Diego Bianchi nació en La Plata en 1963. Es ilustrador, artista gráfico y diseñador.

Colabora con varios medios nacionales y extranjeros.

Ilustró libros para niños, de editoriales nacionales y europeas.

En 1993, junto al humorista gráfico Sergio Langer, fundó la mítica revista de artes gráficas Lápiz Japonés.

Desde 2003 es editor responsable y director de arte del sello de libros ilustrados Pequeño Editor.

En internet

www.diegobianki.com

www.diegobianki2.blogspot.com

www.pequeñoeditor.com

www.mediavaca.com

ISTVANSCH "ESTAMOS EN PRESENCIA DE LA CONSOLIDACION DE UN GENERO"

Los chicos, sobre todo los más pequeñitos, no están aún mediatizados por la sociedad, las instituciones, los miedos, las autocensuras, y eso lleva a que tengan una inmensa permeabilidad y se permitan leer sin estar condicionados por prejuicios -reconoce este artista, ilustrador, diseñador, escritor y editor nacido en Madrid-. Los grandes muchas veces desnaturalizamos una lectura que debería ser disfrutada con absoluta fluidez. Esa permeabilidad es la que lleva a los chicos a ver y entender aquello que se siente en la piel, investigando de adelante para atrás o de atrás para adelante, haciendo girar, siguiendo con el dedito, abandonando en la mitad, retomando más adelante, pidiendo explicaciones, entusiasmándose y aburriéndose."

Descendiente de húngaros, rumanos, italianos y franceses, a Istvan Schritter le gusta jugar, y mucho, con el proyecto gráfico de sus libros. "A través del diseño quiero generar que el lector se mueva, textualmente: que deba mover el libro, cambiarlo de posición o cambiarse de posición; juego mucho a que el objeto libro se descubra como eso, un objeto, una cosa, y no el sacralizado libro para leer en el atril." Los ejemplos son variados en sus obras. En Todo el dinero del mundo (Sudamericana), el frenesí del protagonista lo manifestó en textos que están unas veces patas para abajo, otras patas para arriba, obligando al lector a hacer girar el libro. "Una de las principales habilidades que debe lograr un autor de libros-álbum, sea un autor integral o una dupla de escritor e ilustrador, es no reiterar lo que el otro lenguaje dice, no superponer significados."

-¿La complicidad con las imágenes propicia múltiples lecturas a la vez?

-La unión de dos discursos para crear un nuevo espacio de lectura desencadena obligatoriamente lecturas múltiples. Está la lectura del texto, la lectura de las ilustraciones.

-Hoy, los libros destinados a los chicos resultan más desafiantes que el resto. ¿Por qué cree que es así?

-Creo que estamos en presencia de la consolidación de un nuevo género. Lo que está pasando es que los libros "para chicos" están siendo disfrutados por lectores de todas las edades, y los grandes se están permitiendo dirigir la mirada a esos objetos tan seductores. La sorpresa se genera cuando se cae en la evidencia de todo lo que de inteligente, transgresor y desafiante tienen estos libros; en el descubrir que tienen tanto para leer como una novela, que no basta con hacer un barrido por los dibujitos, que si uno se interna en serio tendrá que vérselas con metáforas, con elipsis y paradojas, y vaya a saber cuántos significados más que se descubren naciendo no sólo de las palabras.

De chico, Istvansch prefería dibujar a sus amigos antes que jugar fútbol. Leía y releía a Asterix, Lucky Lucke, Mafalda, El Eternauta, a la par que lo mismo hacía con los impresionistas y posimpresionistas, y se dejaba seducir por "ilustradores inmortales", como Ayax Barnes, y colecciones clásicas, como los Cuentos de Polidoro y Los Libros del Chiribitil. "Siento que me representan mucho los libros más disparatados y extraños que he hecho, como Detrás de él estaba su nariz (Del Eclipse); ¿Has visto? (Del Eclipse); El hombre más peludo del mundo (Tándem); Todos podemos dibujar (AZ) y, por supuesto, mi libro teórico La otra lectura. Las ilustraciones en los libros para niños (Lugar Editorial)."

Mirada global

Istvan Schritter nació en Madrid, España, el 8 de octubre de 1968.

Creció en San Jorge, un pueblo de Santa Fe.

Es ilustrador, diseñador y escritor.

Publicó libros en diversos países americanos, europeos y asiáticos.

Fue director de varias colecciones de literatura infantil.

En la actualidad dirige las colecciones Libros-álbum del Eclipse y Pequeños del Eclipse, de Ediciones Del Eclipse.

En internet

http://www.istvansch.com.ar  

http://istvanschexpo.blogspot.com/

http://www.deleclipse.com/

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas