Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Telecomunicaciones / Avance de la oposición en el Congreso

Se podría retener el número de teléfono fijo

Economía

Una comisión del Senado aprobó un proyecto que extiende el derecho ya aprobado en celulares; críticas al secretario de Comunicaciones

Por   | LA NACION

El Senado avanzó ayer con el reconocimiento del derecho de los usuarios del servicio telefónico a conservar su número de teléfono al cambiar de compañía prestadora, al firmar la Comisión de Sistemas y Medios de Comunicación el dictamen de un proyecto de ley que extiende la llamada portabilidad numérica a los usuarios de telefonía celular y fija. La reunión en la que se trató el proyecto no estuvo exenta de polémica.

El despacho fue firmado por los senadores de la oposición, pero también contó con el concurso del oficialista Luis Viana (Frente para la Victoria-Misiones) y quedó así en condiciones de ser discutido en la próxima sesión de la Cámara alta, ya que cuenta con una moción de preferencia con dictamen aprobada la semana pasada.

Molestos porque el Poder Ejecutivo había firmado anteanoche un decreto reglamentario de similares características, los legisladores del arco no oficialista decidieron expulsar de la comisión al secretario de Comunicaciones de la Nación, Lisandro Salas.

El funcionario había sido invitado a pedido del kirchnerismo con el objetivo de limar diferencias entre el decreto que estaba elaborando el Gobierno y el dictamen que venía trabajando la comisión. El anuncio del Poder Ejecutivo, protagonizado por el propio Salas en la Casa Rosada, provocó un severo malestar en la oposición, que decidió desairar al secretario de Estado negándole la palabra y pidiéndole que se retirara.

"Creo que fue una maniobra de dilación del oficialismo", se quejó el radical Luis Naidenoff (UCR-Formosa), quien recordó que de no mediar el pedido del kirchnerismo para citar a Salas la Comisión de Sistemas y Medios de Comunicación habría firmado el dictamen la semana pasada.

Si bien no avaló la decisión de sus colegas de echar a Salas de la reunión, el oficialista Viana coincidió en calificar como "una tomadura de pelo" que el Poder Ejecutivo haya anunciado el decreto reglamentario apenas unas horas antes de la reunión que iba a protagonizar el funcionario en el Senado.

El proyecto tiene, al menos, dos grandes diferencias con el decreto divulgado anteanoche en la Casa Rosada.

Diferencias

La más importante es que la iniciativa que se discute en el Senado establece la portabilidad numérica para toda la telefonía, tanto la celular como la fija.

Además, establece la gratuidad para la realización del trámite, mientras que, según explicó Naidenoff a LA NACION, "la reglamentación instituye un costo de cinco pesos que debe pagar el usuario". El legislador destacó que sólo en el caso de la telefonía móvil, único ámbito en el que reglamenta la portabilidad el decreto del Poder Ejecutivo, el negocio alcanza a unas 50 millones de líneas.

Por su parte, Viana destacó la mayor amplitud del proyecto respaldado ayer por la comisión del Senado. "La portabilidad para la telefonía fija es muy importante para las empresas y los comercios, porque les permitirá bajar costos por la mayor competencia en el mercado telefónico", explicó.

El senador oficialista, autor de una de las siete iniciativas que se sintetizaron en el dictamen de ayer, también remarcó el hecho de que no sólo en telefonía móvil esto permitirá una mayor oferta de prestadores. "En telefonía fija hay cooperativas que podrán ofrecer sus servicios para atraer a clientes de otras empresas", señaló ante una consulta de LA NACION.

El proyecto reconoce la portabilidad del número telefónico como un derecho de los clientes, siguiendo así la línea del decreto firmado en 2000 por el gobierno de Fernando de la Rúa, y establece que el sistema deberá estar operativo en un plazo no superior a 15 meses a partir de la reglamentación que deberá dictar la autoridad de aplicación.

Además, sostiene que la portabilidad deberá efectuarse de forma sencilla y en tiempos mínimos y reconoce para los clientes la posibilidad de reservar su número por al menos ocho meses para los casos en que el pedido no sea con carácter de inmediato.

Por último, crea una base de datos que deberá centralizar todos los números asignados y que deberá administrar una empresa independiente, es decir, sin vínculo societario directo o indirecto con las licenciatarias del servicio de telefonía. .

TEMAS DE HOYArgentina en defaultMelina LópezConflicto en Medio OrienteTorneo Primera División