Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Barenboim: "En la Argentina aprendí que no hay problemas con las identidades múltiples"

El músico ofreció una conferencia de prensa antes del concierto gratuito que dará con la orquesta West-Eastern Divan el sábado en la Avenida 9 de julio

Jueves 19 de agosto de 2010 • 15:26
0

"Me han aplaudido mucho, pero nunca como anoche. Estoy muy emocionado", dijo el director de orquestas y pianista Daniel Barenboim, que llegó a la Argentina a ofrecer una serie de conciertos en el Teatro Colón, en el marco de los festejos por el Bicentenario nacional.

El músico argentino-israelí dirige la orquesta West-Eastern Divan, conformada por artistas de origen árabe, israelí y palestino, en un esfuerzo por contribuir a la unión de estas naciones. "Aquí me acostumbré a pensar que no había problemas de identidades múltiples: podía ser judío, musulmán, palestino. Dentro de todas las diferencias está el elemento común de ser argentinos. Es una lección que el resto del mundo todavía tiene que aprender", dijo el artista, que además de los conciertos programados en el Teatro Colón, anunció que realizará una presentación gratuita en la Avenida 9 de julio, el sábado a las 15, porque considera "muy importante de vez en cuando hacer una manifestación masiva".

"Me emocionó mucho el cariño que me demostró el público, y me fue difícil empezar a dirigir", comentó Barenboim en referencia a su concierto de anoche, el primero que ofrece en el Teatro Colón.

Consultado sobre si considera que el mundo entendió su activismo y su mensaje humanitario, el músico respondió con una de sus infalibles metáforas: "Aprendí muchas cosas en la vida pero nunca a nadar bien, porque quien nada bien sigue la corriente. Yo, como no nado bien, voy en contra de la corriente".

cerrar

"Un milagro acústico". Cuando Barenboim se presentó el la Argentina, en 2008, al mando de la Staatskapelle de Berlín, dijo sentirse "triste" por la situación del Colón. "El Colón no es sólo un teatro para traer grandes cantantes y directores; es el símbolo de la riqueza de la vida cultural en la Argentina", dijo por ese entonces y cuestionó a las autoridades locales: "Que aún hoy esté cerrado es una señal de que algo no funciona muy bien. Me permito decir esto porque, aunque no vivo en Buenos Aires, me duele, y llevo a la Argentina conmigo adonde sea que esté. Por eso quiero hablarle a todas las personas responsables e irresponsables para que olviden las ambiciones personales, porque eso es muy pequeño, y el gran orgullo es que el teatro se abra de nuevo para 2010".

Hoy, con el pedido cumplido, el músico manifestó su satisfacción: "Lo que se hizo con la reapertura del teatro es devolverlo a los argentinos. Está restaurado magníficamente. Sigue siendo perfectamente joven y naturalmente joven", comentó para luego ponderar la acústica tan valorada a nivel internacional. "Me dijeron el Colón es un milagro acústico, y tenían razón", asentó y lo confirmó con una sonrisa más que elocuente.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas