Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con solicitadas, Cablevisión y el Gobierno refuerzan la pelea

Fibertel vinculó el retiro de la licencia con "una escalada cada vez más totalitaria"; el Ejecutivo se justificó

Viernes 20 de agosto de 2010 • 14:32
Foto: Diario LA NACION
0

Comenzó la guerra de solicitadas. A través de duras notas publicadas en los grandes diarios porteños, la empresa Cablevisión y el Gobierno se sacaron chispas por la decisión del Ejecutivo de declarar la caducidad de la licencia de Fibertel.

La firma del Grupo Clarín advirtió que la resolución por la que el Gobierno declara la caducidad de la licencia del servicio de Internet de Fibertel es "una medida ilegal y arbitraria, que forma parte de una escalada cada vez más totalitaria".

"El Gobierno pretende dar de baja la licencia del servicio de Internet que eficientemente está brindando Cablevisión a través de su marca Fibertel. La medida busca atacar a sus clientes, reducir drásticamente la competencia y consagrar el monopolio de las telefónicas", sostuvo la compañía a través de una solicitada publicada hoy en los diarios.

La compañía subrayó que "seguirá brindando con normalidad su servicio de internet y ejercerá todas las acciones judiciales para defender los legítimos derechos de sus clientes".

Cablevisión-Fibertel advierte que "la inédita resolución -que no tiene antecedentes- carece de todo sustento legal pues desde el año 2003, Cablevisión es el pleno y legítimo titular de la licencia que opera con la marca Fibertel, tras la absorción societaria de esta última, que fue aprobada por la Inspección General de Justicia".

"Esta medida abusiva intenta afectar de manera directa a más de un millón de clientes y a todos los argentinos que hoy pueden contar con una opción competitiva y de vanguardia tecnológica en banda ancha. Pero además se impedirá la libre elección del proveedor de internet por los consumidores, fortaleciendo sospechosamente el monopolio de las compañías telefónicas", agrega la solicitada.

En el texto, la empresa sostiene, también, que "éste es el reflejo de una actitud abusiva del Gobierno que, además, implicaría una gravísima penalización para los clientes que quedarían como rehenes de una persecusión. Los mismos clientes que han convertido a Fibertel en el servicio más confiable, el de mayor velocidad y desarrollo tecnológico, el único con tarifas nacionales y el primero con red propia".

"Se trata de un paso más en la brutal campaña de persecusión, ataques y hostigamiento contra una empresa argentina que fue la primera en introducir internet de alta velocidad en el país, mediante el servicio de cable, hace ya 13 años", concluye la solicitada.

El Gobierno. En tanto, la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) defendió hoy, mediante una solicitada publicada en los diarios, la resolución que declara la caducidad del servicio de Internet que la empresa Cablevisión presta a través de Fibertel.

"Es importante destacar ante malintencionadas versiones que la decisión es una sanción ante la inexistencia de la persona física titular de la licencia, toda vez que de manera unilateral y sin autorización previa de la autoridad de aplicación la empresa Fibertel se disolvió y fue absorbida por la empresa Cablevisión Sociedad Anónima", sostiene la CNC.

En la solicitada, el organismo sostiene que "esta disolución de Fibertel titular de la licencia ocurrió el 15 de enero de 2009 y desde esa fecha Cablevisión ha venido utilizando por decisión propia una licencia que no estaba autorizado a usufructuar, ya que nuestro sistema legal no hay transferencias automáticas o de pleno derecho de las licencias y registros de servicios de telecomunicaciones".

"Fibertel, para el Estado nacional, no es una marca, era la sociedad anónima titular de la licencia y por tanto una persona jurídica que no podía transferir sus derechos a otra persona jurídica sin autorización previa de la autoridad de aplicación que no es la Inspección General de Justicia sino la Secretaría de Comunicaciones", agrega la nota.

La CNC destacó que "para resguardar los intereses de los actuales usuarios y clientes, que pagan su servicio de internet a Cablevisión -sobre la licencia caduca de Fibertel- se ha dispuesto otorgar un plazo de 90 días a efectos que ejerzan la libre elección de su nuevo proveedor del servicio".

"De esta manera el Estado Nacional garantiza la competencia en la prestación del servicio de internet y protege a los usuarios y consumidores contra los monopolios y para ello hace saber que existen en el mercado más de 200 proveedores inscriptos y en condiciones de ofrecer un servicio confiable, de calidad, con la velocidad adecuada y un desarrollo tecnológico compatible con las necesidades de la comunicación moderna", concluyó el organismo.

En tanto, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, afirmó hoy que la empresa Cablevisión presta "en forma trucha" el servicio de internet a través de la marca Fibertel, sobre cuya licencia el Gobierno ordenó la caducidad.

De Vido puntualizó que "el Gobierno no intenta prohibir, sino que actúa con toda la fuerza de la ley ante la violación de la misma".

"Hay una violación flagrante de una ley", subrayó el funcionario, quien sostuvo: "No estamos en pelea contra un grupo determinado, sino que estamos dando un debate político e institucional, y una firme decisión de evitar concentraciones monopólicas sean del signo que sean y en la actividad que fuere".

Destacó que "la ley no habla de que hay que intimar, sino que dice que ante la inexistencia de persona jurídica, el servicio automáticamente no hay quien lo preste".

"Incurren en un hecho muy grave, como es la prestación por parte de Cablevisión de un servicio para el cual no está habilitada", indicó el ministro a radio La Red. Así, aseguró que "Cablevisión está prestando en forma trucha el servicio de banda ancha", y remarcó que esa empresa "se autoadjudicó una facultad como si fuera el Estado".

La visión del gerente de Cablevisión


El gerente general de la empresa Cablevisión, Carlos Moltini, definió hoy como "una locura" a la orden de caducidad de la licencia para brindar el servicio de internet de la compañía Fibertel y dijo que es "algo que en los últimos 30 años nunca ocurrió" en el país. Además, confió en que "la Justicia" revertirá la decisión tomada ayer por la Secretaría de Comunicaciones de la Nación al rechazar que ambas empresas hayan eludido el marco regulatorio del sector de las telecomunicaciones cuando la primera absorbió a la segunda. El gerente general criticó luego al Gobierno por "el contexto" político en medio del "que se toma la medida", debido a que ambas firmas pertenecen al Grupo Clarín. "Lo que veo es la locura de la medida", enfatizó Moltini en declaraciones a radio Mitre y completó: "Acá, se evitaron todos los procedimientos administrativos y se cayó directamente en una caducidad algo que, en los últimos 30 años, nunca ocurrió en el Estado argentino y menos por esta causa". Argumentó que la operación que derivó en la resolución de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación contó con la "aprobación" de la Inspección General de Justicia, la Comisión Nacional de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. "No creo que la Justicia no nos asista y no aparezca la verdad atrás de todo esto", resaltó y añadió: "Confío en que la medida (contra la resolución), rápidamente, la vamos a obtener y todo esto va a terminar siendo una anécdota".
Compartilo
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas