Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nunca se habló tan mal de los Kirchner en el mundo

LA NACION
SEGUIR
Fernando Laborda
Martes 31 de agosto de 2010 • 02:23
0
cerrar

Mientras Néstor Kirchner insiste en denunciar una "dictadura mediática", algunos de los principales diarios del mundo han condenado duramente la actitud del gobierno argentino frente a la prensa que no le es afín.

Nunca desde su llegada al poder, en 2003, los Kirchner fueron tan maltratados por los grandes medios de prensa internacionales como tras haber montado sus operaciones contra Fibertel y Papel Prensa.

El Wall Street Journal, uno de los periódicos más influyentes en el mundo financiero, publicó ayer una nota de la periodista Mary Anastasia O´Grady en la cual se señala que la ofensiva kirchnerista busca "aplastar la libertad de prensa" y "despojar" a Clarín y LA NACION de su propiedad.

Días antes, El País de Madrid comparó al gobierno argentino con "las peores dictaduras".

En las últimas horas, se sumaron editorialmente a los cuestionamientos, entre otros, diarios como El Tiempo de Bogotá y El País de Montevideo.

El prestigioso medio colombiano señaló que "la Casa Rosada quiere untar de un falso barniz de democratización un asalto feroz contra las conquistas que a la sociedad argentina le costó tanto recuperar".

Por su lado, El País de Montevideo expresó: "Como castillo de naipes, empezó a desmoronarse el demencial proyecto de los Kirchner, quienes evidentemente fantaseaban con poner tras las rejas a dos de los dueños de los más influyentes representantes de la prensa independiente".

El periódico de la vecina orilla aprovechó para efectuar un recorrido de los aspectos conflictivos que caracterizaron desde hace tiempo la relación entre los Kirchner y la prensa argentina. Entre ellos, cita la falta de acceso a la información oficial, el manejo veleidoso de la publicidad del Estado, las visitas impositivas a ciertos medios periodísticos, las interrupciones a sus canales de distribución (como las de los camioneros de Hugo Moyano impidiendo la salida de los diarios) y los "bloggers" a la orden del Gobierno para vilipendiar a aquellos periodistas que no pueden ser domesticados por el Gobierno.

En momentos en que la Argentina empezaba a recuperar parte del terreno perdido en el escenario internacional, a partir del canje de la deuda y de la consecuente disminución del riesgo país, la pésima repercusión internacional de los episodios Fibertel y Papel Prensa obligarán a desandar lo andado y, probablemente, acrecienten las especulaciones sobre las semejanzas cada vez más ostensibles entre el gobierno de los Kirchner y la administración de Hugo Chávez.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas