Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una obra para repensar la ópera

El grupo Buenos Aires Sonora presentará hoy, en tres funciones, su nueva intervención, Máquina lírica

SEGUIR
LA NACION
Sábado 04 de septiembre de 2010
0

Teatro Argentino de La Plata. Alrededor del megaedificio, varios pibes sacan chispas a los skates. Adentro, en la entrada principal, limpian los pisos de mármol en medio de una estructura dominada por el cemento. En el foyer del primer piso están ensayando Máquina lírica , el trabajo por los recovecos de esta especie de acorazado Potemkin en tierras de Scioli, que presentarán hoy. De golpe, una mezzo le pega un tiro a una soprano como si fuera tiempo de revancha del género operístico. Ahí comienza el trabajo que ahora explica el artista sonoro Martín Liut, el encargado de ponerle orden a este caos creado por el grupo Buenos Aires Sonora.

"La obra tiene varios tópicos -cuenta, mientras bajamos escaleras siguiendo el recorrido que hará el público-. Por un lado, está atravesado por la historia del Teatro Argentino, de cuando yo vivía en La Plata y la sala estaba cerrada; por otro, hay algo ligado a la historia del género operístico y sus convenciones."

-Pará, ¿dónde estamos ahora?

Martín Liut, en las entrañas del teatro platense
Martín Liut, en las entrañas del teatro platense. Foto: Santiago Hafford

-En la parte de producción. Ahí están los talleres y mataría que el sábado las puertas estuvieran abiertas para que pudieras ver todo esto.

-O sea que, traspasando esa puerta, a toda esta parte el público no tiene acceso.

-Claro. Esta es la parte de la maquinaria lírica de este teatro tan raro... Después de haber pasado por el foyer, bajás escaleras, abrís puertas y llegás acá, a esta sala que ahora está oscura, que es la que usa la filarmónica para ensayar. Acá, la actriz Nora Oneto, especie de guía, dará una clase de cómo se hace una ópera, de cómo es la voz humana y de las muertes de la soprano en la ópera. También habla del Teatro Argentino con imágenes del incendio de la sala que conecta con otras líneas de Máquina lírica .

Recordemos: el Argentino estaba ubicado donde está este edificio de arquitectura impresionante que fue construido desde cero porque los militares tiraron abajo el viejo edificio. Aclaremos: Buenos Aires

Sonora es el mismo grupo integrado por docentes, graduados y alumnos de la carrera de composición con medios electroacústicos de la Universidad de Quilmes que hizo aquel contundente trabajo histórico en la misma Plaza de Mayo, que hizo sonar el Puente de la Mujer de Puerto Madero y que hizo vibrar las esculturas de León Ferrari.

Continúa Martín Liut: "Al salir de acá, habrá una instalación sonora con unas voces tipo tren fantasma del viejo teatro. Hasta se escuchará la historia de una Virgen que apareció en el escenario intacta, luego del incendio...".

-¿En serio?

-Así dicen.

Ahora estamos en un cuarto subsuelo. El lugar es como un depósito de restos de ficciones desparramadas por enormes espacios donde quedó un gesto escenográfico de Lady Macbeth, que se mezcla con volumetrías que se usaron para el desfile del Bicentenario.

-Este fondo de montarcargas está medio inundado...

-Claro. Por acá va a haber una actriz practicando una escena de Tosca, en la que la protagonista se tira desde las alturas en un accionar "loopeado".

-¿Cuántos son?

-Cuatro cantantes, cinco instrumentistas, los integrantes de Buenos Aires Sonora (Mariano Cura, Pablo Chimenti, Hernán Kerlleñevich, Esteban Calcagno, Tata Rodríguez Laxague y yo), un video documentalista (Alejo Hoijman) y un puestista (Juan Peltzer), entre otros.

-¿Sólo harán tres funciones?

-Sí. Es como la lógica del mundo de la ópera, que requiere un esfuerzo descomunal para hacer pocas representaciones. Somos 25 peronas laburando, lo cual, para mí, es todo un aprendizaje fenomenal. Y como no caí con una obra determinada, eso posibilita hacer un trabajo como éste, que no pretende contar un historia. A lo sumo, la historia es el recorrido que comienza en el hall de la sala principal y que termina en el Tacec en un recorrido transformando por haber pasado por diversas situaciones.

-¿Y ahora hacia dónde vamos?

-Hacia arriba, por los ascensores.

Son dos. La gente que se suba por uno se topará con un ascensorista que afirma que fueron los militares los que prendieron fuego a la sala. En el otro, se escuchará otra versión del mismo suceso. Así se vuelve a la planta baja, a la entrada del personal. De ahí, al Tacec, la sala de experimentación. Pero como nada es como debería ser, el público estará ubicado en el escenario y la acción estará a varios metros de altura. Justamente en eso que desde abajo se llama techo, pero que, desde arriba, es el piso del escenario de la sala principal. Allí habrá un cantante que hace sonidos tibetanos, procesados a tal intensidad que hará vibrar todo como si se tratara de una vieja película en senso rround. Del cantante sólo se verá proyectado un primer plano de la boca.

Fin del recorrido de esta ficción sonora que se mete con la misma maquinaria de la ópera entre la misma maquinaria de esta fábrica de ficción de gestos ampulosos, exagerados, enormes. Acotación de último momento en la puerta con los skaters dando vueltas: " quina lírica es una posópera. Después de anunciada la muerte de la ópera, acá estamos, preguntándonos sobre este género tan extraño y apasionante. No hay espacio para la idea de un relato, sino más bien una reflexión crítica sobre el género".

Acoto: trenes fantasma; hechos reales; testimonios políticos; puertas que se abren; una especie de visita guiada que no lo es; la voz de una cantante lírica pegándote en la boca del estómago; escaleras; varios disparos, y sonidos tibetanos en medio de este teatro que parece de un país que, decididamente, no es argentino, por más que este gigante se llame Teatro Argentino.

PARA AGENDAR

Máquina lírica de Buenos Aires Sonora.

Teatro Argentino , Calle 51, entre 9 y 10. La Plata. Hoy, a las 17, 19 y 21.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas