Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Accidentes de tránsito / Tras las 21 muertes registradas en lo que va de 2010

Bajarían el tope de velocidad a colectivos

Información general

El gobierno porteño pretende bajar a 40 kilómetros por hora la velocidad máxima a la que pueden circular los colectivos por la ciudad de Buenos Aires, hoy fijada en 60 km/h. Con esta medida busca modificar una realidad que muestra que la violación del semáforo rojo y el exceso de velocidad son las principales infracciones cometidas por los choferes del transporte automotor en la Capital.

En los dos últimos años, los colectivos recibieron 82 multas por día en la ciudad: la mitad de ellas (41 casos por jornada) por violar la luz roja y otras 27 por superar la velocidad permitida. Así surge de una estadística de infracciones remitida por la Subsecretaría de Seguridad Urbana porteña a la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT), que revela que -desde septiembre de 2008 hasta la actualidad- el transporte público de pasajeros registró 60.000 multas por faltas de tránsito en la Capital.

De ese total, explicó a LA NACION el subsecretario del área, Matías Molinero, el 50% fue por no respetar el semáforo en rojo y algo más del 30%, por exceder el límite de velocidad.

Además, durante las dos últimas semanas de agosto fueron confiscados 50 carnets de conducir a colectiveros por exceso de velocidad, informó el funcionario.

Mediante el envío del listado de las 60.000 actas a la CNRT, con copia a la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), el gobierno porteño pretende que las líneas de colectivos identifiquen a los choferes infractores, de manera que el organismo nacional pueda aplicar lo establecido en la ley nacional de tránsito, que prevé la inhabilitación para conducir a los choferes que cometen tres faltas graves en el plazo de un año. En esa categoría ingresan tanto no respetar el semáforo como el exceso de velocidad.

Este intercambio de información ocurre luego de la reunión mantenida por representantes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la CNRT y funcionarios porteños hace 19 días, tras el alerta generado por la estadística que marca que 21 personas murieron en lo que va del año en la ciudad, atropelladas por colectivos.

"En nuestras actas consta el interno que cometió la infracción con la línea correspondiente, dónde, qué día y a qué hora ocurrió la falta. Como no está identificado el chofer, la citación se remite a la empresa. Por lo general, se acercan los representantes de la línea y se niegan a identificar al chofer. Pagan la multa por la infracción y otra más por la negativa, posibilidad que está contemplada en la normativa vigente. Nada de esto colabora para cambiar la conducta del chofer al volante y, mucho menos, para mejorar la seguridad vial", dijo Molinero a LA NACION.

Y recordó que, según lo acordado en el encuentro mantenido con los referentes de seguridad vial nacionales y con la CEAP, a partir del listado confeccionado por el gobierno porteño la cámara mediará con cada línea de colectivos para que reconozcan a los conductores.

Por la Capital circulan unos 9800 colectivos, comandados por unos 22.000 choferes, en distintos turnos.

La intención es que, luego, la CNRT pueda aplicar con contundencia la cláusula de la ley nacional de tránsito que prevé la inhabilitación para los choferes profesionales que cometen tres faltas graves en un año.

A partir de la lectura de las estadísticas, como se dijo, los funcionarios porteños propondrán reducir la velocidad máxima a la que pueden circular los colectivos por arterias de la Capital para intentar evitar más accidentes y hechos luctuosos. Lo harán en la próxima reunión que mantendrán con organismos nacionales, prevista para la semana entrante.

Durante el encuentro realizado el mes pasado, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) se había comprometido a colocar GPS en los colectivos para monitorear el cumplimiento de los recorridos y de las velocidades. Ya comenzó a hacerlo en las líneas 9, 70, 100, 106 y 132.

Inspectores del organismo también recorrieron las terminales de las líneas 64 y 29 para verificar la habilitación profesional de los choferes y el estado de las unidades. En ninguno de los casos, dijeron voceros de la institución, se hallaron irregularidades. Según se anunció oficialmente, los operativos se seguirán realizando sorpresivamente todos los lunes, a razón de dos líneas por día.

En tanto, el gobierno porteño e inspectores de la ANSV pusieron en marcha el martes pasado el secuestro de licencias por violación de la luz roja. Sobre un total de 119 registros retenidos, 7 correspondieron a colectiveros. La quita se suma a los carnets confiscados por exceso de velocidad el mes anterior.

82
Multas por día

En los dos últimos años, los colectiveros que circulan por la ciudad recibieron un promedio de 82 infracciones diarias

60.000
Faltas del transporte público

Según datos del gobierno local, el transporte público de pasajeros registró 60.000 multas en los últimos dos años

50%
No respetar la luz roja

Del total de esas infracciones, la mitad fue porque los colectiveros no respetan la luz roja del semáforo .

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico