Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hanks: "Mi trabajo es batir récords"

Multifacético: el exitoso actor habla de su relación con Spielberg, de "Tienes un E-M@il" y de su nuevo proyecto con Scorsese.

Sábado 06 de marzo de 1999

LOS ANGELES (Especial para La Nación ).- Con el cabello renegrido, lustroso y un tanto más largo que de costumbre, Tom Hanks irrumpe en la sala vistiendo un fenomenal traje gris oscuro que contrasta con la impecable camisa blanca de rigor para estas ocasiones.

No tiene un cigarro en su mano derecha y no lleva más anillo que la discreta alianza matrimonial, pero igual bien podría confundirse a este Hanks con el arquetipo de un ítalo-americano extraído de los años 50.

"Este es uno de los momentos más profundos que vive un actor, cuando empieza a encontrarse con su próximo personaje, cuando se va adaptando a su próxima personalidad", dice, y ya no se sabe bien si es Hanks el que habla o la encarnación de Dean Martin.

Es que el actor de "Forrest Gump" interpretará desde junio próximo a ese multifacético y popular artista en "Dino", la nueva película del gran Martin Scorsese. "The Rat Pack".

"Físicamente -opina- puedo lograr un parecido con Martin, pero si me piden que cante como él... eso sí que va a ser una verdadera experiencia traumáticaÉ Si tengo que hacerlo lo haré, pero yo jamás diría "me muero de ganas de cantar en una película" porque tengo conciencia de mis propias limitaciones."

Es difícil, viéndolo ya en la piel de su siguiente personaje, hablar de una interpretación que forma parte de su pasado, como el Joe Fox de "Tienes un E-M@il": un poderoso dueño de la cadena de librerías más importante de Manhattan que se enamora vía Internet de Meg Ryan. Pero a él parece no costarle demasiado retrotraer su pensamiento, y habla de todas sus actuaciones con la misma naturalidad con que supo encarnarlas. -Cuando crece el éxito de un actor aumentan las expectativas del público. ¿Sentís esa presión?

-Un actor siempre tiene presiónÉ Cuando recién empezás, tenés la tremenda presión interna de pensar en que si trabajás bien, pueden llamarte para otra película, el público empieza a reconocerte y tu carrera se consolida. Una vez que lo lográs, también tenés presiones, pero de otra índole. En mi caso, últimamente siento que mi trabajo es el de batir los récords, trabajar en películas que deben ser seguros éxitos de taquilla.

-También el nivel de caos en la filmación es equivalente al nivel de presión de los actores.

-¡Exacto! El mejor ejemplo para mí fue "Rescatando al soldado Ryan". A pesar de lo fuerte que era para todos nosotros estar filmando con uno de los mejores directores de todos los tiempos, como es Steven Spielberg, y de la historia terrible que estábamos contando, esa película fue filmada en exteriores, lo cual es casi una garantía de "mejor ánimo" para todo el equipo. Además, el vestuario era de lo más cómodo: me dieron un abrigo genial con el que podía dormir si quería porque era muy amplio y confortableÉ El film demandó mucho esfuerzo físico de parte de los actores, pero fue justamente eso lo que nos mantuvo al margen del stress que usualmente se percibe dentro de un set de filmación: estábamos todo el día corriendo, moviéndonos, saltando de un lugar a otro, y además los actores eran tipos muy divertidos. Entonces, en medio de ese ambiente, uno se olvida de la presión, de que está filmando una película de guerra que espera batir los récords de taquilla. Ese fue el gran secreto de "Rescatando al soldado Ryan": fue pura emoción y diversión.

"Tienes un E-M@il" resultó todo lo contrario: fue filmada en interiores, en una zona real que para mí fue poco confortable: debíamos estar en maquillaje al menos dos horas cada día porque el pelo se veía terrible con la humedad de Nueva York, la ropa debía lucir perfecta todo el tiempo... Pero cuando la cámara se enciende, tenés que lucir natural y enamorado, ser creíble con toneladas de maquillaje en tu cara.

-Tu carrera como actor en cine se afianzó con varias comedias de mediados de los años 80. ¿Cómo ves al género en perspectiva?

-La comedia ha cambiado muchísimo últimamente. Si hoy le pedís a alguien que te nombre a un actor cómico, seguramente te dirá Jim Carrey. Yo creo que después de él las comedias comenzaron a categorizarse entre las que son muy cómicas o las que sencillamente no lo son, sin punto intermedio. Esto, de algún modo, es bueno porque nos obliga a hacer cada vez mejores comedias. Pero también es peligroso exigir que todas las películas sean ciento por ciento risas.

-Se anularían las comedias como "Tienes un E-M@il"...

-¡Exacto! Podés cometer un gran error si metés en la misma bolsa a films que no son sólo comediasÉ "Tienes un E-M@il" no es sólo una comedia, pero no es un drama. El término que se me ocurre para definirla mejor es el de película "cotidiana", que tiene múltiples ingredientes de la vida común, desde lo social y hasta lo económico. Esos elementos son los que cambian al cine. Está bien que las películas sean un reflejo de nuestra vida diaria, sin tanto glamour como solían tener antes.

-¿Podríamos decir que el cine de hoy es menos "sofisticado"?

-Por supuesto. ¿Dónde están ahora las películas sofisticadas? Y no hablo de sofisticación en el vestuario, en las escenografías, hablo de sofisticación en la comunicación de ideas. La comunicación hoy es muy diferente, todo debe ser más directo. Si analizás las películas actuales, si solamente las escuchás, te das cuenta de que no hay mucho diálogo.

Y me parece que la causa de esta tendencia es la superabundancia de cine: las películas tienen que competir por la atención de la audiencia y, a veces, es más efectivo mostrar tiros, explosiones y cuerpos desintegrados volando por el aire antes que un buen y sólido diálogo entre dos actores.

Valeria Agis

Una directora muy difícil

LOSANGELES.- Aunque Nora Ephron ya había dirigido a Tom Hanks y Meg Ryan en la exitosa comedia romántica "Sintonía de amor", el actor sorprendió a la hora de hablar de su no del todo agradable experiencia con la cineasta, reconocida también por su guión de "Cuando Harry conoció a Sally".

"Trabajar con Nora realmente te asusta, es para tenerle miedo. Vos no querés que Nora se acerque a vos en la filmación y te diga que estás actuando mal una escena porque no te lo va a decir precisamente con una sonrisa en la cara", asegura Hanks.

"Nora -continúa el actor- se olvida de que es mujer, de que es toda una señora, y te encara con odio, porque sos el "imbécil" que acaba de arruinar completamente toda la escena."

Una realizadora profesional

Inmediatamente, se da cuenta de la dureza de su broma y concede: "Nora es muy profesional, nada másÉ Es bueno trabajar con gente como ella porque eso es lo que te hace crecer artísticamente; trabajar con gente que hace las cosas mejor que uno".

El intérprete de "Filadelfia" indica que "para esta película nosotros ya sabíamos cómo iba a ser nuestra relación. Ya nos conocíamos porque habíamos trabajamos todos juntos en "Sintonía de amor", así que no hay quejas posibles".

Compañeros de ruta

Respecto de su relación con Meg Ryan, Hanks indica que "con ella pasa exactamente lo mismo que con Nora. Somos un buen equipo que ya se conoce y en el que se respeta a cada uno de sus miembros".

Hanks -cuyo cachet asciende a 20 millones de dólares por película, el tope salarial imperante en Hollywood- dice sentirse a gusto con proyectos como "Tienes un E-Mil": "Cuando hacés una comedia siempre estás más distendido que cuando tenés que encarar un drama. Y eso influye mucho en la relación que tenés con el director y con el resto del equipo".

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.