Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nuevas potencias y mucho pick and roll

El balance del Mundial de básquetbol de Turquía ganado por Estados Unidos.

Martes 14 de septiembre de 2010 • 00:41
SEGUIR
LA NACION
0

ESTAMBUL.- El color y la pasión en las tribunas, provocado por la llegada del equipo local a la final y la presencia de enfervorizados grupos de hinchas extranjeros, fue uno de los aspectos más distintivos que mostró el Mundial de Turquía, que acaba de concluir con el triunfo de los Estados Unidos, después de 16 años. Pero, también puede afirmarse que las exitosas campañas cumplidas por países que son potencias en este deporte, como Serbia y Lituania, proveedores constantes de grandes jugadores a los clubes europeos, también resulta un aspecto sobresaliente porque proyecta la apertura de un nuevo mapa internacional.

Estos dos seleccionados, que llegaron a la definición del tercer puesto con un solo cotejo perdido, estuvieron compuestos por hombres muy jóvenes, de elevada talla y enorme talento, que lograron hacer olvidad a viejas glorias que poco había conseguido en los últimos años. Incluso, bien pudieron ser los serbios los protagonista de la final, si no perdían, en un final insólito y memorable, con Turquía en el juego previo. Si no entran en disputas internas, como habitualmente suele sucederles, Serbia bien puede dominar Europa en los próximos años, porque cuenta con jugadores de categoría como el base Milos Teodocic, el goleador Dusko Savanovic, el escolta Novica Velikovic y el tirador Marco Kelsej. Lo mismo Lituania, que detrás de su líder Linas Kleisa, cuenta con un grupo muy parejo y de buen funcionamiento colectivo. Y hasta podría agregarse a Croacia, que también se presentó con gente capacitada y joven.

Exceptuando Estados Unidos, que ratificó su poderío y puede seguir ganando si mantiene respeto por el torneo, sin importar demasiado los nombres de la NBA que traiga; no hay dudas de que en la zona Oeste del continente europeo puede asentarse el nuevo gobierno basquetbolístico. Incluso, destronando a generaciones que van perdiendo fuerza por edad y falta de una adecuada renovación, como Grecia y España, aunque en este último caso hay que mantener ciertas reservas pues el campeón Mundial no contó con dos jugadores demasiado importantes en su funcionamiento, como Pau Gasol y Juan Manuel Calderón.

Y no habrá que desatender las evoluciones de Francia, con su mayoría de hombres de raza negra, que van recogiendo experiencia en la NBA, y Alemania, que trajo un gran equipo, pero careció de la experiencia suficiente para este tipo de torneos.

Entre otras cosas, el Mundial ratificó el predominio del juego de pick and roll como prioritaria arma ofensiva, excepto Estados Unidos que sigue prefieriendo el uno contra uno, y el regreso de muchos equipos a defender muchos minutos en zona.

También dejó en claro que la clave pasa por respetar un funcionamiento y una filosofía de juego de conjunto y que mientras más afirmada se encuentre más réditos puede brindar en un torneo estresante y cruel por esos cruces en octavos de final que, por ejemplo, dejó en el camino a Brasil, que tras caer ajustadamente con el campeón, se fue del torneo sin terminar de reflejar toda su capacidad.

Un buen mundial, en síntesis, que no tuvo arbitrajes de alto nivel por la disparidad de conceptos para pitar las faltas y por que siempre respetaron demasiado la decisión de uno de sus tres integrantes aunque los demás no estuviesen de acuerdo. Nunca uno de ellos contradijo al otro y cambió el fallo, perjudicando lo más elemental de su función, que es la justicia y ecuanimidad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas