Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para que la PC no sea una caja de sorpresas

Viernes 17 de septiembre de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

Comentaba en Twitter, hace un par de días, la cantidad de cuentos fantásticos que les venden a los abuelos cuando se trata de computadoras y otros dispositivos digitales. Lo sé bien por las consultas que contesto cada semana. Fue entonces que Mariana Moya ( @ShurikenMM ) me sugirió publicar los consejos básicos antes de adquirir una PC, sobre todo un clon sin marca. "Creo que será muy útil -me decía-, por ejemplo para que personas mayores que, con miedo e ilusión, se animan a la compu no sean presas fáciles."

Los siguientes tips, que son igualmente útiles a cualquier edad, vienen en dos partes. La primera es para cualquier dispositivo digital, desde la cámara y el reproductor de MP3 hasta la notebook. En la segunda parte me enfoco en la compra de una computadora personal.

Las generales de la ley

* No se puede recordar cada número, cada parámetro, cada variable relevante en la compra de un dispositivo digital. Ni siquiera un buen vendedor es capaz de esta proeza, y muchos ni siquiera saben lo básico (aquí y en el resto del mundo). Así que antes de salir a comprar tecnología hay que leer sobre el asunto y anotar los datos esenciales. Nuestras guías de compra, por ejemplo, siempre se inician con un breve pero meduloso resumen de lo que es importante verificar en el equipo antes de comprar.

* Por añadidura, estas características evolucionan rápido. Así que no sirve hacer una larga planificación. Si leyó hace seis meses sobre cámaras digitales, posiblemente sus datos ya están algo añejos. En tecnología vivimos al día, y no está tan mal. ¿Va a salir a comprar un equipo de alta tecnología? Haga los deberes el día anterior.

* No se deje convencer, decida usted mismo. El vendedor vende, no es un asesor ni le pagan por asesorarlo. Así que puede tener legítimas razones para recomendarle una configuración, marca o modelo diferentes de los que usted había considerado, o puede estar sugiriéndole lo que más le conviene a él que usted compre. Si hizo los deberes y leyó sobre la clase de dispositivo que está adquiriendo, manténgase firme. Si las cosas salen mal, al menos no se sentirá engañado.

(Anécdota al paso: en 1999 compré en Nueva York una placa de muestras de sonido para uno de mis sintetizadores. Le pedí asesoramiento al vendedor acerca de cuál adquirir. Por toda respuesta me miró con algo de desprecio, me llevó hasta un rack con seis sintetizadores como el mío donde estaban alojadas todas las variantes de placas como la que yo quería llevarme, me entregó unos auriculares y me espetó: It´s up to you .)

* Si siente dudas, vuelva al día siguiente, tras consultar con alguna fuente confiable y objetiva. Si algo aprendí sobre este asunto es que una vez que pusimos la tarjeta de crédito ya no hay paso atrás (o es muy difícil). No va a perder el tren de la tecnología por regresar al día siguiente. O al otro.

* Descrea del sentido común como argumento de venta. No existe nada ni remotamente parecido a eso cuando los chips hacinan mil millones de transistores y sus relojes funcionan a miles de millones de ciclos por segundo. Confíe mejor en lo que recomiendan los medios serios y los expertos objetivos; los foros de discusión son también clave, no tanto por la información técnica, de la que muchas veces carecen, sino porque exponen algo fundamental para usted: la experiencia de otros usuarios.

* No hay nada mágico, sin embargo, en esta materia. Adquirir una licuadora o un LCD LED con HDMI, aunque esto suene como siglas de Star Trek, es para la legislación exactamente lo mismo, tanto como lo es para las leyes de la física. Si pide garantía escrita y se asegura de tener el soporte adecuado para un lavarropas o un horno de microondas, haga exactamente lo mismo para la tecnología digital. Está comprando sólo otra máquina que con el tiempo fallará por desgaste, y necesitará repuestos y service.

* Pida probar el equipo que va a comprar. En el momento, parece un asunto menor. Al día siguiente, cuando intente usar el equipo y descubra que no le resulta cómodo se volverá una cuestión crítica. Lo normal, y por otro lado comprensible, es que el vendedor demuestre la operación del dispositivo. Todo parece perfecto y fácil en sus manos. Créame, las cosas pueden resultar muy diferentes cuando usted intente lo mismo. Esto es particularmente importante con celulares, reproductores de música y video y netbooks. La experiencia del usuario es mucho más importante que todas las avanzadas características técnicas del equipo.

La PC

Como en cualquier otro rubro hay marcas de primera y de segunda, esto se refleja en el precio y uno sabe a qué atenerse. Puede haber excepciones, pero son sólo eso. Sin embargo, en informática existen por añadidura los clones sin marca. Sus precios son muy convenientes, y si el integrador es decente, pueden dar muy buen resultado. Sigo aconsejando al neófito adquirir equipos de marca, pero prestando atención a los consejos que siguen es posible mandar a armar un muy buen clon.

* Pida que instalen un Windows original y exija la licencia correspondiente. El precio del equipo será mayor, pero sus gastos en analgésicos se reducirán de manera significativa. Si no quiere pagar un Windows, haga instalar un Ubuntu (Linux).

* Hay diferentes tipos de paquetes de Windows para integradores. Puede que le den el CD, puede que no, pero siempre deben entregarle una licencia de uso; no alcanza con le doy mi palabra . Una vez en su casa, use Windows Update para verificar, antes de que venza la garantía de la computadora, si de verdad le instalaron la copia legítima por la que ha pagado.

* Instale Windows o Linux de 32 bits, por ahora. Aunque los microprocesadores (ver más abajo) son de 64 bits, los programas en general siguen siendo de 32, y la migración continúa a paso lento. Los Windows y Linux de 32 bits no le darán problemas y son más compatibles, de momento, que los de 64. Una buena introducción al asunto de los 64 bits, en inglés, en: http://arstechnica.com/cpu/03q1/x86-64/x86-64-1.html

Una breve columna en español sobre el mismo tema (y observe que es de 2005 y estamos más o menos en la misma): www.lanacion.com.ar/731442

* Además, importa más la cantidad y velocidad de la memoria que el tipo y la velocidad del microprocesador, a menos que vaya a hacer animación 3D, cálculo matemático, edición de video profesional, síntesis de audio o videojuegos de última generación, en cuyo caso usted seguramente ya sabe qué hardware necesita comprar. Para todo lo demás, pida 2 GB de RAM con Windows XP y 4 GB con Windows 7. Nunca menos. ¿Tiene presupuesto para poner más? Espere, primero lea el siguiente apartado.

* Como todo en informática, las memorias pueden funcionar más o menos rápido, y esta presteza siempre es mucho menor que la de los presurosos microprocesadores. Ergo, solicite un equipo con las memorias más veloces compatibles con el motherboard; llegado el caso, elija otro motherboard. Luego, calcule el costo. Quizá le alcance para 4 GB (no para 8), pero siendo más rápidas no se convertirán en un cuello de botella más adelante.

* Al revés que la pantalla, la calidad del audio o la aceleración de gráficos para videojuegos, el trabajo del microprocesador es silencioso, oculto, invisible. Compramos un nombre y una velocidad, y eso no nos dice nada de nada. Ni podría decirnos nada, ya que no somos expertos. Pero adquirir un cerebro electrónico se vuelve sencillo si en lugar de mirar los exóticos y herméticos nombres (Athlon, Core i5, Phenom) y las frenéticas velocidades (medidas en miles de millones de Hertz, o GHz) observamos el precio. Si el chip más caro cuesta 500 pesos y el más barato 120, promedie estos dos valores y compre el que esté más o menos a ese precio (300, en este ejemplo).

Un caso real: el modelo más caro de Intel en una casa de computación que estoy visitando en este momento cuesta 1700 pesos; el más barato, 220 pesos. El promedio da más o menos 1000 pesos. Si miramos las características, en efecto, ese precio corresponde a un Core 2 Quad o un Core i5 muy rápido, dos chips que están en el medio de la curva de vida útil, con bastante tiempo por delante para amortizar su costo. Mil pesos todavía puede ser mucho para un microprocesador, pero ahora sabemos desde dónde empezar a bajar.

En otras palabras, comprar el micro más nuevo es excesivamente caro y seguramente no va a aprovechar todo su poder. Comprar el más barato es ponerle a la PC un motor que pronto estará obsoleto. La clave es buscar en el medio de la escala.

Todos los micros tienen hoy varios núcleos (de 2 a 6) y arquitectura de 64 bits. Esto no le dice nada, y es lógico: lleva años entender estas cuestiones e intentar elegir analizando las características técnicas de los cerebros electrónicos es una pérdida de tiempo. No se preocupe, compre el que comprare, no notará ninguna diferencia en tareas de oficina e Internet. No, ni siquiera si compra el más barato. Pero la notará en un año o menos, cuando instale programas que requieren más capacidad de cómputo.

Por eso, lo más razonable es detectar el aurea mediocritas y elegir dentro de ese mucho más acotado universo. Si aun así le ofrecen varios modelos y se siente extraviado, aguarde y consulte. Una forma rápida de salir de este atolladero es adquirir el más barato dentro de la banda de precios promedio, pero mejor es tomarse uno o dos días para averiguar un poco más.

* No ponga un solo disco duro de 500 GB, sino dos unidades de 250 GB separadas. Aunque es probable que el de 500 sea un poco más rápido que el de 250, la configuración doble tiene un número de ventajas. Primero, podrá colocar archivos de intercambio de programas en el disco secundario, evitando que se recargue la unidad donde reside el sistema. Segundo, podrá configurar un backup automático que haga copia de los documentos importantes en el segundo disco. Puede que alguno de los discos falle (es una ley de la informática), pero es altamente improbable que ambos fallen a la vez.

* Ante la duda, prefiera pagar un poco más por un componente de marca que por un genérico . En la actualidad, casi todo eso viene integrado al motherboard, por lo que es menos probable que le hagan optar entre varias posibilidades. En tal caso, la marca del motherboard es importante. Buenas marcas son ECS, Gigabyte, Intel y MSI.

* Compruebe o haga comprobar las memorias tan pronto adquiera el equipo con Memtest86 ( www.memtest86.com ; gratis). La RAM fallada es la causa más frecuente que he visto en clones sin marca que exhiben comportamientos erráticos (reinicios, típicamente).

* Deje la computadora encendida durante las primeras 24 o 48 horas. En rigor, una PC no necesita ser apagada, aunque con la baja calidad eléctrica de la Argentina recomiendo un UPS para tenerla siempre andando. Si en esas primeras 24 o 48 horas no se cuelga ni se reinicia, el pronóstico es muy bueno. Si no, hay que reclamar. Para detectar una mala solución térmica puede poner el equipo a desfragmentar el disco o a ejecutar cualquier otra tarea que exija al microprocesador, las memorias y los discos. Si la máquina se apaga sola, casi seguramente fue exceso de temperatura.

* Asegúrese de que el equipo tenga las tecnologías más recientes y que esta oferta sea completa. Por ejemplo, no tiene sentido contar con lectora de Blu-ray si la máquina no tiene salida de HDMI o viene con Windows XP. No tema comprar de más (aunque sin exagerar). El riesgo es llevarse una máquina que en los próximos meses le imponga obstáculos insalvables.

* Que no falten los discos de instalación de controladores, especialmente los de la placa de red. Si un día tiene que hacer reinstalar el sistema operativo (Windows, Linux) podrá bajar los controladores de todos los dispositivos de los sitios de los fabricantes..., excepto el de red. Si la placa de red no está andando, no tendrá acceso a Internet.

* Quizá lo más importante a la hora de comprar un clon sin marca es confiar en el integrador. Si no es así, pida que le muestren los componentes presupuestados. No es usual que el integrador venda una cosa por otra, porque en tiempos de Plug & Play es muy fácil averiguar si las partes son lo que se supone que deben ser (por ejemplo, usando un programa como SIW , www.gtopala.com ), pero podría haber cometido algún involuntario desliz.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas