Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De oficio, donante

Con el aumento de tratamientos de fertilización, cada vez más mujeres se someten a estimulación ovárica para implantar sus óvulos en quienes no pueden ser madres; las retribuciones alcanzan los $3000; testimonios, el vacío legal; la discusión ética

Lunes 20 de septiembre de 2010 • 10:13
SEGUIR
LA NACION
Foto: LANACION.com / Martín Turnes

Flavia tiene 28 años y hace uno que decidió donar sus óvulos. Desde entonces, ya se sometió tres veces a una estimulación hormonal que mejora la calidad y cantidad de sus óvulos para luego implantarlos en mujeres que no pueden tener hijos. La última vez que lo hizo fue hace 2 meses.

"Me enteré por una conocida, porque yo no sabía de qué se trataba el tema ni que se podían donar los óvulos", relata a lanacion.com. "Me interioricé y lo hice varias veces. No me arrepiento de nada, porque me parece bueno poder ayudar a parejas a formar su propia familia". Cuenta que la última vez le pagaron sólo 800 pesos. "No es un dineral, es como un viático por las molestias de viajar dos horas desde el conurbano".

cerrar

Cada vez más mujeres menores de 30 años se animan a la ovodonación y en la Argentina nacen anualmente al menos unos 200 niños por esta técnica de alta complejidad. Este tratamiento, que es una variante de la fertilización in Vitro, se completa cuando se fecunda el óvulo con el semen de la pareja receptora y se implanta en el útero de quien quiere ser madre.

Las "molestias" a las que se refiere Flavia son parte del tratamiento. La bióloga Sabrina De Vincentis explica que, a las posibles donantes, se les realizan estudios previos de todo tipo: "Son jóvenes, con chicos nacidos, estudiadas minuciosamente a nivel infectológico, genético, físico, hormonal y psicológico". Luego, el proceso de fertilización en sí demanda un mes de ecografías casi cotidianas para monitorear la estimulación y, cuando llega el momento adecuado, se realiza una cirugía para aspirar esos folículos.

Laura, de 30 años, llega con Lautaro, su hijo de 10, a la clínica donde varias veces le hicieron el tratamiento para poder donar sus óvulos. La historia es similar a la de Flavia: se enteró por una conocida que podía ofrecer sus óvulos, averiguó de qué se trataba, convenció a su pareja para que la apoyara y lo hizo. También habla de una motivación altruista más que económica, aunque reconoce que los 2000 pesos que le pagan cada vez no le vienen nada mal.

"No tengo trabajo fijo, siempre hago cosas momentáneas, lo que me va saliendo, no desaprovecho nada", cuenta a lanacion.com. Como Flavia, ella vive en el conurbano y dice que necesita sí o sí los viáticos para movilizarse hasta la Capital y para comer algo después de esos estudios que la obligan estar en ayunas, por ejemplo.

El director médico del centro reproductivo Seremas, Santiago Brugo Olmedo, informa que cada vez más mujeres se presentan para ser donantes voluntarias. "Son tantos los controles que hacemos que de 10 candidatas quedan 3", aclara. Se les paga entre 2000 y 3000 pesos según las características de la donante. Detalla el perfil de aspirantes: "Son menores de 30, casi todas tienen hijos, clase media baja, que no cursaron carreras universitarias, muchas son secretarias o están vinculadas a la salud, no tienen miedo al tratamiento porque son vecinas o conocidas de otras que ya lo hicieron".

- ¿Tuviste miedo en algún momento?, pregunta lanacion.com

- (Laura): No, no. Porque acá te explican todo, vos te informás, leés. No te obligan, si querés lo hacés y si no, no. Imposible que tenga efectos después porque leí bien para que no me traiga contraindicaciones el día de mañana. Si no, no lo haría.

- (Flavia): No tuve miedo porque los médicos te comentan, te explican bien los pro y contras y yo estoy muy tranquila, muy contenida, muy cuidada. Firmamos un contrato en el cual se decía que podía llegar a producir cosas, pero no es nada malo.

La prueba de confianza que tienen las donantes está en que están dispuestas a seguir haciéndolo. "Lo volvería a hacer sin ninguna duda, para mí es generar vida y no lo viví como nada traumático", dice Laura. "Si me necesitan volvería a donar; me pone bien ayudar a formar una familia", apunta Flavia.

Cuando se le consulta a los especialistas sobre los posibles riesgos médicos durante o pos donación, aparecen algunos. "Son los riesgos de cualquier mujer que es sometida a una estimulación ovárica, que tiene que ser hecha con pericia porque nos interesa que la donante no haga una hiperestimulación. Entonces, hay que mantener una dosis justa de hormonas y luego hacer la punción bien. Además, una mujer no puede donar más de 6 ó 7 veces porque podría hacerle mal", explica. Apunta como potencial daño una "falla ovárica precoz".

La bióloga relativiza los riesgos y cuenta que hace 6 años que se realizan estos tratamientos en la Argentina. "Con el tiempo se van despejando las dudas y los miedos", dice.

En esta materia la legislación nacional es nula. En este momento, se discute un proyecto de ley en la legislatura bonaerense que impulsa la cobertura obligatoria de los tratamientos de reproducción asistida. "La infertilidad debe ser considerada una enfermedad y, como tal, es el Estado el que debe garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a ser tratados", señala a lanacion.com el diputado por Frente para la Victoria Marcelo Feliú.

Desde el punto de vista de la ética también hay algunas discusiones pendientes. La bioeticista de la UBA, Susana Sommer, se pregunta: ¿Son los descendientes informados? ¿Se preguntarán las donantes acerca del destino de los óvulos donados? "Como sociedad, tendríamos que tener una ley de fertilidad asistida, pensar si estamos de acuerdo con la donación de gametas (óvulos), y reglamentarla", concluye.


Links de interés: - Crece en el país la donación de óvulos - Ovodonación, según el Dr. Claudio Chillik - El 20% de las mujeres no puede tener un bebe - Cómo hablar con los hijos sobre donación de óvulos y esperma - Más información en los sitios Concebir,Samer,Seremas,Cegyr,Cigorcentro,Procrearte,Preservafertilidad,o-maternidad
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.