Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los misterios del libro electrónico

Tres editores discuten a qué velocidad crecerá el mercado, qué dispositivo prevalecerá y cuál será su precio

Sábado 18 de septiembre de 2010
0

Laura Casanovas LA NACION

Mucho se habla del libro digital y, en varios países, su presencia ya se hace sentir en el mercado. Sin embargo, para los propios editores involucrados en su desarrollo, en muchos sentidos sigue siendo un misterio.

Hay acuerdo en que el avance del libro electrónico no es parejo en las distintas regiones del mundo, pero no sobre qué dispositivo de lectura prevalecerá. Su precio, que ahora es inferior al del papel, podría ser incluso superior. Lo que sucede es que en este mismo momento se están escribiendo las nuevas reglas del juego.

LA NACION reunió a Antonio María Avila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España; Patricia Arancibia, gerente de Contenidos Internacionales del Digital Group de Barnes & Noble, y Octavio Kulesz, director de la editorial argentina Teseo -una de las que están encarando con fuerza el modelo digital del negocio- , quienes se encontraron en Buenos Aires en el marco de la III Conferencia Editorial.

-Pareciera que ya pasó la discusión sobre si es bueno o no el libro digital y que ya está aceptado. ¿Cuál es la próxima etapa?

Arancibia: -Depende de dónde estés, se acabó o no la discusión. El estadio que sigue es la discusión sobre qué es un libro digital y cómo lo vendemos. En Estados Unidos, donde el libro digital ya es el 10% del mercado del libro, el paso es ver cómo sigue creciendo y cómo hacemos la comercialización y combinamos la venta en librería física con la venta en librería online . En muchos países se está hablando mucho, pero no hay nada. Ahora es un momento para conocer más y hablar de modelos de negocios. En América latina, todavía está en etapa de desarrollo.

Kulesz: -Coincido en que se ve un desarrollo mucho más adelantado en Estados Unidos, Europa y algunos países de Asia que en la Argentina. En el caso de nuestra editorial, nuestro principal cliente de e-books está en el exterior. Pero esta es una macrotendencia de la cultura y va a llegar acá. Tenemos que ir más rápido para recuperar el tiempo perdido, pero eso puede ser una ventaja porque podemos modelar una industria digital sin tantas resistencia analógicas.

Avila: -La realidad no es como la pregunta parece señalar. La industria editorial, en general, ha ido incorporando siempre la nueva tecnología. Nadie sabe a ciencia cierta qué es el libro digital porque puede ser muchas cosas: el móvil, el e-reader y otros. En el caso español, todo el mundo de la edición jurídica trabaja online desde hace muchos años. Y en este subsector el papel hace años que ha desaparecido. Pero el papel no va a decrecer, sino que se le va a sumar lo que se hace digitalmente y estamos tratando de diseñar reglas de juego y modelos de negocios.

-Se habla mucho de la democratización del libro digital.

Arancibia: -Ahora podés acceder a diez millones de títulos o cosas que estaban perdidas o en pocos lugares. Por otro lado, es más fácil encontrar un libro entre mil que entre mil millones. Pero las bibliotecas pueden tener libros digitales y muchas ya los tienen, y podés leer desde tu PC, tu teléfono y otros cacharritos. Esto abre nuevas guías para que más gente pueda acceder de distintas formas a más textos.

Kulesz: -La democratización no depende de una tecnología, sino de las personas. Pero creo que la tecnología digital del libro es una gran oportunidad para que los editores, sobre todo los pequeños, usen herramientas que son muchísimo más económicas y que permiten llegar rápido a los lectores, que son potencialmente globales. Esto era impensable hasta hace diez años.

-¿Qué dispositivos se van a instalar con más fuerza?

Avila: -Para que este mercado del libro se desarrolle, es fundamental que haya un estándar. Y esto no depende tanto de nosotros como de que la industria tecnológica se ordene de una vez.

-¿Va a ser más fácil para las editoriales chicas y medianas: posicionarse en el mundo virtual que en el de papel?

Avila: -Va a ser igual de difícil, pero el que sepa hacerlo va a tener mayor visualización, y eso es bueno.

Kulesz: -Totalmente de acuerdo. Es la misma oportunidad para todos, y eso ya es un gran avance porque es como dar de nuevo las cartas. Grandes, medianos y pequeños se enfrentan a un mundo que antes no existía, y ahí el tamaño no importa, sino que importa la velocidad, cuán rápido se mueva un editor para difundir sus textos y autores.

-¿Qué porcentaje del mercado va a quedar en libros impresos y en digital?

Avila: -No hay una respuesta global. Hay subsectores en los que va a predominar exclusivamente el digital, como la edición jurídica, las guías de viajes, las enciclopedias, y otros en los que va a ser predominante el papel. Pero es lógico que en unos años el digital haya aumentado el negocio con un 25 por ciento.

Arancibia: -Depende mucho del tipo de libro, el país, la región y los hábitos de lectura de la gente.

-¿Se va a mantener la diferencia de precio entre el libro impreso y el digital?

Kulesz: -Va a ser más caro incluso el e-book si es multimedia.

Avila: -Lo normal es que converjan en un plazo razonable.

EN LA ARGENTINA Cambios a baja velocidad

En la Argentina por el momento es baja la producción y comercialización de e-books. Pero hay acciones en marcha, como la digitalización de los libros en papel, la capacitación del personal de la industria, el diseño de una estrategia propia, la renegociación de los derechos con los autores y la investigación de la opinión de los clientes.

TEMA DE DEBATE

El Ministerio de Desarrollo Económico porteño acaba de realizar la III Conferencia Editorial, que esta vez se dedicó a analizar cómo enfrentar la transición al paradigma digital. Hubo más de 530 inscriptos, 15 actividades y cerca de 30 especialistas. El 70% de los inscriptos fueron profesionales en ejercicio de los distintos componentes de la cadena de publicación: editoriales, librerías y desarrolladores de contenidos.

DIXIT

"Para que este mercado se desarrolle, es fundamental un estándar. Y eso depende de que la tecnología se ordene". Antonio María Avila. Gremios de editores de España

"Lo que sigue es la discusión sobre qué es un libro digital y cómo lo vendemos. Es un momento para hablar de modelos de negocios ". Patricia Arancibia. Barnes &Noble

"La tecnología digital es una gran oportunidad para que los editores usen herramientas económicas para llegar rápido a los lectores" Octavio Kulesz Editorial Teseo

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas