Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Esforzada entrega de la Filarmónica

Martes 21 de septiembre de 2010
0

Concierto de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. Director: Rossen Milanov. Solistas: Liza Chung (piano), Carlos Nozzi (chelo), Néstor Garrote (oboe) y Claudio Barile (flauta). Obras de Pancho Vladigerov (1899-1978), Olivier Messiaën (1908-1992) y George Enescu (1881-1955) Teatro Colón. Nuestra opinión: bueno

Resultaba novedoso el programa propuesto por el director búlgaro Rossen Milanov para su concierto del ciclo anual de la Filarmónica dedicado a música del siglo XX que, por esa misma razón, sumaba un mayor interés, ya que tres de ellas eran presentadas en carácter de primera audición en nuestro país. En este sentido, siempre es grato escuchar las grandes obras sinfónicas del pasado, pero hacerlo con las de nuestro tiempo es una necesidad intelectual y un imprescindible estímulo para la creación artística.

El programa comenzó con Improvisación y toccata de Pancho Vladigerov, compositor suizo que dejó un catálogo de obras significativas. Aquí fue objeto de una versión caracterizada por una rítmica muy bien amalgamada en todos los sectores de la orquesta, en un primer momento dedicado a las cuerdas con un largo pasaje lírico, transparente, mesurado y de carácter melódico, tal como se escuchó en la improvisación. La toccata , en cambio, tiene otro carácter. Es de tono popular, acaso de danza búlgara, con un final colorido y brioso, bien logrado por el maestro y los filarmónicos.

El director Rossen Milanov demostró formidable claridad y capacidad para desentrañar obras complejas como las del programa
El director Rossen Milanov demostró formidable claridad y capacidad para desentrañar obras complejas como las del programa. Foto: Rodrigo Néspolo

Luego, después de reubicar atriles y pedestales en torno al piano, se escuchó una composición realmente pobre del ornitólogo francés Olivier Messiaën, de muy extensa producción pese a lo cual su Concierto a quatre para flauta, oboe, violonchelo, piano y orquesta provocó una sensación curiosa; a medida que avanzaba el discurso sonoro, con esa constante inclinación del autor por querer imitar los sonidos inimitables de los pájaros, la pretendida música se fue trasformando en una amalgama de sonidos incoherentes, poco menos que insoportables, a tal punto que el virtuosismo y la jerarquía de los solistas sólo recibieron un buen aplauso al finalizar. Pero sólo uno, como debe ser para otro fraude de Olivier Messiaën.

Por fortuna, la segunda parte se integraba con la Sinfonía Nº 2 del compositor rumano George Enescu, con lo cual se podrían valorar mucho mejor las condiciones interpretativas del director Rossen Milanov. En la primera parte sólo había demostrado una formidable claridad y capacidad en la batuta para, de ese modo, ayudar a los músicos a desentrañar aquella obra tan compleja en la rítmica general y en las intensidades sonoras. Pero ahora se lo apreciaría como intérprete de una composición nacida de un compatriota eminente y por demás multifacético y sinfonista de obras imbuidas del espíritu rapsódico y posromántico.

En efecto, la Segunda sinfonía de Enescu permitió conocer ese lenguaje tan especial y valorar los méritos de un maestro de jerarquía como sin duda es Milanov, quien obtuvo de la Filarmónica un muy buen nivel para desentrañar una obra signada por ritmos vigorosos, pasajes abigarrados que parecen un fresco rutilante y que, además, suma un andante de sereno lirismo, bien contrastado con el último movimiento de incontrolable y aparatosa conclusión. La obra, de todos modos, nos resultó farragosa e inconsistente.

El público ofreció un gentil aplauso al maestro y a una Filarmónica capaz de transitar sin vacilaciones por partituras tan comprometidas como poco frecuentes como las ofrecidas esta noche.

Juan Carlos Montero

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas