0

Un festejo empañado por la violencia

Debieron ser asistidos 75 jóvenes; hubo cuatro apuñalados entre los 21 hospitalizados; una chica estaba grave, en coma alcohólico
0
22 de septiembre de 2010  

"Bienvenida primavera: Disfrutala sin alcohol." El eslogan bajo el que gobierno porteño organizó los festejos para celebrar el Día de la Primavera resultó una fatídica ironía.

Por el uso de armas blancas, golpes, arrebatos y un desmedido consumo de alcohol, 75 jóvenes debieron ser asistidos ayer por el Sistema de Atención Médica de Emergencia porteño (SAME) durante el multitudinario festejo que comenzó por la mañana en varios parques y plazas de la ciudad, aunque fuentes oficiales no pudieron determinar la cantidad de gente reunida al aire libre.

El parque Tres de Febrero, en Palermo -donde tocaron los grupos de música Miranda!, Infierno 18 y La Mosca, en el escenario montado en Figueroa Alcorta y La Pampa-, fue el epicentro de reunión de unos 10.000 jóvenes, según los organizadores; la mayoría, del conurbano bonaerense. Pero también había puestos del SAME instalados en los parques Sarmiento, Roca y en la Costanera Sur.

Se trató, según confirmó el director del SAME, Alberto Crescenti, de uno de los festejos más violentos de la última década. A diferencia del año pasado, por ejemplo, donde se debió asistir a 80 personas, "este año hubo una gran cantidad de heridos de arma blanca, lo que denotó una mayor agresividad".

incidentes y heridos en el día de la primavera (TN)

Video

"Esta vez, de los 75 asistidos, hubo 21 jóvenes, entre los que se contabilizaron cuatro apuñalados, que debieron ser trasladados a los hospitales Fernández, Rivadavia, Argerich, Pirovano y Gutiérrez", informó el doctor Crescenti, que también destacó los casos de dos jóvenes embarazadas lesionadas durante sendos arrebatos de sus pertenencias, un niño de dos años con serios politraumatismos por una caída de altura y una joven de 18 años que debió ser derivada de urgencia con un coma alcohólico y que, hasta anoche, permanecía grave.

Durante la jornada, que sorprendió con 23° de temperatura por la tarde, LA NACION realizó una recorrida por algunos de los parques y comprobó que, ante la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en los negocios de la zona, varias personas las comercializaban, escondidas detrás de árboles.

"En esta heladera entró casi todo: gaseosas y sándwiches; menos el alcohol. Acá [en locales de Palermo] no nos quisieron vender", explicó Josué, que había llegado al Rosedal junto con un grupo de amigos desde Virrey del Pino, partido de La Matanza.

"Este año fue un desastre. Hubo muchos grupos que vinieron con ganas de pelear. Revoleaban botellas y el hielo de la bebida. Tomaron mucho alcohol, parecían inadaptados", contó a LA NACION Diego, un vendedor ambulante que hace 30 años trabaja en el Rosedal.

A su lado, otro compañero agregó: "Hubo peleas de todo tipo, entre los chicos, piedrazos y botellazos".

un enfrentamiento entre jóvenes finalizó con un herido (Gentileza América)

Video

Entre los miles de jóvenes, cabe destacar, no todos tenían la misma intención de provocar y pelearse.

Muchos grupos de adolescentes, a pesar de los disturbios, festejaron y se divirtieron sin sobresaltos. Algunos aprovechaban el día libre para un cambio de look. Varios carteles anunciaban "rastas artesanales" y captaban gran cantidad de público, especialmente adolescente.

Algunos varones enamorados regalaban flores a sus novias. El par del claveles cotizaba ayer a 3 pesos, con lo cual muchos vendedores callejeros hicieron su consabida ganancia.

Gastón Petrini, un joven de 20 años vecino de Floresta, aseguró que fue con amigos a Palermo a pasear. "Con mi grupo no tomamos alcohol, vinimos a pasarla bien y a divertirnos. Pero fue un desastre, y la verdad que el Rosedal quedó todo sucio."

Por su parte, Mariela Tobares y Laura Ovejero se quejaron por la poca cantidad de cestos para arrojar basura. Ellas, dijeron, tiraron todo lo que usaron, "hasta los restos de cigarrillos en una bolsa plástica".

De hecho, durante los festejos y como parte de un operativo de limpieza, el Ministerio de Medio Ambiente y Espacio Público precisó anoche que se recolectaron casi 6 toneladas de residuos. Las autoridades prometían que, gracias a la intervención de tres lavadoras, tres barredoras, un camión compactador y una dotación extra de 30 trabajadores, el parque Tres de Febrero amanecerá limpio.

También se reforzó la limpieza en otros espacios verdes, como los parque Centenario, Rivadavia, Patricios, plaza Monteagudo, parque Chacabuco, Avellaneda, plaza Los Andes y la Reserva Ecológica Costanera Sur.

ANTECEDENTES

  • 2010, el más violento : de la última década, el festejo de la primavera de ayer fue el que mayor número de heridos y detenidos registró en la ciudad de Buenos Aires: 75 heridos por golpes, uso de armas blancas y el consumo de alcohol, y 30 detenidos.
  • 2009, año récord : el año pasado, en los festejos el número de pacientes revisados por el Servicio Ambulatorio Médico de Emergencia (SAME) fue de 80 personas, pero sólo 20 derivadas a hospitales y sin ninguna complicación seria, a diferencia de lo ocurrido este año, que la nómina de heridos incluyó una joven con coma alcohólico.
  • 2006 , detenidos con drogas: ese año hubo 20 jóvenes detenidos, 14 de ellos por tenencia de drogas. Además, el número de personas atendidas por el SAME trepó a 68 en todos los parques públicos de la ciudad. 30 de ellos estaban en los bosques de Palermo.
  • 2003 disturbios y arrebatos : fueron 24 los jóvenes que detuvo la Policía Federal Argentina (PFA) ese año. Lo más recordado fue el caso de un joven arrebatador que fue detenido frente a las cámaras de televisión que cubrían los festejos en el Rosedal.
  • 2001, un herido de bala: en el primer festejo del milenio fueron cinco las personas heridas, una de ellas, con un disparo en el empeine.
  • temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.