Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Virtuosos músicos checos, en Buenos Aires

Nuova Harmonia acercó un gran hecho artístico

Miércoles 29 de septiembre de 2010
0

Presentación de Los Solistas de Cámara de Brno (República Checa). Con la dirección de Ivan Matyás, organizada por la fundación Coliseum para su ciclo Nuova Harmonia 2010, con la participación del oboista Vilém Veverka en calidad de solista. Programa: Sinfonía en Sol menor, de Franz Xaver Richter; Divertimento en Fa mayor KV 138, de Mozart; Concierto en Re menor para oboe y cuerdas BW 1059, de Bach; Concierto en Mi menor para oboe y cuerdas, de Telemann; Sinfonía simple, de Benjamin Britten y Sexteto para cuerdas H224, de Bohuslav Martinú. En el Coliseo. Nuestra opinión: excelente

Con su reconocido prestigio intacto vuelven Los Solistas de Brno (República Checa) a Buenos Aires, dando nuevas muestras de inusual excelencia artística, de la que dejaron perdurable huella en su anterior visita, hace ya varios años. El programa ofrecido en esta nueva presentación, feliz combinación de obras de compositores clásicos y de maestros del siglo XX como Britten y Martinú, reeditó el memorable nivel de rendimiento de esta agrupación camarística de doce músicos, cuyas versiones, con la dirección de Ivan Matyás, evidencian no solamente el grado de perfección conjunta que han alcanzado, sino principalmente que éste no se ha congelado en el tiempo. Su meta, evidentemente, ha seguido siendo un labor interpretativa profunda con alto grado de definición estilística, como la que hoy ostentan.

A la versión de la Sinfonía en Sol mayor de Franz Xaver Richter (1709-1789), ofrecida en primer término, de quien fue contemporáneo de Mozart y junto con Henirich Stamitz, precursor de la Escuela de Mannheim que tuvo gravitación histórica en el desarrollo de la forma sinfónica, siguió una refinada ejecución del Divertimento KV 138 en Fa mayor del genio de Salzburgo, que a la afinación perfecta, ajuste y equilibrio añadió una admirable homogeneidad sonora y profundidad orquestal. El Andante alcanzó planos sonoros distintivos de significativa expresividad.

Oboe solo

Los obras siguientes tuvieron como solista a un intérprete de excepcional calidad: el oboista Vilém Veverka. En primer término, intervino en el Concierto en Re menor BWV 1059 de Johann Sebastian Bach. Sobre el trasfondo sonoro de la orquesta, su trazo melódico destacó con nitidez expositiva un discurso que fue expuesto con admirable fluidez sonora, en medio del pujante y vital ritmo del conjunto que elaboró planos sonoros de distintiva definición dinámica.

El Concierto en Mi menor para oboe y cuerdas , del fecundo compositor germano del siglo XVIII Georg Telemann, fue ejecutado por el oboista con pureza sonora; su impecable articulación engalanó la obra con una nitidez y musicalidad que en su expresión alcanzó conmovedores acentos.

La segunda parte del concierto incluyó la encantadora Sinfonía simple op.4 de Benjamin Britten, obra orquestada exclusivamente para cuerdas que fue magníficamente interpretada. Especialmente, el "Playful pizzicato", uno de sus cuatro movimientos, fue un alarde de virtuosismo por el unísono de decreciente intensidad sonora del pizzicato en el que se alcanzó un pianissimo de gran sutileza.

Los excelentes músicos checos visitantes reservaron para el final una de las más significativas obras maestras del prominente Bohuslav Martinú: su Sexteto concierto para cuerdas H 224 . Es una obra maestra de la música de cámara, por sus depuradas líneas y texturas sonoras, de muy personal estilo, en cuyos enérgicos giros se pudo advertir la influencia de la música popular morava. La brillante versión fue muy celebrada, a lo que el solista Veverka respondió en representación del grupo con una obra para oboe de Alessandro Marcello.

Héctor Coda

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas