Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Investigan el secuestro y asesinato de un adolescente

"Es un caso extraño que queda muy abierto a la investigación policial", dijo el ministro de Justicia y Seguridad provincial en relación al hallazgo del cadáver de Matías Berardi en la ruta 6, a la altura de Campana; el joven, de 17 años, fue capturado cuando volvía de bailar; lo mataron de un balazo en la espalda; el jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, consideró que el caso "no quedará impune"

Miércoles 29 de septiembre de 2010 • 23:54
0

Un joven de 17 años fue encontrado muerto por un balazo en la espalda al costado de la ruta 6, a unos cuatro kilómetros del cruce con Panamericana, a la altura de Campana.

Según informaron fuentes policiales a lanacion.com, se trata de un adolescente que fue secuestrado en la zona norte del conurbano bonaerense cuando volvía de un boliche de Capital en la madrugada de ayer.

Según el ministro de Seguridad y Justicia bonaerense, Ricardo Casal, que estuvo en el lugar donde el cuerpo fue encontrado, se trata de Matías Berardi, de 17 años. El cadáver fue reconocido por el padre del adolescente, quien luego de la identificación debió ser asistido por sufrir una crisis nerviosa.

"Tenía un solo impacto de bala a quemarropa, a riesgo de decir que fue impactado por el arma sobre el cuerpo", dijo el funcionario en declaraciones a la prensa. Y agregó: "Este es un caso extraño que queda muy abierto a la investigación policial. Es extraño por las condiciones periciales, que quedan a reserva".

cerrar

El rescate. Casal no descartó que el joven pudiera haber sido asesinado en el lugar donde fue encontrado. "Se trata más de una ejecución que de un intento de escape", dijo en relación a que el adolescente haya tratado de huir de sus captores.

Fuentes policiales y judiciales sostuvieron que Berardi había ido a bailar ayer a la madrugada junto a unos amigos a un local nocturno de la costanera de esta Capital Federal, según consignó Télam.

Desde el boliche, el adolescente tomó una combi particular para regresar a su casa, ubicada en un country de la zona norte del conurbano, y entre las 5 y 5.30 bajó en Panamericana y ruta 26, a la altura de la localidad de Ingeniero Maschwitz, en el partido de Escobar.

Según dejaron trascender las fuentes, los captores habrían pedido un rescate cuyo monto fueron elevando. El jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, indicó que los captores habían comenzado a pedir un rescate de 500 pesos, cifra que fueron elevando hasta seis mil.

Supuestamente iba a efectivizarse el pago, pero finalmente el chico fue asesinado, añadieron los informantes.

Las mismas fuentes indicaron que el chico, que tenía 17 años y sería hijo de un veterinario de la zona de Pilar, había ido a una fiesta de egresados al boliche "Pachá", en la Costanera Norte de la Capital Federal, y volvía a su casa de la zona de Pilar.

Cuando estaba llegando a su vivienda, habría sido interceptado por un grupo de delincuentes armados que lo tomaron cautivo, supuestamente al voleo, después de que sus amigos lo dejaron cerca de su casa. Casal dijo que el adolescente había bajado del vehículo en una estación de servicio Shell que está por la zona.

La familia de la víctima habría recibido varias comunicaciones desde el celular del joven pidiendo rescate.

Una media hora después de ser capturado, los padres de Berardi recibieron un llamado de su propio hijo, desde el teléfono celular de éste, en el que el adolescente, en medio del llanto, les dijo que estaba secuestrado.

Los voceros consultados indicaron a Télam que en esa primera comunicación, los padres de la víctima escucharon también las amenazas de los captores.

Tras esa comunicación, los padres denunciaron lo ocurrido ante la policía, por lo que comenzó a intervenir el gabinete antisecuestros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Zárate-Campana y el fiscal federal de esa jurisdicción, Orlando Bosca.

A partir de esa denuncia, los investigadores intervinieron todos los teléfonos de la familia, a la que también se la asesoró y contuvo, a la espera de nuevos llamados de los secuestradores de Matías y de una prueba de vida.

Las fuentes señalaron que hasta anoche hubo cuatro llamados en los que los captores negociaron con los padres de la víctima para cobrar un rescate a cambio de la liberación.

Finalmente, se acordó el pago de unos 6000 pesos pero el rescate no se llegó a efectivizar ya que los captores no volvieron a llamar para decir cómo, cuándo y dónde debía hacerse. "La comunicación fue interrumpida por los delincuentes", confirmó Paggi.

Los voceros indicaron que los delincuentes, que serían inexpertos, habrían terminado asesinando al joven con al menos tres disparos y luego tiraron el cadáver en el descampado, indicó DyN.

Hasta el momento no hay detenidos.

Las pericias continuarán, en el lugar, mañana en la mañana. "El caso no quedará impune", aseguró Paggi.


El joven asesinado aparece en un video en la web junto a otros amigos (YouTube-guillostone)
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas