Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una maratón de pequeños lectores

Más de tres millones de chicos de 11.000 escuelas, maestros y padres compartieron el placer por la literatura

Sábado 02 de octubre de 2010
0

Laura Casanovas LA NACION

La Maratón de Lectura, lejos de suponer una carrera a toda velocidad, invita a hacerse un tiempo para experimentar el placer de adentrarse en el mundo de los libros. Una propuesta que ayer, en su octava edición, convocó a un número récord de participantes de todo el país.

En total, 3.394.197 chicos, 245.817 adultos y 12.556 instituciones participaron de este evento que promueve la Fundación Leer. "Es el año con más participación. Muchas escuelas han incorporado la maratón a sus proyectos educativos. Hay muchos deseos en nuestros maestros de expresar el amor que sienten por la lectura y de poder acercar a los chicos a ella", dijo ayer a LA NACION Patricia Mejalelaty, directora ejecutiva de la entidad.

Chicos de 14 escuelas porteñas y del Gran Buenos Aires se reunieron en el zoológico para compartir historias y relatos
Chicos de 14 escuelas porteñas y del Gran Buenos Aires se reunieron en el zoológico para compartir historias y relatos. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia

El acto de lanzamiento de la Maratón Nacional de Lectura se realizó en el Zoológico de la ciudad de Buenos Aires, donde se desarrolló durante la mañana una carrera fantástica con 37 paradas para escuchar la mayor cantidad de historias, leer, dibujar y divertirse. Hasta allí llegaron mil alumnos de 14 escuelas porteñas y de la provincia de Buenos Aires, tanto públicas como privadas.

Este año, el encuentro con la lectura tuvo como eje central el tema del Bicentenario.

El dibujante Nik, uno de los padrinos de la maratón, estuvo presente en una de las paradas. "¿Qué le falta a este dibujo?", preguntó mientras daba forma a su célebre personaje Gaturro. Y una nena respondió: "El cielo". Alrededor se alzaban muchas otras voces de alumnos que seguían con gran entusiasmo los trazos del dibujante.

A pocos metros de allí, en otra posta, la escritora Canela, la otra madrina de la maratón, leía su libro Cada cual con su disfraz, rodeada de niños que seguían la lectura, cada uno con un ejemplar en la mano.

En la apertura del encuentro en el Zoo estuvo el escritor Luis María Pescetti, quien ofreció tanto a los adultos como a los niños sus juegos y canciones. "Como autor agradezco todas las movidas que se hacen. Todas estas actividades de lectura son de democracia porque ayudan no sólo a leer, sino también a compartir y tener derechos", dijo Pescetti a LA NACION.

La magia de leer

Cada una de las 37 paradas de la maratón ofrecía una propuesta diferente, entre ellas, la lectura de cuentos, la narración oral, la posibilidad de dibujar, de observar a dibujantes, la animación y la magia. Bautista, de 9 años, de la Escuela N° 10 de la localidad de Martínez, contó a LA NACION: "Me gusta leer porque aprendés mucho". En tanto, Camila, de 7 años, de la misma institución, explicó que le gusta "contar historias a otras personas".

"En cualquier momento aparece la mamá lemur con su hijito", advirtió al grupo de chicos que escuchaban a la escritora Ana María Shua. Luego, comenzó a leerles los versos de su libro infantil Las cosas que odio . Entre posta y posta los chicos comían y miraban los animales. "Me gustan los cuentos y mi mamá me enseña a leer", dijo Natalia, de 8 años, de la Escuela N° 11 de Tigre.

En tanto, la periodista de LA NACION Valeria Shapira leía el libro Mimosaurio , rodeada de sus pequeños oyentes. Detrás y un poco alejado, un elefante era el telón de fondo durante la lectura. Minutos después, la "cuentandante" Juliana Bourbon narraba distintas historias sobre animales, como Cosita linda , de Anthony Browne.

Aventura y emoción

"Me parece excelente para los chicos esta propuesta. El solo hecho de subir al ómnibus es una aventura para ellos. Estamos emocionados", expresó a LA NACION Liliana Salas, de la escuela N° 15 de Tigre.

Lucas, de 8 años, alumno de la institución, contó que de las historias que había escuchado hasta el momento en la maratón le gustó "la del príncipe fiaca".

Hacia el mediodía, la maratón en el Zoológico iba terminando y, a la salida, cada chico de cada una de las 14 escuelas que participaron se fue con un libro de regalo.

Participaron distintas instituciones como hospitales, hogares y bibliotecas. Pero la mayor parte fueron escuelas primarias públicas y privadas que este año superaron las 11.000, lo que representa un 20% más respecto del año pasado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas