Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nueva casa editora para Jorge Luis Borges

Random House Mondadori compró los derechos de su obra; durante 40 años su editor fue Emecé

Sábado 09 de octubre de 2010
0

Adrián Sack Enviado especial

FRANCFORT.– María Kodama se consagró ayer como la gestora del negocio más trascendente y de mayor repercusión internacional surgido de los stands de la edición 2010 de la Feria del Libro de esta ciudad.

Tras varios días de rumores y discusiones con los gigantes de la industria editorial, la viuda de Jorge Luis Borges consiguió vender los derechos de autor de sus obras a la editorial multinacional Random House Mondadori por un valor cercano a los dos millones de euros.

Kodama, que enviudó de Borges en 1986, y participó en el pabellón argentino de una mesa redonda para presentar un libro de análisis de la obra del escritor, no quiso referirse al monto de la operación ni ofrecer detalles sobre la que algunos medios internacionales calificaron ayer de la "mudanza editorial del año".

Sin embargo, sobre el mediodía de ayer confirmó que la venta fue acordada y que, como consecuencia de esa transacción, los trabajos del autor de Ficciones y El Aleph dejarán de ser editados por la casa Emecé. "El cambio de editorial es como acabar con un matrimonio de 40 años", dijo, a pesar de afirmar que no hubo una "ruptura" con esa firma históricamente asociada a los libros de Borges, porque la filial argentina del grupo Planeta continuará con la publicación de las obras críticas sobre la literatura borgiana. Por esa razón, intentó minimizar el impacto de la "mudanza" al afirmar que mantiene una "excelente relación" con sus directivos.

El traspaso comprende todas las obras firmadas por Borges, incluidas aquellas en las que comparte la autoría con Adolfo Bioy Casares y otros escritores. Se estima que las primeras ediciones serán publicadas por la nueva editorial en abril de 2011.

La operación surgió luego de que Emecé, al acercarse a la fecha de finalización del actual contrato, no habría podido ofrecerle más de 1,3 millones de euros para concretar su renovación. Fue entonces cuando Random House Mondadori mejoró notablemente la oferta y se quedó con la totalidad de los derechos de publicación de sus obras en todos los formatos tradicionales. El digital seguiría en manos del agente Andrew Wylie, aunque esta información no pudo ser aún confirmada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas