Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se postergó el trasplante a las gemelas cordobesas

No hubo compatibilidad con un posible donante cadavérico

Jueves 14 de octubre de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

CORDOBA.- Contagiadas por el milagro de los mineros chilenos, las gemelas Oviedo vivieron ayer horas de gran expectativa, pero después llegó la desilusión. A la madrugada se le comunicó a la familia que había una posibilidad cierta de contar con pulmones de un donante para ser implantados a una de ellas. Sin embargo, los estudios posteriores determinaron que no eran compatibles y el intento se frustró.

Se trata del caso de Maribel y Marisol, las gemelas de 17 años afectadas de fibrosis quística, que alcanzaron notoriedad por la batalla judicial que libraron para que se les autorizara a cada una a recibir sendos lóbulos pulmonares de donantes vivos, algo que la ley nacional de trasplantes prohíbe, ya que sólo admite el injerto de órganos cadavéricos.

Alrededor de las 2 de ayer, Ernesto Oviedo, el padre de las gemelas, fue notificado de que existía la posibilidad de hacer el trasplante a Maribel, que está más complicada que su hermana. La chica fue llevada a terapia para ser preparada ante la inminencia de la cirugía.

Ante algo que creía inminente, el padre de familia dio a conocer la novedad. "Nos dieron la noticia como a las 2 de la mañana. El trasplante será por donante cadavérico y no por donante vivo", dijo el hombre. Tal situación disgustó a los médicos del Hospital Privado, ya que aún no había plena seguridad sobre la compatibilidad del órgano y guardaron cautela sobre la intervención y pidieron prudencia a los medios.

Cerca del mediodía llegó la confirmación de que el trasplante no se realizaría. El director médico del Hospital Privado, Ricardo Pieckenstainer, anunció: "Lamentablemente tuvimos que suspender la operación. La incompatibilidad del donante con el receptor impidió el trasplante. Existen circunstancias ajenas que escapan a las posibilidades", agregó.

El facultativo aclaró que Maribel "seguirá a la espera de un posible donante en el futuro o de completar la evaluación para ser sometida a trasplante pulmonar de un donante vivo".

A pesar de la frustración, Pieckenstainer indicó que la familia "ha tomado bien la decisión porque ellos conocen las circunstancias que rodean este tipo de procedimientos y siguen a la espera de una nueva oportunidad".

Pieckenstainer señaló que "los estudios para un donante vivo siguen en paralelo a la espera de un potencial órgano de un donante cadavérico que, en caso de aparecer, se trasplantará de inmediato como corresponde".

Aclaró que aún no hay fecha cierta para el trasplante con donantes vivos porque las evaluaciones, como son de múltiples donantes, llevan mucho tiempo. "Como es un estudio programado, vamos a elegir la mejor fecha en la que Maribel o Marisol, así como los donantes, estén en mejores condiciones, para hacer la operación", afirmaron.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas