Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tango finés, pero en castellano

Una singular sociedad que recrea temas de Finlandia con sonoridad rioplatense

Sábado 16 de octubre de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

A pesar de que su pasión por el tango viene desde su adolescencia (tuvo un grupo durante algunos años y hasta llegó a compartir escenario con la orquesta de Pugliese, en un festival de acordeón, en Finlandia), Petri Kaivanto no habría podido imaginar que ahora, apenas pasados los 40, sería uno de los responsables de exportar el tango de su país, ni que para esa empresa se asociaría a músicos argentinos ni que terminaría cantando en castellano.

Pero así se dieron las cosas. Hoy estará presentando en La Scala de San Telmo el disco Aires de Finlandia , que publicó con el grupo del guitarrista Alejandro Polemann (tangos finlandeses cantados en finés, con arreglos rioplatenses) y su versión en castellano, que acaban de editar en nuestro país.

Petri quiere que esa música, que es tradición en donde vive, trascienda las fronteras. El tango llegó a Finlandia desde Rusia y Francia como una moda de las clases altas, a partir de la segunda década del siglo pasado. Luego, se extendió y se instaló como consecuencia de los cambios políticos y culturales (la independencia de Rusia, tras la revolución bolchevique; la Segunda Guerra Mundial, el ascenso de figuras como Toivo Kärki, Unto Mononen y Olavi Virta, la resistencia frente al pop y el rock de los sesenta). Su década de oro no fue la del cuarenta, como la del tango en la Argentina, sino la de sesenta (Pertti Mustonen, el finlandés más porteño que existe, lleva realizadas importantes investigaciones sobre el tango en su país).

"Nuestra generación no es muy tanguera. Pero yo lo sentí siempre como una motivación personal. En el tango finlandés, después de Kärki no hubo un desarrollo importante. Fue la música de los 50 y los 60 para las milongas. Hoy es una imagen nostálgica, aunque hay muchos músicos jóvenes que han seguido el tango argentino", explica Petri, cantor y periodista.

En 2001, gracias a una amiga que tienen en común, Kaivanto y Polemann se conocieron, y así comenzó a tomar formar el proyecto. "Petri me contó su idea y hoy la estamos concretando: tangos originales finlandeses con sonoridades rioplatenses", explica Polemann.

En 2004, Petri llegó por primera vez a Buenos Aires. Hicieron una primera grabación de prueba con dos tangos de cada uno y dos clásicos finlandeses. "Eso nos sirvió para visualizar un disco en el que, desde los arreglos, me propuse trabajar con las distintas sonoridades del tango rioplatense a lo largo de cien años", explica Alejandro. De la guardia vieja al tango electrónico, el abanico resultó amplio. "Un álbum muy rico -apunta Petri-, o sea, esquizofrénico", se ríe.

Hubo más ensayos (Skype mediante) y luego las grabaciones de los CD. Habrá que escucharlos. A algunos les interesará saber qué dicen esos tangos finlandeses, por eso preferirán las versiones en castellano; para otros, prevalecerá lo genuino de la sonoridad vocal original, es decir, la cantada en finés. Además de los conciertos en la Scala, darán otros en el Centro Cultural Sur, en La Plata, Misiones y Mendoza.

PARA AGENDAR

Aires de Finlandia , Petri Kaivanto y Alejandro Polemann presentan su disco.

La Scala de San Telmo , Pje. Giuffra 371. Hoy y el próximo sábado, a las 22.30. $ 30.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas