Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pantallas en el aula, nuevo recurso para la interacción

Original intercambio tecnológico entre profesores y estudiantes

Sábado 16 de octubre de 2010
0

Julieta Molina LA NACION

El objetivo de volver a una enseñanza más personalizada podría estar cada vez más cerca, según explicaron docentes del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Una nueva tecnología con un formato colaborativo se utiliza en un par de cursos del instituto y permite que docentes y alumnos interactúen a través de sus pantallas de computadora mientras se lleva a cabo la clase.

El proyecto fue diseñado por el ingeniero Fernando del Solar para cursos básicos del primer año de carreras como ingeniería electrónica, y resultó ganador de un concurso de Hewlett Packard, en el cual el desafío era reestructurar un curso universitario utilizando tablets PC, computadoras portátiles que poseen un lápiz óptico que permite escribir en la pantalla.

Cada alumno del curso posee su tablet, donde se proyectan las diapositivas que exhibe el profesor. Lo novedoso de esta dinámica es que permite al docente realizar anotaciones con el lápiz óptico, que instantáneamente se reflejan en las pantallas de todos los alumnos. Los estudiantes, a su vez, pueden realizar comentarios y tomar apuntes en sus propias computadoras y enviarlos al profesor.

"Desde el momento en que cada uno aprende a su ritmo, donde hay gente que entiende las cosas más visualmente y otros que tienen que escribir para comprenderlas; la tecnología puede ayudar a personalizar la enseñanza", explicó Del Solar. El diálogo directo con el profesor a través de la computadora permite una mayor participación de los estudiantes, ya que pueden realizar preguntas al profesor sin verbalizarlas ni interrumpir la clase, lo que implica una ventaja para quienes puedan sentirse inhibidos al preguntar ciertas cosas.

Además, el profesor puede realizar preguntas y recibir al instante los resultados de los estudiantes, enviados a través de una red cerrada. El software permite realizar una estadística de las respuestas, por lo que puede observarse cuántos estudiantes respondieron correctamente y, a partir de ahí, continuar con la clase o insistir en algún concepto que no haya quedado claro para el grupo.

Aún no existen estadísticas que releven el desempeño de los alumnos en relación con el uso de esta tecnología en las clases, pero sí confirman los docentes que en los ochenta estudiantes que han utilizado este método en los cursos el entusiasmo es claramente mayor.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas