Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los hachazos creativos de Andrés Di Tella

Junto con el cineasta Claudio Caldini, el director de El país del diablo recuperó las cintas desechadas por algunas distribuidoras cinematográficas y, con ese material, preparó una performance que tendrá su reflejo en un libro y una película

Viernes 29 de octubre de 2010

Por Diego Rojas Para LA NACION

El miércoles 20, presentó junto con Claudio Caldini la performance Hachazos en el marco del DocBsAs. Poco después, Andrés Di Tella se toma un respiro antes de contar los proyectos en los que se encuentra sumergido. "Estoy multifacético", aclara y señala que la performance en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín mostró una de esas facetas novedosas. "Documental en vivo", como lo denomina Di Tella; "cine expandido", según la acepción de Caldini, el acontecimiento conjugó lectura de textos, un poco de teatro, música y proyecciones: "Algunas imágenes provienen de los tachos de basura de las distribuidoras. Destrozaban las cintas a hachazos para que no pudieran ser usadas de nuevo. El padre de Claudio rescató varias latas que estaban tiradas". Di Tella cuenta los orígenes de la sociedad con Caldini: "Lo conocí durante mi primera filmación. Mi mamá me pidió que ayudara a Marta Minujín con un video que estaba preparando: Marta debía quedar enterrada y yo debía tirarle paladas de tierra. Fue en 1976, tal vez era una metáfora de lo que pasaba en esos días. El hombre que filmaba era Caldini". Después, Di Tella le perdió el rastro: Caldini, que hacía cine experimental, se había ido a la India. Hasta que, hace poco, se reencontraron: "El cuidaba una quinta en General Rodríguez. Nos empezamos a juntar todas las semanas. El fruto de esas conversaciones es un libro que mezcla ensayo autobiográfico, la biografía de Caldini y fotos. Espero publicarlo el año que viene, se llamará Hachazos ". La performance también se originó durante esas charlas; pero, claro, cineastas los dos, resultaba inevitable una película. "Al principio no pensaba hacerla, pero finalmente decidimos hacer una en colaboración. Está filmada y ahora la estoy editando. Se llama El peligro del ojo ", explica Di Tella. El documentalista también participa de la exhibición en Fundación Telefónica sobre el mítico instituto que lleva su apellido. "Hice una instalación en la que se ve a Marta Minujín mirando la tele, haciendo zapping , mientras otra pantalla muestra los canales que va pasando. En cierta medida es como cerrar un ciclo, ¿no? De aquella primera filmación con Marta y Caldini a estos proyectos que los incluyen", reflexiona.

Te puede interesar