Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De Narváez: "El Gobierno me persigue por mis ideas"

El diputado se quejó por el uso oficial de información de inteligencia de EE.UU. sobre sus operaciones financieras; LA NACION reveló que el Departamento del Tesoro interrumpió ese flujo de datos

Lunes 08 de noviembre de 2010 • 13:02
0

"El kirchnerismo persigue políticamente a sus adversarios y para hacerlo utiliza la estructura del Estado y fondos públicos; me persiguen por mis ideas", dijo Francisco de Narváez.

Así respondió el diputado nacional a la revelación de LANACION de que el gobierno de Estados Unidos interrumpió la entrega a las autoridades argentinas de información sensible de inteligencia sobre operaciones financieras de personas y empresas privadas, ante la sospecha de que los datos son usados por el Gobierno para sus propios fines políticos.

El quite de colaboración fue decidido por la Red de Combate de Crímenes Financieros (Fincen, por sus siglas en inglés), la unidad antilavado del Departamento del Tesoro, al verificar que los datos confidenciales que le solicitó desde Buenos Aires la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre De Narváez salieron a la luz en julio de 2009 en medios de comunicación muy cercanos al Gobierno. Hasta hoy hubo intentos por parte de la Argentina de revertir esta interrupción de datos, que continúa vigente.

"Hay organismos y funcionarios del gobierno nacional involucrados en este tipo de maniobras, tal como denuncié en la causa que inicié al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray", agregó De Narváez, que en junio denunció al funcionario kirchnerista por incumplimiento de deberes de funcionario público, violación de secreto fiscal, tráfico de influencias y falsa denuncia.

Para el candidato a gobernador bonaerense, "allí queda demostrada la conexión con las causas iniciadas durante la última campaña política, detrás de las cuáles está este funcionario [en referencia a Echegaray]".

Estados Unidos suspendió ese flujo de información de inteligencia que contiene reportes de operaciones sospechosas cuando desactivó el llamado "memorando de entendimiento" existente entre la Fincen y la UIF, por entonces bajo el mando de la contadora de la Policía Federal, Rosa Falduto.

La decisión norteamericana ocurrió cuando verificó que los datos, que requerían su autorización para ser transferidos de la UIF a la Justicia -donde a su vez debían reservarse en una caja de seguridad-, se filtraron y difundieron del peor modo, lo que vulneró el principio de confidencialidad que impone el Grupo Egmont, un organismo internacional que desde 1995 facilita esa interacción de información entre los diferentes países (de lo que se informa por separado).

En el mismo sentido, el diputado nacional Gustavo Ferrari, mano derecha de De Narváez, dijo hoy a radio El Mundo: "La Argentina está ante un problema internacional. Somos un país que ha sido sancionado por los Estados Unidos. Este es un tema de una gravedad manifiesta. Explicita algo que venimos denunciando, y es la utilización por parte de organismos del Estado, de información para perseguir a opositores políticos".

Acerca del Proyecto de ley presentado sobre la UIF, Ferrari sostuvo: "Conocemos que se está utilizando políticamente a la UIF. El mismo [titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), José] Sbatella ha reconocido que es una oficina política Con este proyecto estamos tratando de darle autonomía a la UIF. Tratamos de limitar la utilización política por parte de algo que debe ser autónomo y no estar al servicio del Gobierno. Mi caso ha sido acompañando por Pro, el Peronismo Federal, UCR".

Y añadió: "Estados Unidos termina sancionándonos por la persecución política que se quiso hacer con la utilización de esa información".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas