Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Quiénes son y cómo piensan los opositores a los jóvenes K

Militantes de las juventudes del PJ Federal, UCR, CC, Socialismo, Pro y Proyecto Sur compartieron su visión con lanacion.com; críticas al oficialismo, reflexiones tras la muerte de Kirchner y las deudas pendientes de la Argentina, según los sub-30

Miércoles 17 de noviembre de 2010 • 08:30

0

Por Martín LipszycPara lanacion.comTwitter: @lipmartin

Aunque sorprenda, las noticias sobre los actos de las juventudes políticas las "monopoliza" el oficialismo. Los jóvenes K, agrupados en organizaciones como La Cámpora, suelen acaparar los medios cada vez que realizan alguna actividad. Sin embargo, el Frente Para la Victoria no es el único partido con jóvenes en movimiento. Para conocerlos, lanacion.com juntó a referentes de los principales partidos opositores para que cuenten qué hacen, cómo se llevan entre ellos y, claro, cuál es su relación con la juventud oficialista.

La principal sorpresa del encuentro con estos representantes sub-30 de la política nacional fue el trato entre ellos mismos. Más allá de sus claras diferencias ideológicas, nada impidió que, por ejemplo, el dirigente de jóvenes Pro Francisco Quintana (27 años) y el referente de la Coalición Cívica, Francisco Mones Ruiz (24), rieran ante algún comentario del militante de Proyecto Sur, Juan Valdés (23). Imposible pensar lo mismo entre Mauricio Macri, Elisa Carrió y Fernando "Pino" Solanas.

Los temas más urgentes. Todos coincidieron en apuntar al desempleo. "En la Argentina hay más de 800 mil jóvenes que no estudian ni trabajan. Es imprescindible encontrar una solución a este problema mediante programas de formación impulsados desde el Estado, con subsidios a las empresas que los contraten", explicó Daniel Mojico (25), del Partido Socialista. El abanico de propuestas en el que trabajan está dominado también por cuestiones como el medio ambiente, la educación y el trabajo cara a cara con los habitantes de los barrios más postergados.

Por otra parte, los responsables juveniles de los partidos tradicionales coincidieron en la necesidad de modernizar esos espacios políticos. "La principal meta es renovar la Unión Cívica Radical, tanto en sus cuadros militantes como en la cuestión ideológica", explicó Nahuel Ibazeta (28), dirigente de la Juventud Radical. Saúl Ubaldini (h) (27), de la Juventud del Peronismo Federal, se mostró en sintonía y enfatizó: "Nosotros tenemos el complicado desafío de lograr que compañeros jóvenes se decidan a participar después de haber visto los gobiernos de Menem, Kirchner y Cristina, que han hecho muchas cosas en nombre del peronismo pero nada tienen que ver con el PJ que nosotros defendemos".

La cuestión sobre la identificación con los líderes de los partidos generó una clara separación en el debate. "Como herederos del hito político que fue el 20 de diciembre de 2001, nos cuestionamos las prácticas de los partidos tradicionales", aseguró Juan Valdés, de Proyecto Sur, quien garantizó además que la militancia de ese espacio se siente plenamente identificada con Fernando "Pino" Solanas. Esa misma línea, con algún que otro matiz, siguieron el dirigente de Pro sobre Macri y el de la CC en cuanto a Carrió. En cambio, las juventudes de los clásicos PS, UCR y PJ erigieron al partido por sobre los hombres. "Yo apoyo a Duhalde, pero dentro del Peronismo Federal está claro que el que gana conduce y el que pierde acompaña", sintetizó con una referencia propia Saúl Ubaldini (h).

Su visión sobre el kirchnerismo. Tras manifestar sus respetos por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, los seis convocados realizaron duras críticas a la gestión del Gobierno. Los puntos más cuestionados fueron los relacionados con las sospechas de corrupción, la falta de diálogo con quienes discrepan con el Gobierno y la prometida pero postergada mejora en la redistribución de la riqueza.

Sobre estos temas, se destacaron las declaraciones de Daniel Mojico, del PS, que aseguró que "después de 7 años de crecimiento a tasas chinas, todavía el 30 por ciento de la población está bajo la línea de pobreza: queda claro que la matriz de este gobierno no es progresista". Y lapidario fue el comentario de Saúl Ubaldini, del PJ Federal: "Es un Gobierno que se ha peleado con Clarín, con LA NACION, con el campo, con la Iglesia, con todos los partidos que no piensan igual; nos quieren hacer creer que con la canasta básica alcanza para vivir, no aprueban el 82 por ciento móvil a los jubilados… no hay ningún punto de coincidencia".

La charla sobre militancia, acuerdos y desacuerdos partidarios derivó, inevitablemente, en la relación con las juventudes del oficialismo. "Muchas de las banderas que los Jóvenes K levantan son absolutamente anticuadas, y poco tienen que ver con las necesidades, los reclamos y los intereses de los jóvenes de nuestra generación", aseguró Francisco Quintana -PRO-, que además subrayó que los dirigentes oficialistas son prácticamente todos mayores de 30. Para Francisco Mones Ruiz, de la CC, "han caído en la lógica kirchnerista amigo-enemigo y, si no estás con ellos, estás con los monopolios, con el poder económico o con la oligarquía, y así es difícil construir las bases de un consenso social". Nahuel Ibazeta, del radicalismo, enfatizó la diferencia que existe entre encontrarse con un militante individualmente y hacerlo cuando están en grupo, al decir que "en la intimidad puede ser tu mejor amigo, pero en la vía pública es capaz de gritarte 'gorila'".

Desde Proyecto Sur, Juan Valdés cuestionó con menos dureza que el resto a la juventud oficialista, al asegurar que no se debe generalizar y decir que "los jóvenes K son violentos", aunque reconoció que hay campañas que se "impulsan desde arriba y se repiten abajo para marcar la cancha". De un modo similar respondió Mojico -PS. Claramente distinta fue la concepción de Ubaldini -PJ Federal-, quien incluso deslizó que hay líderes de las juventudes kirchneristas que se quedarían con retornos de los planes asignados a cooperativas.

En cuanto a si ven posibilidades de que el Gobierno modifique su estilo tras la muerte de Néstor Kirchner, Francisco Mones Ruíz, de la CC, aseguró que "por los primeros gestos, como los actos con José Manuel De La Sota o la intervención de la CTA, interpretamos que no habrá modificaciones en sus políticas".

Los jóvenes ante la sociedad. La gran afluencia juvenil vista durante la despedida al ex mandatario originó la necesidad de reflexionar sobre si ven un despertar en los intereses de ese sector.

Daniel Mojico, del Partido Socialista, rescató que "el kirchnerismo introdujo discusiones que han generado simpatías en los jóvenes (Ley de Medios, estatización de AFJP, retenciones), pero que días antes miles de jóvenes repudiaron el asesinato de Mariano Ferreyra y se señalaba al kirchnerismo como el responsable político". De modo similar se manifestó Juan Valdés, de Proyecto Sur, quien destacó que el ex presidente impulsó cambios con los que los jóvenes se identificaron "y su manifestación fue en defensa de esas banderas y empujando mayores conquistas". Desde PRO, Francisco Quintana, se mostró más escéptico al advirtir que "es prematuro asegurar que la cantidad de jóvenes que despidió a Kirchner provoque algún cambio en la militancia juvenil", aunque destacó el hecho de que se vuelva a poner "a las juventudes políticas en el centro de la escena".

Más allá de los casos recientes, lo cierto es que una frase que lamentablemente se ha instalado en el ideario general es que "a los jóvenes no les interesa la política". Y todos salieron al cruce de tal concepción. Según Mojico -PS-, es necesario comprender que, tras el 2001, los jóvenes encontraron otras vías de participación, como las posibilidades a través de Organizaciones No Gubernamentales e Internet. Mones Ruiz -CC- coincide en encontrar un quiebre tras la última crisis y aseguró que en ese momento se creó una distancia entre la política y la sociedad, y que es la política la que "no ha generado la posibilidad de interesarse en ella".

Cuando el grabador se apagó, la discusión política se mantuvo. Siempre en un tono amigable, con diferencias pero sin virulencia. Tal vez los adultos deban empezar a escuchar a los más jóvenes...

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas