Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fangio, Cuba y un secuestro de película

Rodaje: prosigue en la isla la filmación de la película de Alberto Lecchi, con Darío Grandinetti como el quíntuple campeón.

Viernes 26 de marzo de 1999

LA HABANA (ANSA).- Una ambientación típica de la Cuba de los años cincuenta y un gran cartel con el anuncio de la carrera de autos que convocó a cinco campeones mundiales y 17 europeos, encabezados por el argentino Juan Manuel Fangio, cambiaron el rostro habitual del malecón de La Habana.

Policías de la época de la dictadura de Fulgencio Batista con uniformes azules, efectivos del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), llamados "los casquitos", en Jeeps Willys americanos de los 50 y unos 500 extras con trajes de esa época, completaron la escenografía.

En un tramo de dos cuadras, la propaganda de la época: Coca Cola, Dubonet, vin tonique au quinquina, Un Ramazzotti fa sempre bene; Jameson Inish whisky, cerveza Cristal, ron Havana Club, Pernod y jabón de lavar Rina fabricado por Gravi.

Grandinetti, en carrera en La Habana
Grandinetti, en carrera en La Habana. Foto: Reuter

La ambientación perfecta para filmar los 17 minutos para la coproducción entre la Argentina, España y Cuba titulada "Operación Fangio", con la dirección del cineasta argentino Alberto Lecchi ("El dedo en la llaga"), con la actuación protagónica del también argentino Darío Grandinetti, el español Imanol Arias y los actores cubanos Ernesto Tapia y Laura Ramos.

El 6 del mes próximo concluirán las filmaciones de esta película que tiene un costo de tres millones de dólares y que narra la historia del secuestro de 26 horas en La Habana del pentacampeón mundial de automovilismo en 1958 por parte de un grupo llamado "comando revolucionario 26 de Julio".

"El piloto salió ileso del secuestro y había que buscar un gancho para mantener la atención del público por lo que se nos ocurrió recrear el ambiente que se produjo entre un hombre conservador como Fangio y los jóvenes revolucionarios, que sorprendió a muchos", declaró el director Lecchi.

El valor testimonial del cine

Grandinetti, en tanto, consideró que el cine sigue siendo la mejor manera de testimoniar episodios que a la distancia recobran otros valores.

"Puede sonar raro que un hombre como Fangio haya finalizado su secuestro presentando como sus amigos a los secuestradores. Esto quiere decir que algo pasó durante esas 26 horas y allí decidió tomar esa actitud, hablar bien de sus captores, lo que determinó el éxito político de la acción", opinó.

"Cuba ha estado y está mejor que en esa época, con altibajos, pero con mucha dignidad", subrayó Grandinetti.

Para verVideos recomendados
Miguel Lifschitz en La Nación pm

Miguel Lifschitz en La Nación pm

LA NACION pm: síntesis de noticias 04/05/2016

LA NACION pm: síntesis de noticias 04/05/2016

Un libro en 1 minuto: Una letra femenina azul pálido

Un libro en 1 minuto: Una letra femenina azul pálido

Dólar y tasas: pulseada entre Prat Gay y Sturzenegger , por José Del Rio

Dólar y tasas: pulseada entre Prat Gay y Sturzenegger , por José Del Rio

Te puede interesar