Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Presidenta pidió legalidad y racionalidad en la puja salarial

Llamó a dialogar a empresas, trabajadores y Gobierno; rechazó que se tome de rehenes a los ciudadanos

SEGUIR
LA NACION
Sábado 20 de noviembre de 2010

0

Con Hugo Moyano escuchando en la primera fila y rodeada de medio gabinete, la presidenta Cristina Kirchner le regaló ayer a la Unión Industrial Argentina (UIA) un discurso con más caricias que golpes. Pidió darle "racionalidad, institucionalidad y legalidad" a la puja distributiva y rechazó aquellas medidas de protesta que convierten a los ciudadanos en "rehenes".

Lo hizo en el marco de un llamado a un "diálogo tripartito" entre Gobierno, empresarios y trabajadores para garantizar la paz social. Dijo que en la UIA se sentía tan cómoda como ante la CGT, pero a la vez defendió la intervención del Estado como regulador de la economía. Y les pidió a los empresarios que no busquen acumular rentabilidad "por la vía de salarios degradados ni tampoco por la vía de precios más altos".

En privado, ayer, Mendiguren, Moyano, Giorgi, Caló, Scioli, Méndez, Randazzo, Tomada, Boudou, la Presidenta y Nicholson
En privado, ayer, Mendiguren, Moyano, Giorgi, Caló, Scioli, Méndez, Randazzo, Tomada, Boudou, la Presidenta y Nicholson. Foto: Presidencia de La Nación

La Presidenta cerró así la 16a. Conferencia Industrial Argentina, de la que participaron unas 3000 personas, según los organizadores. Habló después de los presidentes de la conferencia, Federico Nicholson, y de la UIA, Héctor Méndez, quien elogió el crecimiento de la industria en los últimos años y pidió que "los legítimos reclamos sindicales se ajusten a derecho, sin bloqueos o piquetes". El jefe de los industriales llamó también a "construir una red de relacionamiento que cambie de raíz nuestro humor social".

Cristina Kirchner no brindó mayores detalles del "diálogo tripartito" al que convocó. Sólo se ocupó de defender el porqué de la presencia estatal en esa mesa. "Ya no se puede pensar en mercados autorregulados. Un Estado tiene que intervenir fuertemente cuando la economía tiene problemas", dijo.

Un día antes, Nicholson había abierto la conferencia con cuestionamientos a "la excesiva intervención estatal". Cristina dijo que, en realidad, "alguien quiso deformar los conceptos de Freddy", en referencia a la forma en que la mayoría de los diarios reprodujo el discurso que la propia UIA se encargó de distribuir. Por las dudas, la Presidenta igual respondió a esos conceptos: "Ya nadie piensa en un Estado empresario -dijo-. La propiedad y el management deben ser esencialmente privados, pero se necesita un Estado que oriente y dirija hacia dónde vamos".

"Encauzar la puja"

Sin embargo, las frases que más comentaban los empresarios en el almuerzo posterior al discurso -en el que la Presidenta compartió mesa con los industriales, con sus ministros, con Moyano y con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli- fueron las referidas a la paz social. "Hay que darle racionalidad, institucionalidad y legalidad a la puja distributiva, y encauzarla en el marco de las leyes y la Constitución", fue una de ellas. "No podemos ser 40 millones de argentinos rehenes de prácticas que no le hacen bien al país", fue la otra.

Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar y Fate, calificó el discurso de "apropiado, sobre todo en momentos en que tenemos que recorrer un año electoral de la manera más tranquila posible". El empresario, que estuvo esta semana en la Casa Rosada para anunciar inversiones, dijo a La Nacion que las palabras de la Presidenta no le parecían un freno a Moyano, sino "la intención de que en 2011 sería conveniente encontrar otra forma de llevar adelante una discusión que es válida".

Por su parte, José Urtubey -director de Celulosa Argentina y hermano del gobernador salteño- lo ponderó por ser "un discurso ordenador", que no sólo apuntó a empresas y sindicatos, sino también a otros sectores sociales.

Contra la opinión de varios de los presentes, Moyano no se sintió aludido por los pedidos presidenciales de "racionalidad" en la puja salarial. El líder camionero calificó como "excelente" el discurso de Cristina y consideró que "es el comienzo de una etapa, con el fin de contribuir con todo este desarrollo que está llevando a cabo la Presidenta". Antes de retirarse del predio de Costa Salguero, donde se hizo la conferencia, el sindicalista prometió: "Vamos a reunirnos con todos".

Dos gremialistas del entorno moyanista destacaron "la importancia del diálogo tripartito" y le atribuyeron un significado político: "Para los que dicen que este Gobierno no tiene en cuenta a Moyano y a la CGT, hoy se dieron cuenta de por dónde pasa la realidad", dijo uno de los dirigentes a La Nacion. "El diálogo se va a dar, sólo hay que sentarse a hablar", afirmó otra fuente gremial y hasta admitió que se podría llegar a un acuerdo global que incluya precios y salarios.

TECNOPOLIS SE HARAN EN VICENTE LOPÉZ

Tras la polémica por la negativa del gobierno porteño a otorgar el permiso correspondiente, la presidenta Cristina Kirchner anunció ayer que la exposición Tecnópolis se realizará en 2011 en el predio de 80 hectáreas que ocupó el regimiento de Villa Martelli, en el conurbano bonaerense. La instalación de la muestra -originalmente prevista en el barrio de Palermo- enfrentó el mes pasado a los gobiernos nacional y de la ciudad. "Ya tenemos un predio para hacerlo", anunció la Presidenta al cerrar la conferencia anual de la UIA, y dijo que se podrá exponer "todos los años", ya que "la industria argentina tiene que tener un lugar permanente", como ocurre con la Sociedad Rural.

Con la colaboración de Luis Laugé

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas