Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Notable crecimiento de la violencia

Miércoles 24 de noviembre de 2010
SEGUIR
LA NACION
0

La sucesión de asesinatos ocurridos en lo que va de 2010 acentuaron la tendencia creciente de violencia delictual, que comenzó en 2007.

Todavía no terminó el año y ya fueron asesinados 25 uniformados de las policías Federal y bonaerense. Esta cifra superó la cantidad de efectivos de ambas fuerzas de seguridad asesinados durante todo 2009. El año pasado, 24 policías fallecieron al enfrentarse con delincuentes que intentaron asaltarlos o cuando intervinieron para impedir algún hecho ilícito.

La preocupación por este crecimiento ya había sido advertida por el ex presidente Néstor Kirchner quien, poco antes de morir, había planificado la reasignación de miles de gendarmes para reforzar el trabajo de la policía bonaerense, precisamente en el área metropolitana.

Desde 2003 que no eran asesinados tantos policías en esa zona. En ese año murieron 23 efectivos de la Federal y 39 de la bonaerense. Al año siguiente, la cifra cayó bruscamente. En 2004, hubo 20 efectivos asesinados entre ambas fuerzas.

Ese descenso tenía una explicación. Al revisar caso por caso, los investigadores advirtieron que los dos tercios de los homicidios ocurrieron cuando los policías se resistieron a que les robaran sus automóviles. Entonces, en forma conjunta, los gobiernos provincial y nacional aplicaron una política destinada al combate de los desarmaderos.

Al atacar este tipo de bandas dedicadas al corte de vehículos para su venta, bajaron los robos de automóviles y la cantidad de policías asesinados.

Otro de los factores que contribuyó a que disminuyeran esos homicidios fueron que las grandes organizaciones de asaltantes de bancos y blindados que, entre 2000 y 2003 se reconvirtieron en grupos dedicados a los secuestros extorsivos, salieron de circulación cuando los gobiernos nacional y provincial, obligados por la conmoción provocada por homicidio de Axel Blumberg, aplicaron un plan para combatir ese delito.

Pero, entre fines de 2009 y principios de este año, varios de los integrantes de esas bandas comenzaron a salir de prisión. Muchos de ellos retomaron la actividad delictiva.

Con el Patronato de Liberados desbordado, nadie controló qué hacía por ejemplo un sospechoso identificado como "Cuci", de 35 años. En marzo pasado, "Cuci" fue beneficiado con salidas laborales. En su presentación para solicitar ese beneficio sostuvo que había conseguido trabajo en un lavadero de automóviles de San Martín, que pertenece a un jefe narco de la zona. "Cuci" fue detenido el 8 de octubre, acusado de asesinar al inspector de la Policía Federal Christian Aoun.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas