Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una pesadilla diplomática en la TV

La mayoría de los medios norteamericanos señalan al creador de Wikileaks como el nuevo enemigo número 1 de la Casa Blanca. Por Gastón Roitberg.

SEGUIR
LA NACION
Lunes 29 de noviembre de 2010 • 15:41

0

NUEVA YORK.- Nada parecía que iba a alterar la antesala de las fiestas de fin de año en los Estados Unidos. Sin embargo, apenas se conoció la noticia de la filtración de más de 250 mil nuevos documentos clasificados en el sitio Wikileaks, los principales medios televisivos norteamericanos comenzaron a transmitir en vivo con la ayuda de especialistas en relaciones internacionales y expertos en diplomacia.

MSNBC, Fox, ABC, CBS y CNN dieron cuentan de la noticia con títulos catástrofe como "pesadilla", "punto muerto" y "nuevo terrorismo", este último el más llamativo para referirse a la organización fundada por Julian Assange, que es a esta altura una de las estrellas de Internet en 2010.

Si bien el centro de la escena informativa está en Washington DC, en pleno centro de Manhattan, las pantallas gigantes de la avenida Broadway en la zona de Times Square mostraban una y otra vez desde anoche el rostro del fundador de Wikileaks, al que la mayoría de los medios norteamericanos señalan como el nuevo enemigo número 1 de la Casa Blanca.

Apenas apareció en cámara la secretaria de Estado Hillary Clinton todas las cadenas de noticias interrumpieron su programación habitual para transmitir las primeras declaraciones oficiales del gobierno de EE.UU. La funcionaria apenas se permitió una sonrisa luego de leer un discurso de aproximadamente 10 minutos. Luego contestó preguntas de los periodistas destacados en la Casa Blanca.

"Revelar esos documentos pone en riesgo a personas reales", dijo Clinton, y aseguró que la administración Obama pondrá todos los mecanismos a su alcance para castigar a los responsables de la filtración. En las pantallas, con los títulos catástrofe, los canales pedían en los sobreimpresos que la audiencia se expresara por sus canales en las redes sociales Twitter y Facebook.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas