Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Virreyes recibió el premio Espíritu de Rugby de la IRB

El club argentino fue reconocido con la distinción que reconoce las hazañas increibles que se pueden lograr a través del deporte con la ovalada, tanto dentro como fuera del campo

Martes 30 de noviembre de 2010 • 13:12
0

DUBLIN.- La International Rugby Board (IRB) anunció oficialmente que Virreyes Rugby Club recibió el prestigioso premio Espíritu de Rugby 2010, en asociación con la línea de vuelos Emirates Airline.

El premio, que otorga anualmente la IRB reconoce las hazañas increíbles que se pueden lograr a través de rugby, tanto dentro como fuera del campo.

Además valora especialmente a aquellos que a través "de la acción desinteresada influyen en la vida de los demás, logrando una contribución significativa a sus comunidades".

Virreyes Rugby Club fue fundado en 2002, como una iniciativa solidaria de un grupo de rugbiers de distintos clubes dirigida a la población vulnerable de Virreyes, partido de San Fernando y actualmente participa en el grupo IV de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA).

La institución, fundada por Marcos Julianes, abrió sus puertas para brindar atención, comida y un foco para los jóvenes que está vinculada a la asistencia y dedicación en la escuela.

Virreyes brinda la posibilidad de participar en este deporte a más de 500 jugadores, entre los 6 y 19 años, y brinda a su vez una gran ayuda social a muchas familias carenciadas con la ayuda de 100 voluntarios, entrenadores, directivos, médicos, y ex jugadores que ayudan para mantener el espíritu solidario.

El club practica, transporta y equipa a sus jugadores, y desarrolla y mantiene las instalaciones del club y su personal; sostiene además cuatro programas educativos.

Los programas son: Abran Cancha, orientado a desarrollar habilidades cognitivas en los chicos de 6 a 12 años, el Programa de Becas y Tutoría para jugadores de Escuela Media, el Taller de Rugby Aplicado y el Programa de Educación Universitaria, en el cual los jugadores acceden a becas en la matrícula y a tutores académicos.

ôVirreyes es un maravilloso ejemplo de cómo un club de rugby puede ser el latido del corazón de su comunidad y asegurar que los niños jóvenes a realizar sus esperanzas y aspiraciones a través del juego", dijo el presidente del IRB, Bernard Lapasset.

El dirigente de la IRB, agregó: "El club se basa en los principios de la educación, la promoción de la salud y el bienestar social y fomenta el trabajo en equipo, la unidad, el respeto y el desarrollo personal. Se trata de un destinatario verdaderamente digno de este premio maravilloso".

ôVirreyes es el punto de partida para que los niños puedan insertarse en la sociedad, el simbolismo del juego en el terreno de juego debe ser el mismo que la vida fuera del campo. Nuestra propuesta es que no haya estrellas, ya que un equipo de rugby deben trabajar todos juntos y estar allí el uno para el otro“, dijo Julianes.

El club ya dispone de cuatro campos de rugby, entre ellos, salas educativas, gimnasio, vestuarios y oficinas administrativas y de esa manera se siente orgulloso de ayudar a la comunidad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas