Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri insiste: "Estamos intentando que el gobierno nacional recapacite"

En medio de duros cruces, el jefe de gobierno porteño volvió a pedirle a la Presidenta que envíe a la Policía Federal para volver a desalojar el predio de Soldati; Julio Alak culpó a la ciudad por la usurpación; Montenegro dijo que la Metropolitana no tiene "la capacidad operativa para intervenir"

Jueves 09 de diciembre de 2010 • 21:37
0

Mientras sigue la tensión en Villa Soldati, continúan también los cruces entre el gobierno nacional y el porteño.

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, volvió a reclamar esta noche a la Presidenta que envíe a la Policía Federal para volver a desalojar el predio de Villa Soldati.

"El Gobierno sabe perfectamente que la Metropolitana no tiene esa capacidad. No tenemos infantería, que es lo que hace falta para intervenir en Soldati", declaró.

Foto: LA NACION / Miguel Acevedo Riu

En declaraciones al canal TN, el funcionario añadió: "Si la Presidenta no quiere dar la orden [de desalojo], que traspase a la Policía Federal ya. Hay que sacar a los intrusos".

En ese sentido, sostuvo que junto a sus ministros están "intentando que el gobierno nacional recapacite" y los "apoye".

"Estoy seguro de que la Nación acudiría en una situación así en la Provincia", concluyó.

Una hora antes, el ministro de Seguridad y Justicia de la ciudad, Guillermo Montenegro, había asegurado también al canal TN que la Policía Metropolitana "no tiene la capacidad operativa" para solucionar el conflicto generado tras el desalojo del predio del Parque Indoamericano.

"El Gobierno no está escuchando a los vecinos", sostuvo Montenegro. "La situación de hoy es totalmente diferente a la del martes. Por eso le pedimos ayuda a la Policía Federal", añadió.

En tanto, esta tarde se vivían momentos de tensión en la zona ocupada, en donde la presencia policial es escasa y los vecinos de Soldati se manifiestan en contra de la usurpación.

Culpa porteña. Momentos antes, en conferencia de prensa, el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, sostuvo que la Policía Federal "entregó el predio [de Villa Soldati] sin ocupantes el martes a la noche" y que "si el gobierno de la ciudad, con la Policía Metropolitana, no supo mantener la guarda [después del desalojo] del predio" no es una cuestión de la que tenga que hacerse cargo la Nación.

Esas palabras fueron la respuesta a las declaraciones de Macri realizadas este mediodía. El jefe de gobierno porteño había pedido a la Presidenta que envíe a la Policía Federal para volver a desalojar el predio, luego del primer operativo ocurrido el martes, que dejó dos muertos por armas de fuego.

Alak dijo que la competencia judicial "claramente corresponde al gobierno de la ciudad" y lo instó a "cumplir con las obligaciones que le corresponden sin intentar cubrir su ineficiencia en la supuesta inacción de otros".

Además, el ministro resaltó que "la Policía Metropolitana tiene 9 veces más efectivos para la tarea" que la Federal. "Cada funcionario debe cumplir con las obligaciones de su cargo", dijo Alak.

"El descontrol de la inmigración". Esta mediodía, Macri responsabilizó a la inmigración "descontrolada" por las muertes en el operativo de desalojo. Sus dichos provocaron fuertes cuestionamientos.

"Parecería que la ciudad de Buenos Aires se tiene que hacer cargo de los países limítrofes y eso es imposible. Todos los días llegan entre 100 y 200 personas nuevas a la ciudad que no sabemos quiénes son, de la mano del narcotráfico y la delincuencia", había declarado el jefe de gobierno porteño.

"Las muertes no tienen que ver con el operativo de desalojo que realizó la ciudad sino con la inseguridad y el descontrol de la inmigración", sostuvo Macri en conferencia de prensa.

El jefe de gobierno pidió "revertir la situación" tras asegurar que creció la presencia de drogas y armas en las villas. "En estos momentos hay que mostrar coraje, el mismo coraje que mostro el presidente Lula en Brasil en su combate al narcotráfico", opinó.

cerrar

"Los delincuentes usufructúan con la desesperación de la gente que necesita la posibilidad de acceder a una vivienda", aseguró Macri y señaló que si la presidenta Cristina Kirchner decide convocarlo estará disponible "para que se recupere el espacio público que fue ocupado de manera ilegal". "No vamos a ceder", concluyó.

En la misma línea, el jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, responsabilizó esta mañana al gobierno nacional por el crecimiento de la inmigración en la Argentina. "Tiene una política muy permisiva respecto a la inmigración", sentenció.

Por otro lado, afirmó que en la zona en la que ayer tuvo lugar el desalojo de 200 familias en el parque Indoamericano habita "gente con necesidades", pero también "vivos y mafiosos". Y añadió: "No hay dudas de que también hay narcos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas